LA MALADETA O MALADETA ORIENTAL (3.308 m). VÍA NORMAL O CORREDOR DE LA RIMAYA (PD/100 m/50º máx)

2.009/05/16

Después de casi dos meses sin subir al Pirineo, nos acercamos hasta Benasque para ascender a La Maladeta, ascensión que ya habíamos cancelado en variar ocasiones y que se estaba haciendo esperar durante demasiado tiempo.

English version in this link: LA MALADETA OR MALADETA ORIENTAL (10.853 ft). NORMAL ROUTE OR CORREDOR DE LA RIMAYA (PD/100 m/50º máx). ENGLISH VERSION


SITUACIÓN
Macizo de la Maladeta. Parque Natural de Posets - Maladeta. Pirineo de Huesca.


PUNTO DE PARTIDA
Aparcamiento de Llanos o Plan del Hospital, situado 500 metros antes del aparcamiento del Hospital de Benás.

Desde Benasque, continuar por la carretera A-139 hacia el final del valle y tomar el desvío a Llanos o Plan del Hospital. Unos 500 metros antes de llegar al aparcamiento del Hospital de Benás, que suele estar restringido excepto para los usuarios del mismo y casi siempre lleno, existe un aparcamiento donde se puede aparcar.

Para llegar a Benasque (Huesca), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Valle de Benasque 1:30.000. Editorial Alpina.
Benasque-Ball de Benás 1:40.000. Editorial Pirineo.


MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 1.700 metros (+/-), 100 metros (+/-) el corredor.
DISTANCIA TOTAL: 15 km.
TIEMPO TOTAL: 11:15 horas.
DIFICULTAD: Poco Difícil (PD).
Pendientes de nieve de hasta 50º en la Canal o Corredor de la Rimaya o del Collado de la Rimaya, que dá acceso al Collado de la Rimaya, previa a la pala final antes de la cumbre.
El descenso se realiza por la misma canal por lo que debe tenerse en cuenta en caso de no tener demasiada experiencia en el descenso de canales de esta inclinación.

MATERIAL: Equipo básico invernal; casco imprescindible; dos piolets recomendable.

ASCENSIÓN
Después del viaje en coche hasta Benasque, ascendemos por la carretera en dirección a Llanos del Hospital y aparcamos en el aparcamiento que hay antes de llegar al Hospital de Benás, lleno de coches como era previsible.

Tras pasar la noche en la furgoneta, nos levantamos, desayunamos y preparamos los trastos mientras observamos que todos los que han dormido en el aparcamiento salen con esquís.


Con las primeras luces del día.


Nos ponemos en marcha por la carretera en dirección al Hospital de Benás.


Mientras contemplamos las cimas que nos rodean.


En el ascenso por la pista a La Besurta.


Por la que avanzaremos un buen rato.


Dejando el Hospital de Benás atrás.


Mientras continuamos "llaneando" sobre el asfalto.


Con el Mall Pintrat detrás nuestro.


Ahora un poco más cerca.


Y unos poco más arriba, el Pico de Paderna a la derecha.


Tras avanzar durante un buen rato.


Nos topamos con los Ibones de Plan d'Están que han inundado la pista.


Y que bordearemos por aquí.


Decidimos parar para ponernos los crampones, hidratarnos, quitarnos algo de ropa de abrigo y, fundamental e importantísimo, darnos crema solar.

Mientras tanto, el sol nos sorprende.


En nuestro avance por la pista.


Que abandonamos para seguir a media ladera.


Con el Salbaguardia de fondo.


Mientras vemos a los primeros esquiadores.


Y vamos dejando atrás los ibones.


Con el Pico de la Renclusa cada vez más cerca.


Que nos indica que nos acercamos al Refugio.


Desde donde vemos por donde tenemos que continuar.


Y contemplamos los que nos preceden, que por suerte irán al Aneto.


Desde las proximidades del Refugio de La Renclusa, sin necesidad de pasar por él y sin perder altura, nos encaminamos en dirección a la eterna pala que asciende por el Glaciar de La Maladeta hasta la cima de la misma, coincidente al principio con la ruta de los Portillones de ascensión al Aneto.

Hacia allí nos dirigimos.


Mientras La Renclusa va quedando atrás.


Y nosotros ascendemos siguiendo las huellas.


Haciendo alguna parada.


Observando el desnivel de la pala.


Que al final se inclina un poco más.


Para continuar "llaneando".


Con el Salbaguardia y el camino al Portillón de Benás.


Que Mane no para de fotografiar.


Desde el Pico de Paderna hasta la Tuqueta de Bargues.


Pero tenemos que continuar.


Con el valle a nuestros pies.


Ascendiendo poco a poco.


Con las cumbres del Vall de Arán que empiezan a asomar a nuestra izquierda.


Y el Portillón Superior un poco solitario.


Y tras la ascensión por esta larga pala.


Por fin vemos La Maladeta.


Cada vez un poquito más cerca.


Mientras echamos la vista atrás.


Y remontando metro a metro.


En dirección a la Cresta de los Portillones.


Alguien nos sobrevuela.


E intuimos, por fin, el acceso al Collado de la Rimaya.


Y las cimas del Vall de Arán se asoman por completo.


Viendo el Corredor de la Rimaya o del Collado de la Rimaya, por donde ascenderemos.


Mientras bordeamos la Cara Norte de La Maladeta en nuestra aproximación a la canal...


... un tanto concurrida a esta hora del día.


A los pies del Corredor de la Rimaya, paramos para ponernos el casco e hidratarnos un poco, mientras observamos el aspecto de la misma, con una inclinación media de 40º - 45º, aunque en el tramo intermedio, donde hay un resalte totalmente cubierto, aparenta tener más inclinación.

De camino a la entrada de la canal...


... vamos ganando altura...


... pero con la huella existente...


... vamos ascendiendo sin problemas...


... con la cresta al Pico Collado de la Rimaya a la derecha...


... mientras la inclinación aumenta ligeramente...


... en la parte intermedia...


... donde alcanza los 50º...


... pero ya vemos la salida de la misma...


... y afrontamos los últimos metros...


... para llegar al Collado de la Rimaya.


Desde donde observamos lo que nos queda para la cima.


Mientras el Pirineo comienza a cubrirse.


Y de camino a la cumbre de La Maladeta.


POSETS, donde estuvimos a principios de año, desaparece tras las nubes.


Y por terreno fácil y sin complicaciones.


Con medio Pirineo a nuestra espalda.


Mane llega a la cima.


Donde la vista se cierra por momentos.


En todas direcciones.


Cima de La Maladeta (3.308 m).


El cielo está bastante cubierto, la visibilidad no es muy buena y el viento es molesto por lo que decidimos no entreternos demasiado haciendo fotos.

La roca cimera de La Maladeta.


La Cresta al Pico Collado de la Rimaya y el Pico Cordier.


El Pirineo Central totalmente cubierto.


La Cresta al Pico Abadías a la derecha.


Maldito ahora se muestra tímidamente...


... con su recortada Cresta del Medio...


... y la Cresta de los Portillones.


Tras esperar unos minutos, el cielo sigue cubriéndose y no podemos disfrutar de las vistas desde aquí, una lástima pero tenemos que marcharnos.

Iniciamos el descenso hacia el Collado de la Rimaya.



Mientras el Maldito hace el amago de destaparse.


Y nosotros continuamos el descenso.


Hasta llegar al Collado de la Rimaya.


Donde iniciamos la bajada por la Canal.


Con cuidado en todo momento.


Pero antes de descender, una última mirada al Pico Cordier, donde estuvimos hace un año.


Y otra a La Maladeta.


Me refugio del viento un par de metros más abajo del collado antes de comenzar el descenso, esperando a que Mane descienda por el corredor para evitar incidentes en caso de caída.

Que ya se encuentra en la parte más inclinada.


Que supera sin ningún problema.


Y mientras yo desciendo por estos escalones.


Mane observa mi descenso por la canal.


Sentado tranquilamente.


A los pies de la canal, paramos para comer, hidratarnos correctamente y reponer fuerzas después del descenso y del viento de la cima, mientras observamos como el día se estropea y el cielo se cubre totalmente.

Tras 1 hora y 30 minutos de descanso, decidimos iniciar el descenso por la eterna pala del Glaciar de La Maladeta que, sin raquetas, promete ser entretenida.

Con las nubes avanzando.



En todas las direcciones.


Comenzamos a descender.


Nos despedimos del Corredor de la Rimaya.


Y la propia Maladeta.


Mientras las nubes cubren el Pirineo.


Y algunos descienden a toda velocidad, ¡qué envidia!.


Nosotros seguimos andando.


Alejándonos de La Maladeta, que se ha cubierto por completo.


Y pensando en lo que nos queda por bajar.


Alguien practica el "culo-esquí".


Mientras contemplo la subida al Portillón de Benás en la ascensión al Salbaguardia, que hicimos hace unos años.


Y el PICO DE PADERNA, donde estuvimos en el mes de enero.


Y el Ibon de La Renclusa.


Y otros siguen "culo-esquiando".


Hacia el fondo del valle.


Con la imagen del Sacroux, donde estuvimos hace año y medio.


Mientras tanto, la gente se busca la vida con una bolsa de plástico.


Pero algunos meten la pata hasta el fondo.


Y nos aproximamos a La Renclusa.


Desde donde vemos lo que hemos descendido.


Situados muy cerca del refugio.


Para continuar siguiendo nuestras huellas de esta mañana.


En dirección a los Ibones de Plan d'Están.


Con algunas nubes que amenazan lluvia.


Y tras dar un pequeño rodeo.


Contemplamos el Refugio de Plan d'Están.


Y nos aproximamos por fin a los Ibones.


Que cubren la pista hasta bien entrado el verano.


Desde donde contemplamos algunas cumbres que ya hemos ascendido.


Y tras cruzarlos, avanzamos por la pista por la que ascendimos hace unas horas.


En dirección al Hospital de Benás.


Mientras contemplamos las Tucas de Lliterola.


Cada vez un poco más cerca.


Junto al aparcamiento de Llanos del Hospital.


Recorremos los últimos metros hasta llegar a la furgoneta y tras descargar todos los trastos, nos bajamos a Benasque para consultar el tiempo de los próximos días.

Viendo la previsión de lluvias para mañana, decidimos posponer de nuevo el Pico Mir y marcharnos directamente hasta Ordesa: el Perdido nos espera.



Para consultar otras Ascensiones a las Cumbres de más de 3.000 metros de los Pirineos, pinchad en este enlace: TRESMILES DE PIRINEOS.


Para consultar otras Ascensiones en el Parque Natural de Posets - Maladeta o en los Pirineos, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.
 
 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola

Enhorabuena por las fotos, son impresionantes.
Mañana vamos a intentar subir al Maladeta.
Tenia muchas ganas, pero despues de ver vuestro bloc, ganas locas.

Un beso a todos

Andrea

SARITA dijo...

Andrea, gracias por el comentario y por tu visita!!

Personalmente, tenía muchas ganas de subir a La Maladeta desde hacía tiempo... espero que lo disfrutéis tanto como nosotros, aunque el día no nos acompañó demasiado... ya me contarás.

Un saludo.

nudels dijo...

Ufff, bonita entrega y todo "a pelo" sin raquetas y sin tablas me gusta vuesta disciplina al monte y para arriba cueste lo que cueste, emocionante paso ese que te deja arriba sobre todo en el descenso.

Las fotografías espectaculares y "la paliza" que os habéis pegado también...

Y el calzado me imagino con gore-tex, jeje.

1saludo,
Pdta.Por cierto precioso valle ese que llamas Arán.

SARITA dijo...

La Maladeta es impresionante!! Ya sabes que nosotros llegamos a la cima cueste lo que cueste, normalmente sin raquetas por lo que la "paliza" suele ser considerable en ésta y en otras Ascensiones...

La Canal del Collado de la Rimaya es muy entretenida, sobre todo en el descenso, mejor con dos piolos, je, je... Lo ideal es llegar con las tablas hasta el pie de la canal, subir hasta la cumbre y descender por la eterna pala del Glaciar de la Maladeta hasta la puerta de Renclusa, no te digo más...

No dudo que ese Vall d'Arán es impresionante, tendremos que hacer una visita por allí para comprobarlo personalmente...

Un abrazo!!