PAVOTS (3.121 m) - TUCA FORAU DE LA NEU (3.080 m)

2.009/01/04

Segundo día en el Refugio Ángel Orús tras la ascensión POSETS - TUQUETA ROYA en el día de ayer, por lo que aprovechando el buen tiempo nos acercamos a tachar dos 3.000 más de la lista: Pavots y Tuca Forau de la Neu.

SITUACIÓN
Parque Natural de Posets - Maladeta. Pirineo de Huesca.


PUNTO DE PARTIDA
Refugio Ángel Orús, guardado todo el año.

Para consultar nuestra aproximación desde Eriste hace dos jornadas, pinchad en este enlace: SUBIDA AL REFUGIO ÁNGEL ORÚS


CARTOGRAFÍA
Valle de Benasque 1:30.000. Editorial Alpina.
Benasque-Ball de Benás 1:40.000. Editorial Pirineo.


MAPA DE LA ASCENSIÓN


MAPA DEL DESCENSO DEL REFUGIO ANGEL ORÚS A ERISTE


RESUMEN
DESNIVEL: 1.000 metros (+); 2.000 metros (-)
DISTANCIA TOTAL: 17 km (8 km la Ascensión + 9 km el descenso del refugio a Eriste).
TIEMPO TOTAL: 09:30 horas.
DIFICULTAD: Fácil Superior (F+).
Pendientes de nieve de hasta 35º en la ascensión al Pavots y a la Tuca Forau de la Neu.
Desnivel importante para realizarlo en la misma jornada.

MATERIAL: Equipo básico invernal.

ASCENSIÓN
A pesar del buen tiempo, hoy vamos a ser los únicos que hagamos alguna ascensión por esta zona, puesto que los 4 chicos de Navarra se marchan a su tierra y ayer por la tarde no subió nadie al refugio.

Nos levantamos un poco más tarde que ayer, desayunamos tranquilamente y nos bajamos a por las mochilas. Salimos con los crampones puestos desde el refugio.

Nos encaminamos por el conocido sendero que asciende hacia el Posets siguiendo nuestras propias huellas del día anterior. La ruta para ascender al Pavots coincide con la del Posets hasta la entrada de la Canal Fonda.


Primeras luces del día, todavía cerca del refugio.


El viento sopla bastante más que ayer y de nuevo la huella tiene una capa de nieve polvo, por lo que tendremos que abrir huella otra vez.

El cielo está despejado, por lo que intuimos que nos espera otra gran jornada de montaña.


Hacia allí nos dirigimos, siguiendo las huellas de ayer.


La pendiente aumenta próximos a la Canal Fonda, donde dejaremos el camino al Posets y nos desviaremos hacia el Pavots, al pie del Diente de Llardana.

Mientras disfrutamos de la soledad.


Y el sol nos sorprende en el ascenso...


... y nos regala la vista.


Se agradece la salida del sol, que empieza a calentarnos lentamente, ya que a pesar de la subida hace bastante frío debido al viento.

Las Crestas del Forcau con las primeras luces.


Sombras en la nieve, con el Diente omnipresente.


En la entrada de la Canal Fonda, nos desviamos a la izquierda y ascendemos por la pala inclinada por la que descendimos ayer, en dirección a la Forau de la Neu y al Pavots.

A la salida de la pala, ya podemos ver las Forquetas.


Donde estuvimos en Septiembre del año pasado.


Y también vemos la Tuca de la Forau de la Neu y por donde ascenderemos al Collado de Pavots.


Ascendiendo en dirección al collado, a la altura de la Forau de la Neu ya podemos nuestro primer objetivo del día de hoy.

El Pavots en el ascenso.


A partir de aquí, nuestras propias huellas de la jornada de ayer, finalizan y la nieve está bastante blanda asi que nos tocará sufrir un rato hasta el collado.

Mane todavía a la sombra.


Al sol la nieve está empieza a pesar y solo son las 09:30 horas.


Nos turnamos para abrir huella, con el Posets como testigo.


Viendo por donde hemos ascendido, entre el Diente y esa cota desconocida.


Desde este punto sólo nos queda superar este pala para llegar al Collado de Pavots, donde intuimos que soplará bastante el viento.

Mane se hunde hasta las rodillas.


Yo voy un poco más rápida, haciendo el "trabajo sucio".


Pero las vistas son espectaculares.


En el collado, el viento pega muy fuerte, por lo que no perdemos tiempo y seguimos avanzando hacia la Cima del Pavots, de la cual solo nos separan 20 metros de desnivel.

Desde el collado, con la Cresta hacia Las Espadas.


Tras superar esta pala alcanzamos la amplia Cima del Pavots, donde el viento sopla fuerte, lo que no nos va a dejar disfrutar de las vistas en un día como hoy.

Cima del Pavots (3.121 m).


Impresionante la Cresta Espadas - Posets desde aquí.


POSETS, donde estuvimos ayer, Tuca de la Forau de la Neu y el Diente de Llardana, en una perspectiva diferente a la que nos tiene acostumbrados.


Medio Pirineo desde aquí.


La Cresta hacia el Diente Royo y las Crestas del Forcau.


Panorámica desde el Turbón hasta Ordesa.


Y otra identificando algunas cimas.


Forquetas y Eristes desde la cima y al fondo el Macizo del Cotiella, donde estuvimos hace año y medio.


Ahora un poco más cerca.


Bocolón o Punta Lierga y al fondo el Tozal de Guara.


Peña Montañesa, inconfundible.


La zona de Ordesa, La Munia y el GRAN BACHIMALA.


En el centro los Picos de Culfreda y a la derecha la CRESTA PUNTA DEL SABRE - GRAN BACHIMALA.


El viento y el frío nos obligan a marcharnos, aunque nos quedaríamos aquí todo el día ya que probablemente estemos solos en esta zona del Pirineo puesto que no ha subido nadie más desde el refugio y no he visto mimguna tienda de campaña.

La sensación es indescriptible.



Con mucha pena, iniciamos el descenso hacia el collado, para retomar nuestras huellas y refugiarnos del viento, bastante frío.

En el descenso la vista es inmejorable.


Unos metros más abajo del collado, el viento cesa y paramos a hidratarnos.

Como tenemos tiempo y nos pilla de paso, decidimos acercarnos a la Tuca de la Forau de la Neu, antes de regresar al refugio ya que solo tenemos que desandar nuestros pasos hasta la base de la misma.

Al llegar a este punto, decidimos dejar las mochilas para quitarnos peso y subir más rápido y tras picotear algo y volver a beber, iniciamos el ascenso a la cima de la que solo nos separan unos 80 metros de desnivel desde aquí.

En la primera pala a la Tuca de la Forau de la Neu.


Tras la primera pala más inclinada, viramos a la derecha y subimos por otra pala, que nos deja al pie de la cresta cimera, más estrecha de lo que esperábamos ya que, desde abajo, parece una mole redondeada y nos sorprende gratamente el aspecto de la misma.

En plena cresta hacia el punto más alto.


Cima de la Tuca Forau de la Neu (3.080 m).


Pavots, de donde venimos.


Nuestras huellas en el descenso.


La Cresta hasia Las Espadas.


Desde la cima de la Tuca de la Forau de la Neu.


ANETO muy cerca de aquí.


Desde el punto más alto, la cresta sigue en dirección Este, por lo que me encamino hacia allí.

Hacia el final de la cresta.


Que recorro sin problemas salvo por el viento.


Desde donde contemplo el Diente, siempre impresionante!


El eterno Posets.


Y Mane con la Cresta a Las Espadas de fondo.


Mane comienza a descender mientras yo reemprendo el regreso por la cresta hasta la propia cima extremando cada paso fundamentalmente debido al viento.

Nuestras mochilas nos esperan.


Ese corredor en la Cresta de Las Espadas...


Descendemos hasta las mochilas y después de hidratarnos, nos ponemos en marcha hacia el refugio rápidamente ya que la nieve está muy blanda y cuanto más avance el día, será más penoso el descenso.

Como vamos bien de tiempo, de camino al refugio decidimos bajar directamente a Eriste, sin hacer noche de nuevo aquí, a pesar de que nos encantaría quedarnos un día más, pero tenemos que marcharnos.


El Pic d'Escorbets en el descenso al refugio.


Vista atrás de despedida.


Al llegar al refugio, nos quitamos las botas y subimos a comer al comedor antes de marcharnos.

Después de 1 hora, nos despedimos de Chema (Recuerdos desde aquí) y reemprendemos el descenso en dirección a Eriste con mucha pena pero se nos acaban los días de asueto y hay que volver a la "rutina".


Descedemos en dirección a la Pleta de Riberes por el sendero, pero como hay mucha nieve, nos dedicamos a bajar por las zonas de máxima pendiente a través del bosque, acortándo bastante el recorrido y el tiempo.

Las Tucas desde la Pleta de les Riberes en el descenso a Eriste.


A partir de aquí, el conocido sendero desciende paulatinamente hasta llegar al Puente d'Espigantosa, donde comienza la pista que llega hasta Eriste.

Pasado el Puente d'Espigantosa en el descenso por la pista.


Pasamos de largo el aparcamiento de Pleta del Estallo ya que el día 2.009/01/02, que fue cuando ascendimos al refugio, dejamos el coche en Eriste en previsión de nevadas o desprendimientos que inhabilitasen la pista por lo que desde aquí todavía nos queda la mitad del camino.

El barranco de los aludes desde la pista.


En vez de tomar el desvío del PR 11, decidimos seguir por la pista para probar, ya que nunca hemos ascendido ni descendido por ella.

Al cabo de un rato, ya vemos Eriste desde la pista del que sólo las interminables curvas de bajada para llegar, creo que es la última vez que descenderemos por aquí.


De camino a Eriste, el Pic de Pasolovino y el Pico Cerler con las últimas luces del día.


Al alcanzar el final de la pista, enlazamos con la carretera que baja de Benasque y recorremos los últimos metros que nos separan del coche.

Son las 18:30 horas y todavía nos queda la vueta a casa, pero eso ya no nos importa.



Para consultar otras Ascensiones a las Cumbres de más de 3.000 metros de los Pirineos, pinchad en este enlace: TRESMILES DE PIRINEOS.


Para consultar otras Ascensiones en el Parque Natural de Posets - Maladeta o en los Pirineos, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.