CASTOR (4.228 m)

2.009/08/05 y 2.009/08/06

Segunda visita a los Alpes después de la toma de contacto del año pasado y la incursión en la cota 4.000 con el Dôme de Neige des Écrins, Gran Paradiso, BREITHORN WESTGIPFEL y POLLUX.

Este año decidimos centrarnos en el Macizo del Monte Rosa para "saldar algunas cuentas pendientes" y como primera cumbre elegimos el Castor, a caballo entre el Pollux y el Lyskamm West, otro de nuestros objetivos de este viaje.

English version in this link: CASTOR (13.871 ft). ENGLISH VERSION


SITUACIÓN
Cresta Limítrofe del Valais Central. Alpes.



2.009/08/05. SUBIDA AL REFUGIO QUINTINO SELLA

DATOS DEL REFUGIO QUINTINO SELLA
Teléfono: 0039.0125.366113
Nº plazas: 140
Temporada con guarda: 15 JUNIO - 15 SEPTIEMBRE.
Refugio invernal sin guarda: TODO EL AÑO.
Para más información y reservas, consultar la página web del RIFUGIO QUINTINO SELLA.


PUNTO DE PARTIDA
Colle Bettaforca situado en el Val de Gressoney, dentro del Valle de Aosta (Italia).


Desde Gressoney La Trinité, continuar por la carretera SR 44 que recorre todo el Val de Gressoney desde Pont-Saint-Martin hasta Stafal, pequeña localidad situada al final del valle donde se ubica la Estación de salida y llegada de los funiculares que dan acceso a los valles y cumbres del Macizo del Monte Rosa y principalmente al Refugio Quintino Sella y Refugio Capanna Gnifetti, puntos de partida para la ascensión de las principales cimas de 4.000 metros situadas en Monte Rosa.

Recordar que Stafal es un sitio muy transitado por lo que conviene madrugar para evitar problemas de aparcamiento. Existen múltiples aparcamientos gratuito en Stafal, así como zonas específicas para autocaravanas.


Para llegar a Gressoney La Trinité, situado en el Val de Gressoney, dentro del Valle de Aosta (Italia), ver la GUIA REPSOL o la VIA MICHELIN.

Desde Stafal se puede subir a pie hasta Colle Bettaforca pero lo más habitual es utilizar los remontes mecánicos existentes, perfectamente señalizados:

- Stafal - Santa Ana: funicular o funivia
- Santa Ana - Colle Betaforca: telesilla de dos personas

El billete es único desde Stafal hasta Colle Bettaforca, solo hay que indicarlo al comprarlo en las taquillas de Stafal siendo la duración del trayecto de aproximadamente 30 minutos.

El precio del billete es de 26 €/persona ida y vuelta con la posibilidad de realizar la vuelta como máximo 10 días después de la ida. A la vuelta, al entregar el billete en las taquillas de Stafal, nos devolverán 1 € de fianza del billete.

Para más información sobre los horarios y precios de los remontes para acceder al Colle Bettaforca, consultar la INFORMACIÓN DEL REFUGIO QUINTINO SELLA.


CARTOGRAFÍA
Hoja nº 294 Gressoney 1:50.000. Swisstopo.
Val d'Ayas Val di Gressoney Monte Rosa 1:25.000 Editorial L'Escursionista.


MAPA
Propiedad de L'Escursionista Editore.


RESUMEN
DESNIVEL: 900 metros (+)
DISTANCIA TOTAL: 4 km.
TIEMPO TOTAL: 03:15 horas.
DIFICULTAD: Fácil (F).
Pasos de grado II equipados con cuerdas fijas en el final de la arista rocosa de acceso al refugio.
Itinerario por sendero señalizado en todo el recorrido.

MATERIAL: Nada reseñable.

SUBIDA AL REFUGIO QUINTINO SELLA
El viaje a los Alpes estaba gafado desde antes de marcharnos ya que la semana previa Mane comenzó con unos problemas en las lumbares y yo empecé con molestias en el psoas ilíaco y en la rodilla de la pierna izquierda.

Tras el eterno viaje desde Madrid, que realizamos en la furgoneta durante dos días, el Martes día 2.009/08/04 paramos a dormir en el último aparcamiento situado en Gressoney La Trinité, donde existe un baño público con calefacción que se agradece a primera hora de la mañana.

El Miércoles día 2.009/08/05 después de desayunar nos ponemos en marcha hacia Stafal para no tener problemas con el aparcamiento y sacar los billetes al Colle Bettaforca cuanto antes.

De camino a Stafal recorriendo el Val de Gressoney.



Tras sacar los billetes mientras preparamos las mochilas, Mane se resiente de la espalda y mi rodilla y mi psoas empiezan a fastidiarme, pero aún así nos cargamos como mulas para pasar tres días en el refugio con las correspondientes cenas y desayunos, como si en Quintino Sella no tuvieran nada de comer.

El aparcamiento de Stafal.



A las 12:15 horas nos dirigimos hacia la estación para coger los últimos remontes de la mañana, que paran de 12:30 a 14:15 horas aproximadamente para comer.

El funivia a Santa Ana.


Mientras ya vemos el Castor desde la entrada.


En el funicular de camino a Santa Ana.


Donde tenemos que coger ese telesilla a pocos metros del funivia.


Que nos conduce al Coll Bettaforca.


Donde comienza la subida a Quintino Sella.


Por fin, tras dos días de viaje, comenzamos a andar y mientras Mane se ha "recuperado", yo tengo ligeras molestias fundamentalmente por el peso de la mochila.

El sendero de subida al refugio está señalizado con el número 9 por lo que solamente tenemos que seguir las indicaciones y los hitos que lo marcan desde aquí.


Situados cada pocos metros.


Con la Vincentpyramide en primer plano.


El nevado Ludwigshöhe y el rocoso Corno Negro.


El sendero por donde seguiremos.


Y los impresionantes Lyskamm.


El sendero de camino al refugio va bordeando la Punta Bettolina siempre en dirección Norte y sin posibilidad de pérdida.

Señalizado con el número 9.


En todo momento.


Hasta alcanzar este cruce donde continuamos de frente.


El Gran Paradiso al otro lado del Valle de Aosta.


Y el sendero por el que subimos.


Tras hacer una parada para picar algo, continuamos el ascenso en dirección a Quintino Sella mientras nos cruzamos con algunas cordadas que descienden del refugio hacia el Colle Bettaforca para coger los remontes de la tarde.

Bordeando este cima de 3.000 metros.


Con el Gran Paradiso un poco más cerca.


Por si no teníamos claro a donde vamos.


El Gran Glacier de Véraz a los pies de los Breithorn.


Vamos ganando altura rápidamente.


Mientras seguimos las marcas amarillas.


Alcanzamos un collado situado a la cota 3.280 metros, dejando otro 3.000 de aspecto interesante a nuestra izquierda, mientras ascendemos bordeando por el Este la arista rocosa que conduce al refugio, en busca de la zona de cuerdas fijas situadas en la arista y que se sitúa unos metros más arriba.

El Val de Gressoney unos cuantos metros más abajo.


Aprovechamos este nevero para ascender.


Hasta alcanzar la arista de acceso a Quintino Sella desde donde vemos el Castor.


Con el BREITHORN WESTGIPFEL y Mittelgipfel hacia el NO.


Y el Mont Blanc hacia el Oeste.


Que Mane contempla desde aquí.


Sin entretenernos recorremos la arista en busca de la zona de cuerdas fijas.


Con algún pequeño nevero en el camino.


Avanzando sin complicaciones.


El Gran Paradiso de testigo.


La arista rocosa se recorre fácilmente gracias a la cuerda fija instalada en este tramo y a la existencia de un puente de madera que salva el paso más expuesto de la misma.

Ahora en el puente.


Pasado el tramo más comprometido.


Trepando los últimos metros.


Hasta al puerta de Quintino Sella.


Tras dejar las botas abajo, registrarnos y subir las mochilas a la habitación comunal de la planta de arriba donde vamos a dormir, comemos tranquilamente a pesar del revuelo en el comedor y nos "dopamos" correctamente con Paracetamol de 1 gramo que, personalmente, ha sido mi salvación para dolores y para dormir bien en altitud.

Quintino Sella a media tarde.


El refugio consta de tres plantas, comedor y dormitorios y se encuentra en buen estado de limpieza y conservación a pesar de la cantidad de gente que debe pasar habitualmente por aquí en época de verano.

Los baños se sitúan en un edificio anexo al refugio, donde existe agua corriente tanto para los lavabos como para las letrinas, todo un lujo teniendo en cuenta que nos encontramos a 3.600 metros y la gestión y el transporte de los residuos a esta altitud no es ni sencillo ni barato.

Detrás del refugio se ubica otro edificio donde se sitúa la zona de cocina libre y lo que debe de ser el refugio de invierno que permanece abierto todo el año y donde se encuentran todo tipo de comodidades para cocinar e incluso camas para dormir.

La hora de la cena se aproxima por lo que nos movilizamos del comedor en busca de un poco de tranquilidad mientras hacemos tiempo hasta la hora de irnos a dormir.


La Vincentpyramide que ascenderemos en unos días desde Gnifetti.


El Castor situado tras el refugio.


Que se encuentra rodeado de cimas de 4.000 metros.


Lyskamm, Il Naso y los lejanos Parrots, Ludwig y Corno Negro que también ascenderemos.


Con el mar de nubes a nuestros pies.


Cubriendo los valles alpinos.


Hace frío por lo que decidimos irnos a dormir cuanto antes para intentar descansar y aclimatarnos bien para la jornada de mañana: el Castor nos espera.


2.009/08/06. ASCENSIÓN CASTOR (4.228 m)

Después de nuestra "retirada" por mal tiempo el año pasado, hoy ascenderemos al denominado 4.000 fácil del Monte Rosa, cuya vía normal desde Quintino Sella se realiza ascendiendo por la preciosa Arista Sureste.

Para los coleccionistas de cumbres de más de 4.000 metros, tal y como se detalla en el libro CUATROMILES DE LOS ALPES POR RUTAS NORMALES, en la ascensión al Castor desde Quintino Sella ascenderemos además tres 4.000 secundarios:

- FELIKHORN O PUNTA FELIK (4.174 m)
- CASTOR ANTECIMA SURESTE (4.194 m)
- CASTOR (4.228 m)
- FELIKJOCH O CÚPULA FELIK (4.093 m)


PUNTO DE PARTIDA
Refugio Quintino Sella, guardado del 15 de Junio al 15 de Septiembre.

Para más información, consultar la página web del RIFUGIO QUINTINO SELLA.


CARTOGRAFÍA
Hoja nº 294 Gressoney 1:50.000. Swisstopo.
Val d'Ayas Val di Gressoney Monte Rosa 1:25.000 Editorial L'Escursionista.


MAPA
Propiedad de L'Escursionista Editore.


RESUMEN
DESNIVEL: 800 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 7 km.
TIEMPO TOTAL: 05:00 horas.
DIFICULTAD: Poco difícil inferior (PD-).
Arista de nieve expuesta y algo aérea en algún punto, que con buena huella se realiza con falicidad tanto en el ascenso como en el descenso, extremando la precaución en los adelantamientos y en el cruce de cordadas.
Pendientes de nieve de hasta 40º en la pala de acceso a la Arista Sureste del Castor antes de acceder al Collado Felik.

MATERIAL: Material para la progresión en glaciares. Para más información, consultar el libro PROGRESIÓN EN GLACIARES Y RESCATE EN GRIETAS de la Editoral Desnivel o bibliografía similar.

TRACK LOG GPS
Pinchad en este enlace: WIKILOC 20090806 CASTOR

ASCENSIÓN
Después de mis dolores en la pierna izquierda durante la subida al refugio, gracias al Paracetamol de 1 gramo apenas tengo molestias en el psoas y he conseguido dormir profundamente en Quintino Sella durante siete horas seguidas!

Tras desayunar a las 04:00 horas antes de que se levante el grueso del refugio, nos vamos preparando tranquilamente para evitar los agobios de la hora de salida y a las 05:15 horas ya estamos en la puerta encordándonos para comenzar a andar por el glaciar.

Mientras alguna cordada se prepara junto a nosotros.



Tras terminar de encordarnos y con todo preparado nos ponemos en marcha por detrás del refugio siguiendo la huella que se encamina hacia el Castor a través del Glaciar Felik, detrás de algunas cordadas que han salido antes que nosotros.

Con algo de claridad y avanzando los primeros metros en llano, la pendiente se va incrementando progresivamente mientras ascendemos con rápidez, parece que nos hemos aclimatado bastante bien.

Y observamos las cordadas que nos preceden.


Y las que nos siguen desde Quintino Sella.



Mientras el horizonte se tiñe de color.


Y la luna comienza su descenso.


Siguiendo la ancha huella.


Con la Cara Sur del Castor.


Y las cordadas que nos preceden.


Al pie de la Cara Sur del Castor hacemos una breve parada para hidratarnos mientras observamos el comienzo de la Arista Sureste por donde ascenderemos en dirección al Collado Felik.

El Gran Paradiso y el Mont Blanc detrás nuestro.


Mientras continuamos nuestro avance.


Ascendiendo por esta huella.


Observando las cordadas en dirección al Felikhorn.


Y las que vienen detrás de nosotros.


Ascendiendo sin entretenernos en hacer fotos para no formar atascos en esta zona de la arista con las cordadas existentes, nos aproximamos al Collado Felik bordeando la Cima de la Cúpula Felik o Felikjoch que decidimos ascender a la vuelta con más tranquilidad.

De camino al collado y la pala por la que ascenderemos a la Punta Felik.


Nuetras sombras en el Collado Felik.


Desde donde observamos a otras cordadas por detrás de nosotros.


Y el mar de nubes sobre los valles.


Ascendemos por la pala Este del Felikhorn o Punta Felik, el primero de los 4.000 secundarios que ascenderemos en el recorrido por la vía normal de ascensión al Castor.

Echando un vistazo atrás mientras ascendemos.



En dirección a la cumbre de este 4.000 con un poco de frío.


Desde donde ya vemos la Antecima Sureste y la Cima del Castor.


Y el Gran Paradiso al otro lado del Valle de Aosta.


Cima de la Punta Felik o Felikhorn (4.174 m).


Sin entretenernos más, continuamos el recorrido por la Arista Sureste del Castor descendiendo del Felikhorn en dirección al collado situado entre éste y la Antecima Sureste del Castor, el siguiente 4.000 secundario en la vía normal del Castor.

En el collado previo a la Antecima Sureste.


Viendo el recorrido desde el Felikhorn.


Y el Refugio Quintino Sella desde donde hemos ascendido.


Hasta que alcanzamos la Antecima Sureste del Castor.


Con el Mont Blanc omnipresente.


Y el Cervino que se asoma detrás del Castor.


Cima de la Antecima Sureste del Castor (4.194 m).


Y descendiendo por la Arista Sureste alcanzamos el collado previo a la Cima del Castor.


Ascendiendo los últimos metros por esta preciosa arista alcanzamos la Cima del Castor donde hay unas cuantas cordadas y donde hace bastante frío.

Con los Lyskamm al alcance de la mano.


Cima del Castor (4.228 m).


La vista es espectacular en todas direcciones por lo que aprovechamos para hacer fotos rápidamente antes de que lleguen más cordadas a la cima y descender antes de que comiencen los atascos en la Arista Sureste.

El Macizo del Gran Paradiso.


El Mont Blanc un poco más cerca de aquí.


Ahora con el Dent d'Hérens y el inconfundible Cervino.


No nos cansamos de hacer fotos.


El pequeño POLLUX, que ascendimos el año pasado.


Las cordadas que vienen de Guide d'Ayas o de Klein-Matterhorn.


Lyskamm West y Lyskamm Ost...impresionantes!


Las cordadas que van y vienen por la Arista Sureste.


Y el recorrido que hemos hecho hasta aquí con los 4.000 secundarios al Castor.


El número de cordadas que estamos en la cima comienza a ser excesivo y peligroso por lo que decidimos comenzar el descenso a pesar de que nos quedaríamos todo el día aquí.

Ahora recorremos la arista en sentido contrario.


En el collado entre la Cima del Castor y la Antecima Sureste, en un pequeño sobreancho de la arista para no entorpecer a las cordadas, nos detenemos para hacer alguna foto más.

Todo el Valle de Aosta hasta el Mont Blanc.


La cima está muy concurrida.


Mientras nosotros contemplamos los inmensos glaciares de la parte Suiza.


Empieza a haber demasiado movimiento en la arista y tras cruzarnos con una pareja de Bilbao (Saludos desde aquí) y con un matrimonio con sus dos hijos menores de 10 años, que avanzan por la arista todos sin crampones!, nos ponemos en marcha hacia la Antecima Sureste.

De la que nos separan pocos metros.


Cima de la Antecima Sureste del Castor (4.194 m).


Desde la que seguimos contemplando el Mont Blanc.


Y la arista en dirección al Felikhorn.


Que alcanzamos de nuevo unos minutos más tarde.


Cima de la Punta Felik o Felikhorn (4.174 m).


Desde aquí descendemos en dirección al Collado Felik desde donde ascenderemos a la Cúpula Felik o Felikjoch, último 4.000 secundario del día de hoy.

Al que se asciende desde la vía normal de ascensión al Castor.


Con el Macizo del Gran Paradiso hacia el Sur.


Ahora en el Collado Felik.


Donde encontramos la huella en dirección al Lyskamm West, que seguiremos mañana.


Observando el Weisshorn de camino al punto más alto del Felikjoch.


Cima de la Cúpula Felik o Felikjoch (4.093 m).


Hacemos una parada para beber y comer algo antes de descender hasta el refugio, ya que es relativamente temprano y hay pocas cordadas iniciando el descenso.

Lyskamm desde el Felikjoch.


Se observan las cordadas que ascienden al West por donde, en teoría, ascenderemos mañana.


El famoso paso de Il Naso en dirección al Monte Rosa.


Y algunas cordadas de camino.


Iniciamos el descenso del Felikjoch en dirección al refugio antes de que sea más tarde para no tener problemas con algunas de las grietas existentes en la pala situada detrás del mismo.

El descenso desde el Castor pasando por el Felikhorn.


Mientras la familia sin crampones ha descendido sin problemas.


Descendiendo los últimos metros por la Arista Sureste contemplamos el agrietado Glaciar de Lys.


Y el recorrido hacia el refugio.


Con el Mont Blanc enfrente nuestro.


Mientras vamos dejando atrás el Castor.


Y nos aproximamos a Quintino Sella.


A esta hora alguna de las grietas del Glaciar Felik han empezado a abrirse y es conveniente estar atentos a la hora de cruzarlas ya que los puentes de nieve comienzan a reblandecerse.

Como ésta que cruzamos.


Y observando los Lyskamm.


Y los 4.000 del Monte Rosa que ascenderemos en unos días.


Nos aproximamos a nuestra "morada".


Y nos despedimos del Lyskamm West hasta mañana.


Ya en el refugio decidimos echarnos a dormir un rato antes de comer aprovechando que la mayoría de las cordadas descienden directamente hacia el Colle Bettaforca.

El dormitorio de la planta de arriba.


Tras pasar la tarde en el comedor del refugio nos vamos a la habitación hacia las 19:00 horas ya que el plan para mañana es ascender al Lyskamm West y tenemos que levantarnos muy temprano.

Con la ascensión de mañana en mente, que el año pasado tuvimos de posponer a causa del mal tiempo, nos dormimos: será mañana el día del Lyskamm?



Para consultar otras Ascensiones en Alpes tanto a Cumbres de 4.000 metros como a otras de menor altitud, pinchad en este enlace: ASCENSIONES EN ALPES.
 
 

13 comentarios:

sherpa dijo...

Que envidia Sarita!!!
Impresionantes fotos, y magnifico dia.
Nosotros estuvimos el año pasado y primero no funcionaba el telesilla con lo que tuvimos que hacer la aproximacion completa a patita y luego el dia no acompaño mucho.
Con tu repor ya tenemos las vistas que nos perdimos.
Saludos

nudels dijo...

Hola:

Felicidades, bonitas fotografías y excelente blog me ha gustado mucho.

Ufff, a cuatromil metros se tiene que ver las cosas diferentes ...

1saludo,

quater dijo...

Que buen reportaje,espero poder ir el año que viene con sherpa,felicidades muy buenas fotos

SARITA dijo...

Gracias a los tres por los comentarios.

Sherpa & Quarter, espero que disfrutéis del Castor, a mí me encantó la ascensión y el recorrido por la arista SE es increíble.

Nudels, gracias por visitarnos. Pues sí, a 4.000 metros todo se vé de otra manera... es algo que no debes perderte, te lo recomiendo. El problema es que, al igual que en los Piris con los 3.000, ésto "engancha" y cada año quieres hacer alguno más...

Saludos.

Borja dijo...

Vaya fotos, compañeros!!!!
y vaya ascensión!!!
Esto es alpinismo y no el paseo que nos hemos dado nosotros por el Himalaya!!!
Por cierto, que os debo unas camisetas por lo bien que nos vino vuestro repor del Balitús ym viendo estos de los Alpes, las tenéis más que merecidas...
Así que si me mandas vuestra dirección postal a la dirección de correo thesouthface2008@gmail.com os las mando el lunes.
Ah! y ponedme las tallas!!
Saludos y nos vemos, figuras!

SARITA dijo...

Borja, no me digas que lo vuestro ha sido un paseo!!

En serio, gracias por el comentario, por recomendar nuestro repor del Balaitous y por las camisetas, que nos hace mucha ilusión tener la camiseta de The South Face!!

Un saludo.

JOSE CARLOS dijo...

PRECIOSAS FOTOS E INCREIBLE RECORRIDO. QUEREMOS HACERLA EL PROXIMO MES DE JULIO. TENGO UNA DUDA: ¿DA TIEMPO A HACER LO MISMO QUE VOSOTROS, PERO CONTINUAR LA BAJADA HASTA EL COLLADO DE BETAFORCA LLEGANDO A TIEMPO PARA LLEGAR AL ULTIMO REMONTE DE VUELTA HASTA STAFAL (ES A LAS 5 DE LA TARDE?
UN SALUDO.

SARITA dijo...

José Carlos, gracias por tu visita.

El descenso hasta Colle Bettaforca se puede realizar en la misma jornada sin problemas ya que, como bien dices, el último remonte es a las 17:00 horas. Además, lo normal y lo más seguro por el tema de las grietas en el glaciar, es llegar al refugio a las 11:00 horas como muy tarde.

Nosotros nos quedamos en Quintino Sella con la idea de ascender el Lyskamm Ost al día siguiente, aunque al final no pudo ser..., pero casi todas las cordadas se marchaban de paso hacia Colle Bettaforca o paraban un rato para comer y descansar, haciendo tiempo hasta los primeros remontes de la tarde.

Si necesitas algo más, no dudes en preguntar, el Castor es impresionante, te lo aseguro...

Saludos.

JOSE CARLOS dijo...

Sarita, acabamos de volver del Cástor (primero hicimos el Gran Paradiso), y no habías exagerado absolutamente nada. Es realmente impresionante, pero no sólo la ascensión al Cástor, sino incluso el sendero desde Colle Bettaforca hasta el refugio, con las vistas que tiene.
En cuanto a la subida, la arista impresiona por lo aérea que es, pero lo más complicado fue la pala que da acceso al collado Felik, que estaba completamente helada, y como bien dices en tu reportaje, con su inclinación de cerca del 40% (yo creo que hay tramos incluso más empinados), nos hizo tirar de punta de crampones a base de bien.
Después en la bajada, al darle el sol a esa pala, estaba un poco mejor, y la verdad es que las grietas que hay más abajo, dan bastante respeto. Con el calor el calor que está haciendo, como siga así, en Agosto va a haber que ir de puntillas por allí.
Bueno lo dicho, gracias por tu ayuda, y se lo recomiendo a todos los que les guste la montaña, y eso sí, que no tengan vértigo. Hemos hecho unas fotos absolutamente increíbles, y viendo los Lyskamm delante, entiendo perfectamente que sigáis intentando subirlos, si habéis estado delante delante dos veces sin poder hacerlos, poque son realmente preciosos.
Un saludo, y muchas gracias.

edusimal dijo...

Hola Sarita.
He visto un par de reportajes tuyos y me han encantado.
Solo decirte que explicas con todo detalle vuestros recorridos, y es un placer ver esas bonitas fotos.
He llegado a tu blog através del de Vidal.(el esgallero)
A partir de ahora ya esta tu blog entre mis favoritos.
Un saludote

SARITA dijo...

Jose Carlos, no tengo perdón, se me pasó por completo tu comentario hace ya un año y medio!!! Madre mía, qué desastre... bueno, más vale tarde que nunca, me alegro mucho de vuestra ascensión al Castor, ya ves que no exageraba en absoluto, es una montaña impresionante en un entorno absolutamente indescriptible...

Gracias por contarme vuestra particular aventura... nosotros todavía no hemos podido ascender los Lyskamm... a cambio, estamos al otro lado del charco, en Panamá, esperando bajar a los Andes en breve para estrenarnos en los 5.000 y 6.000... :)

Un abrazo.

SARITA dijo...

Edusimal, pues muchas gracias por tu visita y por tu comentario, me van a salir los colores... ya veo cómo te las gastas, ni siquiera Vidal puede seguirte el ritmo!!

Madre mía, además del Coriscao en bici, que ya está bien, ahora recuerdo vuestra machaca-btt-ascensión a la Torre de Santa María desde la Playa de Cuevas del Mar!! Más de 100 kilómetros entre la bici y el "pateo" y 4000 metros de desnivel, ahí es nada... me quito el sombrero, un par de semanas antes hicimos Torre Santa por la Canal Estrecha durmiendo en La Colladiella y bajando a Caín en el mismo día y recuerdo llegar casi sin piernas a la furgo... :)

Lo dicho, encantada de leerte por aquí, ahora estamos en Panamá, mucha selva y muchas crestas herbosas... y los Andes a la vuelta de la esquina...

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Buenas tardes. Mi nombre es Javier.

He consultado alghna otra de las entradas que teneis. Y son super claras y muy bien explicadas. Gracias.


Llevo idea de hacer esta ruta que habeis hecho este verano. Principios de agosto. Y también voy a ir con furgo. La unica duda que me entra después de leer vuestro relato es si hay algún problema para dormir en la furgo en la zona de gressoney. Es decir si nos pueden poner pegas por el hecho de haber un camping por la zona.

Muchas gracias por esta entrada y por otras. Para mi ha sido de granayuda para decidirme que hacer.