PERDIGUERO (3.222 m). CRESTA PERDIGUERO E - PERDIGUERO - PERDIGUERO W - TUCA DE LLITEROLA - PICO ROYO - PUNTA DE LLITEROLA - AGUJA DE LLITEROLA (F+/300 m/II máx)

2007/09/09

Larga jornada en la que ascenderemos el mítico Perdiguero y los 3.000 situados entre el Collado Superior e Inferior de Lliterola, ascendiendo por el Valle de Remuñe y descendiendo por el Valle de Lliterola, completando una vuelta circular altamente recomendable.

En total ascenderemos 7 cimas de más de 3.000 metros de altitud, en este orden cronológico:

- PICO PERDIGUERO ORIENTAL (3.170 m)
- PERDIGUERO (3.222 m)
- PICO PERDIGUERO OCCIDENTAL (3.176 m)
- PERDIGUERO (3.222 m)
- TUCA DE LLITEROLA (3.095 m)
- PICO ROYO (3.121 m)
- PUNTA DE LLITEROLA (3.132 m)
- AGUJA DE LLITEROLA (3.028 m)


SITUACIÓN
Parque Natural de Posets - Maladeta. Pirineo de Huesca/Francia.


PUNTO DE PARTIDA
Final de la carretera A-139 que asciende por el Valle de Benasque.

Desde Benasque, continuar por la carretera A-139 que remonta el propio valle, hasta alcanzar el final de la misma, sin desviarse en ningún momento obviando los desvíos existentes al Valle de Ballibierna, Baños de Benás y Hospital de Benás. Tras remontar todo el valle, la carretera finaliza aproximadamente en el P.K. 73, donde se puede aparcar el coche.

Para llegar a Benasque (Huesca), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Valle de Benasque 1:30.000. Editorial Alpina.
Benasque-Ball de Benás 1:40.000. Editorial Pirineo.


MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 2.100 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 18 km.
TIEMPO TOTAL: 12:30 horas.
DIFICULTAD: Fácil Superior (F+).
Paso de grado II en el descenso del Perdiguero al Collado Superior de Lliterola y en la trepada a la Aguja de Lliterola.
Desnivel acumulado y longitud del recorrido importante para realizarla en una sola jornada.

MATERIAL: Nada reseñable; casco recomendable.

ASCENSIÓN
Tras la ascensión de ayer al Sacroux dormimos en el coche al final de la carretera A-139, donde curiosamente estamos solos a pesar de ser puente en Catalunya.

Nos despertamos pronto y después de desayunar, preparamos las mochilas y nos ponemos en marcha por la carretera, retrocediendo unos metros en dirección al sendero que asciende por el Valle de Remuñe, situado a mitad de camino entre el Barranco de Remuñe y el final de la carretera.

El sendero en los primeros metros.



De este solitario Valle de Remuñe.


Ascendiendo en todo momento, vamos remontando el valle siguiendo el sendero que discurre por el lugar más practicable, situado en el lado derecho de la Aigüeta de Remuñe y que cruza un par de torrenteras.

Ya viene el sol.


Por donde hemos de continuar.


Mientras avanzamos paralelos al cauce.


Continuamos el ascenso, mientras observamos un grupo de tres montañeros que nos siguen de cerca, siendo los únicos que hemos visto en todo el valle.

La Forca Remuñe cada vez más cerca.


Mientras el sol comienza a apretar.


Unos metros más arriba, alcanzamos una bifurcación donde hacemos una pequeña parada para hidratarnos y donde coincidimos con los tres montañeros de Girona que nos seguían desde el comienzo.

Tras unas palabras (Un saludo desde aquí), nos despedimos ya que ellos toman el desvío hacia el Boum, mientras que nosotros continuamos en dirección al Portal de Remuñe.


Perfectamente señalizado.


Desde este punto avanzamos paralelos al Río Remuñe que desagua del Ibonet de les Arenals, dejándolo primero a nuestra izquierda para cruzarlo posteriormente y continuar por la otra orilla, siguiendo los rastros de sendero.

De ahí venimos.


Continuando la ascensión por el sendero.


Mientras ya vemos la Tusse de Remuñe, el Rabadá y el Navarro a la derecha de la Forca Remuñe.


Vamos ascendiendo hacia el Portal de Remuñe, donde la pendiente se incrementa y los rastros de sendero están señalados con hitos cada pocos metros, mientras dejamos a nuestra izquierda el Pico de Remuñe.

Y un poco más arriba, ya vemos la silueta del BOUM.


La cresta hasta el Mall Pintrat, a la derecha del todo.


Y el Valle de Remuñe por donde hemos ascendido.


Y avanzando por este caos de rocas.


Alcanzamos el Portal de Remuñe, con el Perdiguero de frente.


Desde aquí, hemos de descender casi 100 metros hasta el nivel de desagüe del Ibón Blanco de Lliterola y posteriormente remontar la pedrera que conforma la Cara Este del Perdiguero.

Hacia allí nos dirigimos.


Y un poco más arriba, ya vemos la Cima del Perdiguero.


Y casi todos los 3.000 que recorreremos en el día de hoy.


Tras el sube y baja, alcanzamos el desagüe del ibón.


Rodeado de cimas de más de 3.000 metros.


Desde este punto, comenzamos el ascenso por la ancha arista del Perdiguero en dirección a la primera cima del día, avanzando por un canchal de rocas y bloques donde el avance se hace incómodo en ocasiones por el tamaño de los bloques.

Mientras contemplamos el Valle de Estós.


Y ganando altura vemos el Macizo de la Maladeta y parte del Pirineo hacia el Este.


Maupas y BOUM a su derecha.


Y los Cabrioles, con el Ibón Blanco a sus pies.


Hasta que alcanzamos un hito que no es la Cima Este.


Y vemos lo que nos queda hasta el Perdiguero.


Con POSETS a nuestra izquierda.


Mientras continuamos por la ancha arista viendo la caída hacia el ibón


Que se sitúa unos cuantos metros más abajo.


Ascendiendo los últimos metros alcanzamos la primera "cima", que realmente es una pequeña elevación en la cresta de camino al Perdiguero de más 3.000 metros de altitud.

Cima del Pico Perdiguero Oriental (3.170 m).


Desde donde contemplamos de nuevo el Posets y el Macizo del Cotiella a su izquierda.


Lo que nos queda al Perdiguero.


Y parte de la cresta que recorreremos.


Sin entretenernos más, continuamos el avance dejando atrás el Pico Oriental.


Con el Lézat a la izquierda de la "Cresta de Lliterola".


Observando el Pico Oriental, que ahora sí parece una cima independiente del Perdiguero.


Hasta alcanzar el punto más alto de la jornada.


Cima del Perdiguero (3.222 m).


En la cumbre nos encontramos a unas 30 personas!! por lo que decidimos comenzar el descenso hacia el Pico Occidental del Perdiguero, aparentemente más tranquilo que su hermano mayor.

Como tenemos que volver a pasar por el Perdiguero antes de descender a la "Cresta de Lliterola", decidimos posponer el grueso de fotos en la cima, confiando que dentro de un rato encontraremos mucha menos gente aquí.


Hacia el Norte, el Gourgs Blancs.


Los Cabrioules, la amplia cima de la Tusse de Remuñe y la Cresta al Maupas.


El Pico Oriental, por donde hemos pasado hace unos minutos y de fondo el Macizo de la Maladeta.


Sin entretenernos, descendemos hacia el Pico Occidental que vemos ahí abajo.


Con el Grand Quayrat y el Lézat escoltando el Lac du Portillon d'Oô.


Y descendiendo por esta cresta-pedrera.


Nos aproximamos a la cima.


Donde existen varios hitos.


Cima del Pico Occidental del Perdiguero (3.176 m).


Al contrario que en el Perdiguero, en el Pico Occidental no hay nadie por lo que nos tomamos nuestro tiempo para comer, descansar y hacer fotos desde esta cima panorámica.

El verdor del Valle de Estós.


POSETS y el Macizo del Cotiella al fondo.


Ahora un poco más cerca.


Las Tres Sorores y la Cresta de la Punta del Sabre al BACHIMALA y el Vignemale al fondo.


Y el Pico Seil dera Baquo y sus satélites.


Tras más de 1 hora en la cima, decidimos continuar con nuestro itinerario en dirección a los 3.000 de la "Cresta de Lliterola", pasando de nuevo por el Perdiguero.

Foto de despedida.


Y observando el Grand Quayrat y el Lézat.


Nos ponemos en marcha.


En dirección a la Cima del Perdiguero.


Y tras recorrer andando la ancha cresta.


Nos acercamos de nuevo al punto más alto.


Al llegar a la cima, apenas hay gente en comparación con la "manifa" que encontramos hace un rato, por lo que ahora sí aprovechamos para hacer alguna foto más antes de continuar hacia el Collado Superior de Lliterola.

Cima del Perdiguero (3.222 m).


Desde donde vemos el Pico Occidental, de donde venimos.


Pico Seil dera Baquo y las cumbres que rodean al Gourgs Blancs.


El Lac du Portillon d'Oô.


Y el hito que marca el punto más alto del Perdiguero.


Se hace tarde por lo que decidimos movilizarnos a pesar de que estaríamos todo el día haciendo fotos desde aquí.

Una última panorámica.



Sin entretenernos más tiempo en la cima, iniciamos el descenso por la cresta NE del Perdiguero en dirección al Collado Superior de Lliterola.

Observando la amplia "cresta" que vamos a recorrer.


Y el Pico Oriental del Perdiguero, por donde hemos ascendido hace un rato.


Mientras continuamos el descenso, apoyando las manos en algún punto.


Con los 3.000 situados entre los dos collados de Lliterola.


El Lac du Portillon d'Oô a la izquierda.


Y el Ibón Blanco de Lliterola a la derecha.


Dejando el Perdiguero detrás de nosostros.


Tras ascender unos metros alcanzamos un hito en mitad de la cresta, como si marcase una cota intermedia, desde donde continuamos descendiendo hacia el Collado Superior de Lliterola.

Viendo la Cara Norte del Perdiguero.


Y lo que nos queda por recorrer.


Unos metros más abajo, alcanzamos el paso más complicado de toda la jornada, un grado II que se destrepa sin demasiadas complicaciones, desde donde continuamos andando.

Tras pasar las "dificultades".


Y desde el Collado Superior de Lliterola continuamos el ascenso hacia la siguiente cima.


Desde donde vemos el descenso completo desde el Perdiguero.


Cima de la Tuca de Lliterola (3.095 m).


Con el Ibón de Lliterola y el Macizo de la Maladeta a un lado.


Y Gourgs Blancs y Seil dera Baquo al otro.


Sin entretenernos más en esta cima, nos dirigimos hacia el Pico Royo, cuya cima es de color rojizo por las rocas que lo componen.

Dejando atrás la Tuca de Lliterola.


Hasta alcanzar una cota previa antes del Pico Royo.


Desde donde todavía vemos el Posets gracias al Portillón de Oò.


La Punta de Lliterola a la derecha y el Pico Royo.


Cuya cumbre alcanzamos inmediatamente.


Cima del Pico Royo (3.121 m).


Observando el recorrido desde el Perdiguero.


Pic Gourdon, Spijeoles y Belloc.


El Lézat frente a nosotros.


Y dejando el Pico Royo atrás, continuamos en dirección a la Punta de Lliterola.


Viendo lo que nos queda hasta llegar a ella.


Descendiendo la amplia cresta.


Y tras el posterior ascenso alcanzamos el punto más alto.


Cima de la Punta de Lliterola (3.132 m).


Observando el Lac du Portillon d'Oô.


Ahora en panorámica con el impresionante Lézat.


El esbelto Maupas.


El Ibón Blanco de Lliterola y al fondo el Valle de Cregüeña.


Y el recorrido realizado hasta aquí.


Después de unos minutos en la cima nos encontramos con los tres montañeros de Girona que van en sentido contrario al nuestro, de camino hacia el Perdiguero después de pasar por los Cabrioules, qué máquinas!

Tras unas palabras con ellos, que se marchan de paso, decidimos continuar hacia la última cima del día para completar nuestra jornada.


Con los impresionantes Cabrioules y la cresta que los une al Maupas.


Mientras echamos un vistazo atrás.


En medio de la cresta, alcanzamos un gran hito a modo de cota intermedia entre la Punta de Lliterola y la Aguja de Lliterola, situada esta última junto al Collado Inferior de Lliterola.

Por si acaso, nos hacemos una foto en esta cota.


Desde donde vemos el Lézat y el Grand Quayrat de nuevo.


La cresta por la que tenemos que continuar.


Y el extinto Glaciar de Lliterola.


Continuamos el descenso de la Punta de Lliterola en dirección a la Aguja de Lliterola, mientras la cresta parece afilarse ligeramente y nos obliga a realizar algún que otro destrepe que, francamente, agradecemos.

Esto se pone un poco interesante.


Y unos metros más abajo, intuimos donde se localiza la Aguja de Lliterola.


Camuflada con la Cara Sur de los Cabrioules.


Así que descendemos hacia ella.


Para ascender hacia su cima.


Mane no tiene muchas ganas de trepar, pensando más en la vuelta que nos queda todavía, así que tras dejar mi mochila me dispongo a ascender al 7º y último 3.000 del día.

Que tiene una trepada entretenida.


Hasta alcanzar el punto más alto.


Cima de la Aguja de Lliterola (3.028 m).


Con el Lézat a mi espalda.


Mientras Mane me observa desde la base de la aguja.


Sin entretenernos más, desciendo de la Aguja de Lliterola y tras recoger mi mochila iniciamos el descenso en dirección al Ibón Blanco de Lliterola sin pasar por el Collado Inferior de Lliterola, confiando en recortar algo de tiempo.

Tras un descenso un tanto incómodo por la sucesión de bloques, buscando el terreno más practicable para bajar y sin rastro de hitos, nos aproximamos al ibón.


Que bordearemos por la derecha.


Echando un vistazo al descenso realizado hasta aquí.


Hasta llegar al ibón.


Y sin entretenernos lo bordeamos contemplando los Cabrioules.


Y alcanzamos el desagüe del ibón hacia el Valle de Lliterola.


En este punto decidimos descender directamente por el Valle de Lliterola hacia el Valle de Benasque, evitando así ascender al Portal de Remuñe, aunque posteriormente tengamos que ascender por la carretera hasta el final de la misma, donde hemos aparcado el coche.

Un último vistazo antes de marcharnos.


Tras despistarnos y meternos por una pared sin salida, que cae sobre el valle, decidimos dar la vuelta sobre nuestros pasos de nuevo hacia el desagüe del ibón.

Pero antes una última mirada al Perdiguero.


Y al Perdigueret.


Al llegar al desagüe del ibón, nuestros amigos de Girona nos han adelantado y están descendiendo por el valle, delante de nosotros, por lo que ahora ya no podemos despirtarnos.

Desde aquí vamos siguiendo los hitos en todo momento, que nos conducen en descenso por la zona más practicable.


Y tras las rocas, avanzamos siguiendo una senda.


Por el lado izquierdo del Barranco de Lliterola en sentido descendente.


Y unos metros más abajo, ya vemos el Valle de Cregüeña.


Mientras la tarde va cayendo.


Sin entretenernos ni un minuto, descendemos lo más rápido que podemos para intentar llegar al coche antes de que anochezca, pensando además en los Kilómetros extra que nos esperan por la carretera.

Dejando atrás el Perdiguero y el Perdigueret.


Mientras continuamos el descenso.


Con las últimas luces sobre el Pico del Alba.


Desde aquí, descendemos por el sendero, perfectamente marcado y señalizado hasta llegar a la carretera A-139, donde nos encontramos a dos de los tres montañeros de Girona, que nos comentan que uno de ellos ha subido corriendo a por su coche.

Tras comentar la jornada de hoy y comentar algo sobre la famosa, sobre todo en Catalunya, Matagallas-Montserrat del fin de semana que viene, donde uno de ellos, Pere, también va a participar, nos insisten varias veces en que nos acercan hasta nuestro coche, por lo que accedemos encantados ahorrándonos así los 3 Kilómetros de subida.

Después de despedirnos de ellos, confiando en volver a coincidir algún día en la montaña o bien en la Matagalls-Montserrat con Pere, recogemos todo y nos marchamos para casa, con varios 3.000 más en el bolsillo.



Para consultar otras Ascensiones a las Cumbres de más de 3.000 metros de los Pirineos, pinchad en este enlace: TRESMILES DE PIRINEOS.


Para consultar otras Ascensiones en el Parque Natural de Posets - Maladeta o en los Pirineos, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.
 
 

9 comentarios:

nudels dijo...

Ufff, has visitado (visitaste) el Paraiso, la Meca de los Pirineos es realmente impresionante esas vistas, esas cimas pones lo dientes muy, muy largos tanto como el recorrido.
Unas preguntas:
Subir y bajar al Perdiguero sólo al Perdiquero por dónde recomiendas, V. Remuñe o el de Lliterola, es que no he subidido ahí, quizás por pereza pero viendo lo que se vé no me lo pierdo además dices que largo pero facilón...

Un sólo reproche citas muchos nombres, muchas cimas, muchas zonas y muchos tresmiles, pero...
para un pico me he hago, el Pic Gourdon, vas y no lo nombras. /;-((

1saludo,

SARITA dijo...

El Perdiguero es largo pero sencillo, sólo hay que andar y andar, no hay que usar las manos en ningún momento... la ascensión desde el Ibón Blanco de Lliterola se hace pesada, es una pedrera de bloques interminable, je, je... alcanzas el Perdiguero Este y luego el Perdiguero... te recomiendo que te acerques también al Perdiguero Oeste y así tachas tres Tresmiles en el día...

Para ascender al Perdiguero yo prefiero el Valle de Lliterola, es más directo que el de Remuñe, de similar belleza aunque algo más concurrido... nosotros hemos ascendido unas cuantas veces por Remuñe y siempre tenemos problemas en la Aigüeta... para más información ver nuestro Canal de You Tube...

Y las vistas desde la cima, pues que te voy a contar... increíbles!! Es una zona totalmente desconocida para nosotros... por eso no he citado el Gourdon, no logro localizarlo con seguridad...

Un abrazo!!

Sílvia dijo...

Hola!!

Buscando información he encontrado vuestro blog y me ha encantado.

Este fin de semana queremos hacer la misma vuelta que vosotros en un día y tenemos una duda.¿Se puede subir por el Valle de Lliterola i bajar por Remuñé? Así los 3km. de carretera serían de bajada.

Grácias de antemano

SARITA dijo...

Silvia, no hay ningún problema en subir por Lliterola y bajar por Remuñe, como bien dices así los 3 km por carretera serán de bajada... :)

Nosotros bajamos de la Aguja de Lliterola directamente hacia el Ibón Blanco de Lliterola, te recomiendo que continúes por la cresta hasta alcanzar el Collado Inferior de Lliterola. En esta zona habrá algún paso para destrepar por terreno un poco descompuesto, ojo con los desprendimientos de rocas, pero a partir del collado, el descenso es muy sencillo y directo... para bajar por Remuñe debéis ir avanzando en diagonal en busca del Portal de Remuñe, intentando no perder demasiada altura... no debéis descender hasta el Ibón Blanco, de lo contrario tendríais que subir de nuevo hasta el Portal de Remuñe añadiendo más de 100 metros de desnivel extra...

El descenso por Remuñe se hace largo y la zona de bloques desde el Portal de Remuñe hasta llegar a la Aigüeta homónima se hace pesada... si no lo véis claro o estáis muy cansados a esas alturas de la ascensión, os recomiendo que bajéis por LLiterola de nuevo, ya tendréis tiempo de hacer otros Tresmiles de la zona por Remuñe...

Si tienes alguna duda, dímelo... siento el retraso...

Un saludo.

Anónimo dijo...

Es mi parte de los Pirineos preferida la más agreste y dura,años pasados subimos al Perdiguero pero creo que por otra ruta ya no me acuerdo,todas las fotos y reseñas son formidables.La caminata Matagalls Montserrat Es un buen tute,si algún día vais preparar los pies.Un saludo y abrazo ESTEBAN.

SARITA dijo...

Esteban, esta zona es también una de mis preferidas aunque por cuestiones de logística es la que hemos recorrido, tendremos que ponerle remedio algún día de éstos...

Una semana después participamos en la Matagalls Montserrat, yo terminé bien y Mane con los pies tocados... algún día publicaré la actividad.

Un fuerte abrazo.

Gabriel Cordoba dijo...

Hola! gran página de referencia. Enhorabuena. He estado buscando el track gps del trayecto para hacer la cresta del Perdiguero y no lo veo. ¿podrás pasarlo por favor? o decirme deonde está?
muchas gracias.

SARITA dijo...

Gabriel, pues lo siento pero no tengo el track de esta actividad, en aquella época no salíamos con GPS a la montaña.

Seguro que en Wikiloc encuentras algún track de una actividad similar.

Un cordial saludo.

Deivid dijo...

Hola montañeros! Hace tiempo que os sigo pues las descripciones de las ascensiones son completísimas y el nivel de las mismas es lo que busco o a lo que llego. Viendo la cantidad de piedra suelta que hay, estamos pensando en hacerla ahora en invierno a ver si con la nieve y hielo se hace menos pesada y algo más entretenida con piolet, crampones y demás, pero no me hago a la idea de como será esa cresta en invierno, ¿qué os parece? ¿se puede complicar mucho con hielo? Muchas gracias y a seguir subiendo!!