PICO DE PADERNA (2.629 m)

2009/01/17

Ascensión al solitario Pico de Paderna situado en un entorno privilegiado rodeado de algunas de las grandes cumbres del Macizo de La Maladeta.

Nuestra idea inicial era ascender al PICO MIR pero la nieve polvo durante todo el recorrido nos obligará a cambiar nuestro objetivo inicial por otro más cercano.


SITUACIÓN
Macizo de la Maladeta. Parque Natural de Posets - Maladeta. Pirineo de Huesca.


PUNTO DE PARTIDA
Aparcamiento del Hospital de Benás.

Desde Benasque, continuar por la carretera A-139 hacia el final del valle y tomar el desvío a Llanos del Hospital. Continuar por la carretera, dejando un primer aparcamiento a mano izquierda, hasta llegar al aparcamiento del Hospital de Benás.

Este aparcamiento suele estar restringido, excepto para los usuarios del mismo, y casi siempre completo, por lo que se recomienda aparcar en el aparcamiento situado unos 500 metros antes.

Para llegar a Benasque (Huesca), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Valle de Benasque 1:30.000. Editorial Alpina.
Benasque-Ball de Benás 1:40.000. Editorial Pirineo.


MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 1.000 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 7 km.
TIEMPO TOTAL: 08:15 horas.
DIFICULTAD: Fácil Superior (F+).
Pendientes de nieve de hasta 40º en la salida del bosque de la Pleta de Paderna y en la pala de acceso a la cima.
En este caso, la nieve polvo le da un plus de dificultad a la ascensión.

MATERIAL: Equipo básico invernal; raquetas recomendable.

ASCENSIÓN
Después de dormir en el coche, desayunamos y nos preparamos sin prisa pero sin pausa, el día no ha salido muy despajado y hace frío, tal y como anunciaba la previsión.

Salimos el aparcamiento del Hospital de Benás y tomamos la pista de esquí de fondo que sube hasta La Besurta en esta época del año... unos metros más arriba nos desviamos siguiendo una huella que se dirige hacia la Pleta de Paderna.

Avanzamos entre el bosque, siguiendo la huella en todo momento. Fuera de la huella, la nieve está sin transformar y nosotros hemos dejado las raquetas en el coche... :)


Antes de la pala final de salida de la Pleta de Paderna, la huella finaliza... a partir de aquí, nos toca abrir huella en nieve polvo y sin raquetas, por lo que asumimos que vamos a sufrir un poco.

Ésto sólo acaba de empezar...


Tras la pala final, salimos del bosque y nos dirigimos hacia los Tubos de Paderna, situado entre la Tuqueta Blanca de Paderna y el Pico de Paderna, de ahí su nombre.

El Valle de Remuñe durante la ascensión hacia los Tubos de Paderna.


Avanzando lentamente aprovechando la huella del otro.


Según avanzamos nos turnamos para abrir huella, buscando las palas menos inclinadas, ya que en las de mayor inclinación, nos hundimos hasta la cintura.

Vista atrás con el Salbaguardia vigilando.


El cielo sigue cubierto y la nieve polvo nos dificulta el avance.


A la altura de la Tuqueta Blanca de Paderna, analizamos la situación y decidimos cambiar de planes... el TERCER PICO OCCIDENTAL DE LA MALADETA queda muy lejos todavía por lo que nos tocaría volver de noche y reventados, lo que no nos convence a ninguno de los dos.

Consultando la cartografía de la zona, decidimos acercarnos al cercano Pico de Paderna, es la única opción asequible... desde donde nos encontramos, iremos en dirección del Collado de Paderna y, sin necesidad de llegar hasta allí, remontaremos las palas que nos llevan directamente a la cima.

Pico de Paderna tras el cambio de planes.


Mane se hunde hasta la rodilla con más frecuencia de lo que desearía.


Con la Tuqueta Blanca de Paderna detrás.


Antes de afrontar la última pala, dejamos las mochilas para subir más ligeros, aunque con la nieve tan blanda es casi imposible el avance.

La pendiente ronda los 40º y la nieve está sin transformar, por lo que nos hundimos a cada paso... aún con el cambio de planes, la jornada promete ser larga.


LA MALADETA y parte de los Picos Occidentales desde la pala final.


Mis huellas en la pala final.


Del PICO MIR al Pico de Alba vigilando nuestro avance.


Al final de la pala lo que nos queda hasta la cima es un paseo... avanzamos manteniendo una distancia prudencial de la cresta cimera por las posibles cornisas existentes.

La cima al alcance de la mano.


En los metros finales, con la Tuca Blanca de Paderna y su cresta de fondo.


Tras casi 5 horas desde el coche, donde las raquetas nos esperan tranquilamente, y 1 hora desde donde hemos dejado las mochilas, alcanzamos el punto más alto de este solitario mirador.

Cima del Pico de Paderna (2.629 m).


La meteorología nos da un respiro, el día se ha despejado relativamente y la temperatura empieza a ser agradable, por lo que disfrutamos en la cima mientras hacemos unas cuantas fotos.

A pesar de ser un pico modesto, el Pico de Paderna es el perfecto mirador de esta zona del Pirineo Central y la alternativa para jornadas como la de hoy.


Salbaguardia y Pico de la Mina.


Las Cumbres del Vall de Arán.


Panorámica desde el PERDIGUERO al Pico de la Mina.


El impresionante PERDIGUERO.


Pico de Alba y algunos esquiadores de camino (pinchad en la imagen).


LA MALADETA y los Occidentales de la Maladeta desde la cima.


Observando el mar de cumbres...


... en este solitario mirador.


Comienza a hacer algo de frío por lo que tras la sesión de fotos descendemos hasta el lugar donde hemos dejado las mochilas.

Mane en el descenso.


La temperatura aquí es más que agradable por lo que paramos para comer durante 1 hora mientras contemplamos a algún esquiador que desciende del Pico de Alba.

Después de reponer fuerzas, reemprendemos el descenso directamente hacia los Tubos de Paderna, con alguna "metedura de pata" por culpa del estado de la nieve.

Salbaguardia y Pico de la Mina un poco más despejados que hace un rato.



Pico de Paderna en el descenso por los Tubos de Paderna.


Mall Pintrat abusando de zoom.


La cresta hacia el Sacroux con el cielo medio despejado.


Continuando el descenso por los Tubos de Paderna, intentamos seguir nuestras huella para hundirnos lo menos posible aunque algunos se siguen hundiendo hasta la rodilla.

Me adelanto en el descenso.


Mall Pintrat o Pico de Puerto Viell desde el inicio del bosque.


Desde aquí, bajamos siguiendo nuestras propias huellas hasta la pista de esquí de fondo que sube hasta La Besurta para continuar hasta el aparcamiento del Hospital, repleto de coches a esta hora de la tarde.

La vuelta a casa será otra historia.



Para consultar otras Ascensiones en el Parque Natural de Posets - Maladeta o en los Pirineos, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.