PRIMERA RODILLA DEL IZTACCÍHUATL (5.050 m) - MONTE DE VENUS DEL IZTACCÍHUATL (5.125 m) - SEGUNDA RODILLA DEL IZTACCÍHUATL (5.075 m)

2012/04/05

Hoy es el día de nuestra ascensión al Iztaccíhuatl, nuestra primera cumbre de 5.000 metros de altitud, muchos años hemos esperado para estrenarnos en esta mágica cifra pero jamás imaginamos que este estreno iba a ser en un Volcán Mexicano.

Nuestra escasa aclimatación jugará un papel muy importante en la jornada de hoy tras dormir en el REFUGIO ALTZOMONI... por encima de 5.000 metros de altitud no hay cumbre fácil.

Durante nuestro recorrido por la Iztaccíhuatl o Mujer Blanca, ascenderemos las siguientes cumbres:

- PRIMERA RODILLA DEL IZTACCÍHUATL (5.050 m)
- MONTE DE VENUS DEL IZTACCÍHUATL (5.125 m)
- SEGUNDA RODILLA DEL IZTACCÍHUATL (5.075 m)
- PRIMERA RODILLA DEL IZTACCÍHUATL (5.050 m)
- CERRO GRUPO DE LOS CIEN (4.780 m)

El resumen de toda nuestra "Expedición al Iztaccíhuatl" y la información necesaria antes de viajar a México en este enlace: EXPEDICIÓN IZTACCÍHUATL (5.280 m). EJE NEOVOLCÁNICO O CORDILLERA NEOVOLCÁNICA (MÉXICO)

SITUACIÓN
Parque Nacional Iztaccíhuatl - Popocatépetl. Eje Neovolcánico. México. América del Norte.


PUNTO DE PARTIDA
La Joya.

Desde el Refugio Altzomoni, descender por la pista de acceso al mismo hasta la primera bifurcación existente, la última ascendiendo desde Paso de Cortés, y continuar por la pista existente a mano izquierda. Desde esta bifurcación recorrer los 1,6 kilómetros hasta el final de la misma, donde se sitúa La Joya y donde existe una amplia zona de aparcamiento para dejar el coche.

Para consultar nuestra aproximación durante la jornada de ayer desde Paso de Cortés, pinchad en este enlace: SUBIDA AL REFUGIO ALTZOMONI.


DATOS DEL REFUGIO ALTZOMONI
Teléfono de información (no del refugio): 00 (52) 597.978.3830
Nº plazas en litera: 24
Temporada (sin guarda): TODO EL AÑO
Energía eléctrica: SI
Baño: SI
Agua: SI
Agua corriente: NO
Acceso en turismo: SI


IMPORTANTE
Para acceder a La Joya y para pernoctar en el Refugio Altzomoni es necesario pagar las tarifas reglamentarias y registrase previamente en el Centro de Visitantes del Parque Nacional Izta-Popo ubicado en Paso de Cortés, paso situado entre los Volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl.

La Joya se encuentra dentro del Parque Nacional Izta-Popo por lo que tendremos que pagar la tarifa de entrada al parque nacional para poder acceder hasta allí, punto de partida de la ascensión al Iztaccíhuatl. En el Centro de Visitantes de Paso de Cortés habremos de rellenar un formulario con nuestros datos personales y tras pagar la tarifa correspondiente, nos entregarán unas "pulseras" de papel por un valor de 25 MXN ($) cada una donde se detalla la fecha de entrada en el parque nacional. Cada uno recibiremos una pulsera por día de estancia en el parque nacional.

La pista de acceso desde Paso de Cortés hasta La Joya y el Refugio Altzomoni está cerrada permanentemente con una barrera. El horario de paso por la barrera es de 07:00 AM - 21:00 PM previa justificación del pago de la tarifa de acceso al parque nacional enseñando la "pulsera" recibida en el Centro de Visitantes.

Tarifa de acceso al Parque Nacional Izta - Popo: 25 MXN ($)/persona y día
Tarifa de pernocta en el Refugio Altzomoni: 25 MXN ($)/persona y día

A tener en cuenta el horario de paso por la barrera de la pista de acceso a La Joya a la hora de planificar nuestra ascensión al Iztaccíhuatl.

Para más información, consultar estos enlaces del parque nacional: ACCESO e INFORMACIÓN PARA EL VISITANTE.

Muy importante, consultar el nivel de alerta volcánica del Popocatépetl antes de planificar la ascensión al Iztaccíhuatl en este enlace: PARQUE NACIONAL IZTA-POPO.


CARTOGRAFÍA
Hoja nº E14B42 Huejotzingo 1:25.000 (1993). INEGI Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática de México.

MAPA


MAPA DE WIKILOC


RESUMEN
DESNIVEL: 1.250 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 10,5 km.
TIEMPO TOTAL: 12:00 horas.
DIFICULTAD: Poco Difícil (PD).
Pasos de grado I+/II- durante el ascenso por la vertiente Sur de la Primera Rodilla del Iztaccíhuatl.
El desnivel acumulado y la altitud en la que se desarolla toda la ascensión (4.000 m - 5.125 m) le otorgan un plus de dificultad.

MATERIAL: Material básico invernal; casco imprescindible.
AGUA: No se puede coger agua en ningún punto del recorrido.

TRACK LOG GPS
Pinchad en este enlace: WIKILOC 20120405 MONTE DE VENUS DEL IZTACCÍHUATL

Para consultar TODOS NUESTROS TRACKS LOGS PARA GPS, pinchad en este enlace: WIKILOC BAILANDO CON SARRIOS


ASCENSIÓN
Noche toledana para algunas, otros parece que duermen plácidamente, no tengo dolor de cabeza pero la ligera sensación de ahogo no me deja dormir más de 10 minutos seguidos hasta pasadas las 00:00 AM... el despertador suena a las 02:00 AM y terminamos remoloneando casi hasta las 03:00 AM, hora a la que nos obligamos a desayunar mientras terminamos de recoger los sacos en nuestra habitación de lujo del Refugio Altzomoni.

Poco antes de las 04:00 AM, salimos por la puerta del refugio, la noche es fría y la oscuridad nos permite contemplar el fulgor incandescente del cráter del Popocatépetl, imposible captarlo con nuestras cámaras pero grabado a fuego en nuestras retinas... parece que el Popo está desperezándose para incrementar próximamente su permanente actividad (en la actualidad, el nivel de alerta por la actividad del Popocatépetl se encuentra en Amarillo Fase 3 por lo que el acceso a Paso de Cortés está restringido).

Nos montamos en el coche y emprendemos el trayecto hacia La Joya, desde la primera bifurcación de la pista, recorremos poco más de 1,5 kilómetros hasta llegar al amplio aparcamiento donde hay unos cuantos coches aparcados... nervios a flor de piel, última revisión mental de nuestras mochilas mientras el tiempo apremia, son las 04:45 horas, deberíamos estar andando hace más de una hora pero hemos preferido dormir un poco más, remolones que somos... :)

Comenzamos nuestra ascensión al Izta con esta cara de sueño.



El camino no tiene pérdida, una amplia pista de terrizo cerrada para vehículos no autorizados no deja lugar a dudas, hemos de ascender en dirección al Portillo del Amacuilécatl, un amplio paso o collado existente al Norte de los Pies del Izta a la altura de los Tobillos, al que llegaremos pasando con otros portillos previos bordeando los propios Pies por su vertiente Occidental.

Algunos carteles del parque nacional en una pequeña explanada donde termina la pista...


... que nos recuerdan dónde estamos.


La pista se transforma en sendero y la pendiente se acentúa, ascendemos despacio, estamos a 4.000 metros y tenemos que reservar fuerzas, el día promete ser largo, no en vano hoy será la primera vez que sobrepasemos la mágica cota de los 5.000 metros.

Noche cerrada aún.


En apenas 01:00 hora alcanzamos el Primer Portillo o Mirador de Alcalicán, collado situado a unos 4.225 metros de altitud, desde donde observamos las innumerables luces de la civilización a nuestros pies.

Placa conmemorativa en recuerdo a un montañero.



La oscuridad nos hace despistarnos y perdemos el sendero, nos empeñamos en seguir ascendiendo de frente pero un espolón rocoso nos cierra el paso, pronto nos damos cuenta que nos hemos equivocado y descendemos de nuevo hasta el collado perdiendo más de media hora... desde el Mirador de Alcalicán el sendero desciende unos metros hacia el Este, bordeando el citado espolón rocoso y comenzamos a ascender por terreno incómodo en busca del Portillo de la Guglia, situado en la vertiente Occidental de los Pies del Iztaccíhuatl.

Alcanzamos el Portillo de la Guglia donde paramos un instante para beber agua y sin entretenernos continuamos el ascenso en dirección al Portillo del Amacuilécatl, también conocido como los Tobillos, mientras tanto observamos el reloj y consultamos el altímetro, estamos alrededor de los 4.400 metros de altitud pero no avanzamos tan rápido como pensábamos...

... hitos en medio de la oscuridad...



.. las primeras luces se intuyen en el cielo...


... que se tiñe de fuego al alcanzar el Portillo del Amacuilécatl...


... llegamos justo a tiempo...


... el sol sale por detrás de LA MALINCHE...


... impresionante espectáculo al amanecer...


... el astro rey...


... se muestra ante nosotros...


... bola incandescente...


... momentos fugazes que recordaremos eternamente...


... imposible no sacar fotos...


... numerosos vivacs en el Portillo del Amacuilécatl...


... fotógrafo cazado.


Continuamos el ascenso siguiendo el evidente sendero en busca del Refugio Grupo de Los Cien, al que llegaremos tras pasar por el Paso del Jabonero y por el Cuarto Portillo denominado Ojo de Buey.

Dejamos atrás el Portillo del Amacuilécatl...



... los Pies del Iztaccíhuatl...


... el amplio sendero por el que ascendemos...


... imposible continuar sin mirar atrás...


... Popocatépetl se asoma.


Un par de minutos más tarde el sendero vira hacia el Oeste y aprovechamos para hacer una pequeña parada (00:20 horas), comer algo y volver a beber agua y zumo, aún no son las 08:00 AM, llevamos 03:00 horas desde La Joya, no ascendemos todo lo rápido que desearíamos, es lo que tiene estar por encima de los 4.600 metros de altitud y no estar correctamente aclimatados.

En este punto ya hemos batido nuestro propio record de altitud, que ostentaba con todos los honores la ZUMSTEINSPITZE (4.563 m), la quinta cumbre más elevada de los Alpes.

Primera Rodilla aparece en escena...



... humeante Popocatépetl...


... continuamos el ascenso de camino al Cuarto Portillo u Ojo de Buey.


Ascendemos por el Paso del Jabonero, un tramo de sendero algo incómodo y resbaladizo debido a los derrames existentes y a la trillada senda existente.

Las vistas del antiguo cráter del Iztaccíhuatl...



... puntos amarillos nos marcan el camino...


... Mane se adelanta...


... las vistas desde el Ojo de Buey o Cuarto Portillo...


... sendero trillado...


... la visión del Popo nos recompensa en todo momento...


... las Dos Rodilla del Izta aparecen en escena...


... las antenas junto al REFUGIO ALTZOMONI y el sendero que hemos recorrido desde La Joya...


... a los pies del Popocatépetl...


... Refugio Grupo de Los Cien, situado en un lugar estratégico...


... numerosas cruces en recuerdo a los montañeros desaparecidos...


... en el descenso hacia el refugio...


... hasta llegar a la entrada del mismo...


... compacto Refugio Grupo de Los Cien...


... minúsculas dimensiones, recordemos que está situado a 4.730 metros de altitud.


El Refugio Grupo de Los Cien es uno de los escasos refugios existentes en el Iztaccíhuatl que se encuentra en buenas condiciones por lo que es uno de los más concurridos. Todos los refugios de los principales Volcanes de México en este enlace: REFUGIOS DE ALTA MONTAÑA EN MÉXICO.

Se oyen voces en el interior pero no queremos perder más tiempo por lo que dejamos la inspección del refugio para el descenso dentro de unas horas.

Continuamos el ascenso...



... el trillado sendero hacia la Primera Rodilla...


... Popocatépetl compite con las nubes...


... penosa subida...


... un momento de respiro...


... la eterna fumarola se camufla...


... la altitud y la cuesta empiezan a pasarnos factura.


Ésta es sin duda la parte más penosa de la ascensión, estamos muy cerca de los 4.800 metros de altitud y el derrame existente en la vertiente Sur de la Primera Rodilla se hace muy pesado, volvemos a hacer otra parada para beber agua, y las que nos quedan... :)

Cada paso es un esfuerzo...



... el derrame visto desde arriba...


... el terreno mejora a partir de este punto...


... LA MALINCHE se intuye en el horizonte...


... de allí venimos...


... remontando la vertiente Sur de la Primera Rodilla...


... comienzan las trepadas...


... Mane me observa detenidamente...


... otra parada para hidratarnos.


Son poco más de las 09:30 horas, estamos a 4.850 metros de altitud, por encima del Mont Blanc y sin pisar ni gota de nieve aún, hace frío pero el tímido sol comienza a disipar parte de las nubes que nos han acompañado desde el comienzo de la ascensión... qué diferente es todo, la elevada altitud es un elemento desconocido para nosotros, una simple trepada nos deja sin aliento!!!

Incansable e incesante...



... las trepadas en roca empiezan a pesar más de la cuenta...


... por allí hemos de seguir...


... observando el recorrido desde el Portillo del Amacuilécatl...


... a la altura de la Cruz de Guadalajara...


... en memoria de los 11 estudiantes que murieron en el descenso del Izta en el año 1968...


... la nieve aparece de manera testimonial...


... Popocatépetl nos vigila en el ascenso...


... la cruz va quedando ahí abajo...


... qué fotografiará con tanto interés...


... sobran las palabras...


... las trepadas continúan...


... ganando altura poco a poco...


... la Primera Rodilla está muy cerca...


... pruebas fotográficas muy cerca de los 5.000 metros...


... ahí viene Mane...


... un poco más cerca...


... Popocatépetl humeante...


... el cordal es amplio...


... emocionante momento...


... hemos superado los 5.000 metros de altitud!!


Estoy realmente emocionada, mirando la altitud que marca el GPS se me llenan los ojos de lágrimas, hace años jamás hubiera pensado que seríamos capaces de subir a una cima de 5.000 metros... y aquí estamos, a escasos metros de la Primera Rodilla, nuestra primera cumbre por encima de esta altitud.

Lo celebramos con estas vistas hacia el Popocatépetl...



... últimos metros antes de llegar a la Primera Rodilla...


... Mane ya está en el punto más alto junto a las ruinas del Refugio Doctor Luis Méndez...


... desde donde observamos el panorama...


... y el impactante Popocatépetl junto a la ruinas del refugio.


A las 10:15 horas alcanzamos la Primera Rodilla del Iztaccíhuatl, nuestra primera cumbre por encima de los 5.000 metros de altitud!!! Estamos algo cansados por lo que decidimos hacer una parada en la cima (00:45 horas) para comer algo y beber abundantemente mientras disfrutamos de nuestro pequeño triunfo antes de continuar hacia el "cercano" punto más alto del Iztaccíhuatl.

Lo que tenemos por delante, de camino al Pecho del Iztaccíhuatl...



... disfrutando del momento...


... Popocatépetl nos acompaña siempre...


... numerosas cimas secundarias por encima de los 5.000 metros...


... posando con nuestra camiseta de BAILANDO CON SARRIOS...


... en panorámica, no todos los días se asciende un 5.000...


... mi turno en el punto más alto.


Cima de la Primera Rodilla del Iztaccíhuatl (5.050 m).


Descendemos unos metros para situarnos a resguardo del viento, las tortitas de arroz y las onzas de chocolate con almendras son un manjar exquisito a esta altitud!! Y de postre, otro paracetamol para el cuerpo, en mi caso, el dolor de cabeza ya ha hecho acto de presencia.

Collado previo a la Segunda Rodilla del Izta...



... inmensa llanura a nuestros pies...


... hipnótico...


... tenemos compañía en la Cima de la Primera Rodilla...


... es hora de continuar...


... enlazando con la cresta cimera de la Primera Rodilla...


... el cráter desde el collado existente entre ambas rodillas...


... Popocatépetl vigilante...


... la senda que bordea la Segunda Rodilla...


... imposible dejar de mirar atrás...


... la arista está cerca...


... dejando atrás la Primera Rodilla, de allí venimos...


... posando con el Monte de Venús del Iztaccíhuatl...


... precioso paseo con vistas panorámicas...


... Popocatépetl con las Dos Rodillas del Izta...


... el ascenso está claro...


... mirando al Popocatépetl cara a cara...


... el cordal es amplio...


... pero el ascenso se hace pesado...


... menos mal que la vista recompensa con creces...


... ya queda poco (eso es lo que nos creemos)...


... ascendiendo lentamente...


... emocionados y motivados con la visión del Popo...


... curiosas formaciones.


Unos metros más arriba el sendero vira para bordear la Cima del Monte de Venus y... se nos cae el mundo encima al observar lo que tenemos por delante... :(

El Pecho del Izta, donde se sitúa el punto más alto, es la cima de la izquierda...



... las verdaderas dimensiones del Iztaccíhuatl.


En este punto nos despertamos de nuestro sueño y nos damos de bruces contra la cruda realidad... lo que desde la Primera Rodilla nosotros creíamos que era la Barriga en realidad es el Monte de Venus y el Pecho es la cima situada más a la izquierda... todavía falta un mundo para llegar a ella, aún tenemos que recorrer el Glaciar de Ayoloco bordeando la Barriga y después del interminable sube y baja alcanzar el punto más alto ubicado en el Pecho... y ya son las 11:30 horas.

La información existente sobre el Iztaccíhuatl es escasa y penosa y ahora es cuando nos damos cuenta que la ascensión desde La Joya hasta el Pecho en una misma jornada es una actividad muy exigente, no tanto por la distancia y el desnivel, sino por el handicap añadido de la altitud... evidentemente ésto no son los Pirineos ni los Alpes, aquí la altitud juega un papel fundamental.

Parece cerca pero...



... ciertamente no lo está, sobre todo porque a esta altitud no podemos ascender tan rápido como lo haríamos en otras cordilleras... con la rabia contenida del que se sabe perdedor analizamos la situación, estamos a los pies del punto más alto del Monte de Venus, a 5.120 metros de altitud, el corazón nos dice que sigamos pero la cabeza por suerte se mantiene fría... lo cierto es que no terminamos de estar aclimatados, hemos tardado más de lo que habíamos calculado, las piernas van bien pero nos cuesta ascender más rápido, desde la Primera Rodilla hasta aquí han pasado 45 minutos por lo que hasta el Pecho no tardaremos menos de 02:30 horas, plantándonos allí cerca de las 14:00 horas de la tarde, más de 9 horas después de salir de La Joya y con todo el descenso por delante... eso si todo va bien, si alguno de los dos empieza a encontrarse mal por la altitud, no tenemos muchas vías de escape, no conocemos el terreno y tendremos que desandar todo el camino hasta las Rodillas para empezar a descender... :(

El tiempo corre en nuestra contra y el sueño del Iztaccíhuatl se esfuma casi por completo, yo empiezo a encontrarme mal, mi dolor de cabeza lejos de esfumarse se ha intensificado a pesar del paracetamol de hace un rato... unos instantes más tarde los tres mexicanos que nos seguían desde esta mañana alcanzan nuestra posición, comentamos la jugada e intercambiamos opiniones, uno de ellos ya ha subido varias veces y nos confirma que hasta el Pecho aún nos quedan de 2 a 3 horas, eso si no se nos complica la travesía por el Glaciar de Ayoloco... :(

Brumas en el horizonte, como en nuestro semblante...



... otra cota secundaria del Izta...


... tan cerca y tan lejos.


Cabreados y resignados nos damos por vencidos, nuestras garantías de éxito son nulas y si tenemos algún problema a esta altitud, no habrá marcha atrás... otra vez será, quizá con más días de vacaciones o en otras fechas fuera de Semana Santa... :(

Intentamos ser optimistas, no todo van a ser malas noticias, dejamos las mochilas junto al sendero y ascendemos los últimos metros que nos quedan para coronar la modesta Cima del Monte de Venus del Iztaccíhuatl, un nombre muy "sugerente" para nuestra segunda cota de 5.000 metros aquí en el Izta después de ascender a la Primera Rodilla y que se consolida como nuestro record de altitud, es lo que tiene estar recorriendo el torso de la Mujer Blanca... :)

Disfrutaremos de las vistas desde nuestro "trofeo de consolación"...



... omnipresente Popocatépetl...


... posando con el Pecho y la Barriga...


... los tres mexicanos intentando ascender sin éxito a esa cota sin nombre...


... las dos Rodillas del Izta, ahora ascenderemos la Segunda...


... el sol nos regala este Espectro de Broken...


... ensimismada haciendo fotos...


... impresionante lugar...


... recuperando el aliento, me cuesta respirar con la boca cerrada!!


Cima del Monte de Venus del Iztaccíhuatl (5.125 m).


Es hora de marcharnos, son más de las 12:15 horas, aún queremos ascender a la Segunda Rodilla y yo cada vez me encuentro peor, al intenso dolor de cabeza se le ha unido un ligero malestar de estómago, señal inequívoca del mal de altura o mal agudo de montaña, nada que no se solucione perdiendo metros de desnivel y bebiendo más líquidos, y no es que haya bebido poco... Mane también comienza a tener un persistente dolor de cabeza pero nada comparable al mío.

Hasta la próxima visita...



... la auténtica Cima del Iztaccíhuatl un poco más cerca...


... último vistazo al Popo desde el Monte de Venus, nuestra cima...


... de vuelta al sendero.


Recuperamos nuestras mochilas y volvemos a mirar al Pecho del Izta, Mane me comenta la opción de acercarnos hasta la Cima Secundaria del Monte de Venus que han intentado los tres mexicanos pero yo no me encuentro bien, mi estómago está del revés, parece que las tortitas de arroz y el chocolate se están revelando contra mí... :(

La imagen que nos llevamos del Izta...



... comenzamos el descenso del Monte de Venus...


... recuperando el ancho cordal...


... "digiriendo el fracaso".


El sabor de la derrota es muy amargo pero ya sabíamos que ésto nos podía pasar, es lo que tiene organizar todo por tu cuenta en una zona de montaña que no conoces y a una altitud a la que jamás has ascendido... lamentablemente así son las cosas, si hubiésemos contratado un guía desde el principio seguro que habríamos llegado a la Cumbre del Iztaccíhuatl pero por desgracia no es así como nosotros disfrutamos de la montaña... si para llegar a la cima me lo dan todo o casi todo hecho, para mí no tiene apenas valor añadido, siento ser tan estricta en este sentido (Mane no lo es tanto) pero mientras podamos ser independientes en la Montaña así lo seguiremos haciendo...

Ésto aún no ha terminado...



... posando con nuestra cima, Monte de Venus del Iztaccíhuatl...


... comenzamos a ascender de nuevo...


... de camino a la Segunda Rodilla del Iztaccíhuatl...


... observando al Popo de cerca...


... los últimos metros se me hacen eternos...


... la visión del Monte de Venus me reconforta...


... compitiendo con el Popocatépetl.


Mi estómago está cada vez más revuelto y la cabeza me va a estallar por lo que apenas nos entretenemos en la Segunda Rodilla, lo justo para hacer unas cuantas fotos e iniciar el recorrido hacia la Primera Rodilla.

Posando con el Monte de Venus y un ligero mal de altura, mi cara es un poema...



... y observando al Popocatépetl.


Cima de la Segunda Rodilla del Iztaccíhuatl (5.075 m).


La otra Rodilla nos espera...


... perdiendo unos cuantos metros...


... LA MALINCHE se intuye a lo lejos...


... no necesita presentación...


... ascendiendo a la Primera Rodilla de nuevo...


... por terreno descompuesto.


De vuelta a la Cima de la Primera Rodilla coincidimos con los tres mexicanos, mientras tanto, otro grupo alcanza el punto más alto y Mane charla durante unos minutos con ellos... yo no veo el momento de comenzar el descenso, cada vez me encuentro peor y aún estamos a 5.050 metros de altitud.

Las cotas secundarias que hemos ascendido...



... último vistazo al cráter que forman las Dos Rodillas.


Cima de la Primera Rodilla del Iztaccíhuatl (5.050 m).


Desde nuestra llegada a la Cima del Monte de Venus y durante el recorrido de vuelta hasta aquí, no hemos paramos de oír pequeñas detonaciones a lo lejos cada cierto tiempo pero entre las decepciones y el mal de altura no hemos sido capaces de adivinar cual es su origen... por fin lo adivinamos, el Popocatépetl se está aclarando la garganta y nosotros lo estamos oyendo en directo!!

Y viéndolo...



... Popocatépetl se despierta de su "duermevela"...


... el "hongo" producto de la pequeña detonación...


... ansiado descenso para unas, otros están muy cerca de la cima...


... andando por el sendero...


... enésima foto del Popo...


... comienza la zona de rocas...


... lo que tenemos por delante.


Otra pequeña parada para, en mi caso, intentar beber agua, mis meninges retumban contra mi cráneo en cada paso mientras destrepamos la dorsal de la Primera Rodilla del Izta... inexplicablemente nos cruzamos con numerosos montañeros que ascienden a estas horas y la mayoría infraequipados, por suerte hoy la meteorología es favorable pero no quiero ni imaginar una tormenta de nieve a esta altitud, con el equipo inadecuado y, como es mi caso, con un "ligero mal de altura".

La Cruz de Guadalajara...



... con cuidado en este tramo...


... siguiendo los puntos amarillos...


... contraste de colores...


... numerosas cruces en recuerdo de los fallecidos...


... cuidado con los traspiés...


... ya vemos el refugio...


... cómodo derrame, donde alguna torpe se ha caído...


... muy cerca del Refugio Grupo de Los Cien...


... donde hay bastante movimiento.


Charlamos un buen rato (00:30 horas) con tres mexicanos que se encuentran en la puerta del refugio, ellos han dormido en La Joya y ahora (!!!) se disponen a subir hasta la Primera Rodilla, un saludo desde aquí si nos leen.

El interior del Refugio Grupo de Los Cien...



... con sus literas...


... una foto para el recuerdo...


... toca ascender de nuevo...


... el refugio, situado en un lugar estratégico...


... la senda está marcada.


Aprovechando la ocasión, nos desviamos unos metros del sendero para acercarnos hasta el punto más alto del modesto Cerro Grupo de Los Cien, que se sitúa al Sur del refugio y que se perfila como un perfecto mirador.

Hacia el Popocatépetl...



... y hacia las Rodillas del Iztaccíhuatl, de allí venimos.


Hacemos otra breve parada (00:15 horas) para hidratarnos, el dolor de cabeza persiste y mi estómago sigue revuelto pero el medio litro de zumo de naranja que me queda en la mochila me sabe a gloria, casi como recién exprimido... :)

Precioso Popocatépetl.



Cima del Cerro Grupo de Los Cien (4.780 m).


Recuperando el sendero...


... Cuarto Portillo u Ojo de Buey...


... el abrupto perfil del Cerro Grupo de Los Cien...


... recorriendo el "Paso del Jabonero"...


... rápido descenso...


... más panorámicas...


... con estas vistas, quién puede resistirse...


... arenoso sendero...


... de camino al Portillo del Amacuilécatl...


... el antiguo cráter a nuestros pies...


... movimiento en el Portillo del Amacuilécatl...


... árido terreno...


... los Pies del Iztaccíhuatl al Sur del portillo.


El trasiego de montañeros comienza a ser muy elevado, la mayoría ascienden para pasar la noche en los alrededores del Refugio Grupo de Los Cien, perfecto campo base para atacar al Izta... nuestras sospechas eran acertadas debido a la Semana Santa, durante el ascenso de la jornada de hoy apenas nos hemos cruzado con nadie, mañana será otra historia, no me imagino el ascenso por la descompuesta vertiente Sur de la Primera Rodilla con al menos 100 montañeros.

Alcanzamos el Portillo del Amacuilécatl donde hacemos la enésima parada para ingerir líquidos (00:10 horas), la cabeza me molesta pero al menos el estómago está en su sitio, estamos a unos 4.520 metros y los síntomas del "mal de altura" casi han desaparecido por completo.

El sol aprieta en el portillo...



... los Pies del Izta desde aquí...


... observando lo que nos queda hasta La Joya...


... nos despedimos de la Primera Rodilla...


... disfrutando del recorrido que esta mañana hicimos a oscuras...


... imposible no mirar atrás...


... muy cerca del Portillo de la Guglia...


... mientras el Popocatépetl sigue rebelde...


... el penúltimo portillo de la jornada...


... el sendero por el que hemos ascendido hace unas horas...


... los 5.000 secundarios del Izta...


... lejanas antenas junto al REFUGIO ALTZOMONI....


... algunos ascienden muy cargados...


... un lagarto mexicano...


... espectacular entorno...


... muy cerca del Mirador de Alcalicán o Primer Portillo...


... al que llegamos rápidamente...


... intuyendo dónde se sitúa La Joya.


El goteo de montañeros es contínuo, ventajas de vivir en los alrededores de México D.F. (2.300 metros de altitud) y estar parcialmente aclimatado... a cambio, mañana habrá que pedir la vez para ascender al Izta... :O

Sendero marcado...



... arbustivas y pastos de alta montaña a más de 4.000 metros...


... mirando al Izta con pena y con rabia, otra vez será...


... del Pecho a los Pies...


... la zona de acampada próxima a La Joya...


... Iztaccíhuatl cara a cara...


... en panorámica...


... escaso movimiento aquí, todos están de camino al refugio...


... lo que no hemos visto de madrugada...


... desde la zona de acampada...


... la amplia pista en dirección a La Joya...


... muy cerca del punto de partida.


Pasadas las 16:30 horas, alcanzamos el coche en el aparcamiento de La Joya... nos tomamos nuestro tiempo para movilizarnos, estamos un poco cansados, 12 horas de ascensión sobrepasando los 5.000 metros de altitud y con mal de altura incluido... :)

Pero la jornada aún no ha terminado, tenemos que descender hasta Paso de Cortés para entregar la llave del Refugio Altzomoni y buscar un alojamiento por los alrededores de Amecameca.

Nos despedimos del Izta desde La Joya...



... recorriendo la pista de acceso a la misma, ahí arriba hemos dormido esta noche...


... y el guerrero Popocatépetl de vuelta a Paso de Cortés.


En el Centro de Visitantes del Parque Nacional Izta-Popo entrego la llave del Refugio Altzomoni y recupero mi pasaporte... no nos entretenemos en hacer más fotos, necesitamos ducharnos, comer y dormir y todavía tenemos que encontrar un alojamiento decente teniendo en cuenta que hoy es Jueves Santo y la afluencia de turistas en esta zona de México es muy elevada.

En dirección a Amecameca.



Nos despedimos de Paso de Cortés y del Iztaccíhuatl con un sabor agridulce... pero nuestro periplo por el Eje Neovolcánico Mexicano aún no ha terminado...

Para consultar otras Ascensiones en el Continente Americano, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.

 

16 comentarios:

Vidal dijo...

Cumbres secundarias, dice Sarita, no hombre, no!!!... esas rodillas y ese monte de venus son cumbres principales por merito propio, ¿tú crees que si estuvieran en Pirineos entre 3.000 las considerarían cimas secundarias?, yo creo que no!, serían tres 3.000 como la copa de un pino!!!... vaya peazo de pateada que os marcasteis compañeros, esta Izta tiene los pechos donde da la vuelta el viento, oiga... y otra cosa os voy a decir, ahora que no nos oye nadie, yo donde este un buen monte de venus que se quiten esos pechos, ja, ja, ja!!!... además si los hacéis todos a la primera ya no queda excusa para volver, je, je, je!!!... a ver con que nos sorprendéis en el próximo reportaje... un abrazo manitos, digo Sarrios!!! =D...

jMii dijo...

¡Enhorabuena pareja por esos cincomiles! Tal y como dice Vidal, de secundarias tienen poco. Y semejante ruta, con la distancia y el desnivel, por encima de 5000 metros, no puedo decir otra cosa que enhorabuena! jajaja. El sabor agridulce lo tenéis que dejar para otra vez.

Impresionante el Popo desde la lejanía, y presenciar las detonaciones, uff! Por otro lado, es más que interesante ver en el reportaje como cambia el paisaje, la vuelta del color verde en las fotos de bajada, el gris de la roca...y ese precioso día que tuvistéis.

A ver con que nos sorprendéis en las próximas entregas. ¡Un abrazo!

xabierandueza-berriozar dijo...

Aupa Sarita.Mi más cordial enhorabuena por lo logrado,vaya pateada que os habeis dado.Estupendas fotografías. Iremos viendo otras gestas.Que disfruteis.
Un saludo.

sherpa dijo...

Montaña en estado puro!
Enhorabuena por esa mágica cifra, desde ahí arriba las cosas se ven diferente. Ahora sólo queda pensar en los seismiles andinos para los que os veo sobradamente preparados.
Saludos pareja.

Cienfuegos dijo...

Menuda medalla os acabais de colgar, ¿no?. 5.000´s. Joer!!. Se ve lo que lo habeis disfrutado en el número de fotos :oDDD
Un saludo

SARITA dijo...

Vidal, qué razón llevas, en el Pirineo estas cumbres serían 3.000 independientes incluidos en el famoso listado de Buyse, en México la información sobre los 5.000 no es tan extensa, investigando un poco he encontrado los nombre de casi todas estas "cumbres secundarias" pero no creas que ha sido fácil... Seguro que volveremos a México para saldar las cuentas pendientes, México Lindo nos ha enamorado!!

JMii, gracias por lo que nos toca pero incluso ahora no podemos evitar tener esa pequeña sensación de victoria-derrota... la visión del Popo es impactante e impresionante, me faltan calificativos para expresarlo, hay que estar allí para vivirlo... mucho ánimo en la recta final por los Alpes, los 4.000 os esperan!!

Xabier, los números no parecen tan exagerados como en las ascensiones en Pirineos pero la altitud juega un papel importantísimo, dos semanas después de aterrizar en Panamá yo seguía sin poder dormir bien y con cara demacrada, a cambio, los entrenos tropicales de running eran como un pequeño paseo... :)

Sherpa, tú bien sabes cómo se ven las cosas desde ahí arriba y lo duras que son las grandes ascensiones para los que no estamos del todo aclimatados... esos 6.000 andinos llegarán en algún momento, ya tenemos ganas!!!

Cienfuegos, los 5.000 metros de altitud son palabras mayores aunque todavía nos parece un poco irreal por los acontecimientos y por el desenlace de la ascensión... como siempre, me he pasado con las fotos pero la ascensión lo merecía con creces... :)

Siento el retraso en la respuesta... muchas gracias a todos por los comentarios.

Un fuerte abrazo.

Vidal dijo...

Pues mucho cuidado con el Popo, que parece que está un poco enfadado estos días, je, je, je... yo creo que se mosqueó al enterarse de que los Sarrios no le iban a visitar!!! ;)

SARITA dijo...

Vidal, el Popo es como un imán, yo no pude quitarle los ojos de encima durante los dos días que estuvimos en el Parque Nacional Izta-Popo, es el volcán perfecto... el problema es que no creo que podamos ascenderlo nunca!!! Qué más quisiera yo que poder ascenderlo!!!

Ya nos dejó un par de avisos durante el descenso del Izta con sus pequeñas "detonaciones"... a las dos semanas de volver de México, entró en Amarillo Fase 3 por lo que el acceso a Paso de Cortés está restringido... al final, tuvimos más que suerte, hemos estado durmiendo enfrente del Popo mientras se estaba desperezando!!

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Sarrios,

Acabo de realizar el mismo ascenso la semana pasada, y tambien me quede con un sabor agridulce. Nos quedamos en la panza (o como uds le llaman, el monte de venus) y como uds me quedo con ganas de volver y llegar a los 5200 m en alguna otra ocación. Sus narraciones y fotografias fueron de ayuda invaluable. Muchas Gracias!!
Desde Mexico, José

SARITA dijo...

José, me alegro que nuestra pequeña aventura en el Izta te haya servido de ayuda para intentar ascender hasta el punto más alto... nosotros volveremos para saldar cuentas pendientes con la Dama Dormida, espero que nos deje llegar hasta su pecho la próxima vez.

Disfruta de tu México Lindo, adoro tu país!!

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

El Popo... precioso!!, vaya fotos más bonitas que hacéis!. Que paisajes más bonitos!. Me sumo a lo que llamas ser "estrictos", y planificar las aventuras vosotros mismos, eso para mi tiene mucho más valor, se llegue hasta donde se llegue y vosotros llegasteis muy altos, luego que cada uno elija como sube... Debéis estar y seguro que estáis muy contentos. Habéis conseguido una grandísima ascensión. Muchas felicidades Sarita & Manu, por las ascensiones conseguidas y récord de altura!! y como veo que os dicen, con el tiempo suficiente, seguro que estáis preparados para mayores aventuras, pero sobretodo disfrutar!!. Sois grandes!! Saludos.
David Ruiz

SARITA dijo...

David, gracias por el comentario, no creo que nos merezcamos tanto!!

Lo de preparar todo por nuestra cuenta es algo que jamás dejaremos de hacer, es mi manera de entender la montaña y así es como yo la disfruto, seguro con un guía local habríamos podido llegar a la cumbre... o no, el mal de altura es imprevisible y a mí me dió por ascender demasiado rápido, si hubiéramos dormido en el refugio, probablemente todo habría salido a pedir de boca pero en esas fechas (Semana Santa) y con los pocos días que teníamos no podíamos organizarlo de otra manera... a los dos días ascendimos al Nevado de Toluca y de alguna manera nos quitamos la espinita... ay, qué ganas de volver allí para ascender al Izta... y al Pico de Orizaba!!!

Un fuerte abrazo!!

Derek Vinyard dijo...

No sé quien seas, no sé quien haya redactado todo este informe, pero quiero decirte que me fascinó. Estaba tan emocionado en buscar otros testimonios sobre ascenso, y me encontré con el tuyo; quiero decirte que ayer intenté lo mismo, sin embargo sólo llegué hasta la primer rodilla. No sé si sentirme frustrado, triste, satisfecho o enojado. Sin embargo al leer tus ultimos comentarios en esta nota, me doy cuenta que logré algo que pocas personas pueden hacer, darse el lujo de llegar a más de 4,500 metros de altura encima del mar. Enhorabuena amigo, seas quien seas!

SARITA dijo...

Derek, gracias por el comentario, ascender hasta la Primera Rodilla del Izta no es tarea fácil, sobre todo si no estás correctamente aclimatado... nosotros tendremos que volver para saldar las cuentas pendientes con el Izta... :)

Felicidades a ti también por la actividad realizada.

Un cordial saludo.

linxrufus dijo...

Hola.. soy de Puebla México, y todos los días veo la mujer dormida desde cualquier punto, mi casa, el trabajo, la autopista etc. Me encantó el relato y lo que comentas sobre el "Popo" o "Don Goyo" como se le dice por acá es cierto.. es un imán, no hay manera de dejar de verlo... En fín... hace 23 años para ser exactos en 1992, tuve la fortuna de subir el Popo hasta el labio inferior, al llegar ahí arriba, vi lo que faltaba para llegar al labio superior y aunque parece poco, eran horas y ya no subí... unos de los que me acompañaban me dijeron que lo que había logrado ya se consideraba cumbre, así que después de observar el volcán (no le tomé foto por olvidadizo) dí la media vuelta y comenzamos el descenso.... en fín.. hace un par de años, participé en una carrera que se llama Izta Skymaraton que consiste en correr desde paso de cortes hasta el albergue de los 100mm un poquito mas, y solo llegué al albergue de los 100... ese poquito mas eran 2 horas y ya no había tiempo, además de que había nevado una noche anterior, en fin... ya son 2 veces que me vencen ese par de volcanes, el izta y el popo... este año en noviembre estoy planeando desquitarme de ellos y estamos planeando el ascenso al izta y por tal motivo es como llegué a este Blog, que ha sido una sorpresa ver lo detallado que está su narración de ustedes y estoy seguro que la leere con calma unas 50 veces antes de que llegue el día de subir el Izta dentro de 6 meses.... les mando un saludo a donde quiera que se encuentren. Saludos.

Samu MOrozco dijo...

Hola... Soy de Queretaro, a tres horas de ciudad de Mexico!! Me leí su experiencia enterita, la primera y la segunda partes, varias veces antes de intentar mi propio ascenso a la Iztaccihuatl.... Me encantó el detalle y las fotografias. Gracias a su relato tan detallado y a otro poco que investigué yo también lo hice el año pasado en diciembre. No lo logré en esa primera ocasión, el cansancio me hizo una traicionera jugada, no estaba preparado, así que solo llegué al refugio de los cien. Sé el inmenso esfuerzo que conlleva llegar tan solo hasta allí. Muchas personas llegan allí mismo en su primer ascenso. Pero ustedes lograron más que eso y llegaron hasta el monte de venus ¡EN su primera vez!! Increíble!! Tres meses después volví al Iztaccíhuatl; esta vez logré llegar al pecho, la cota más alta. Debo admitir que me costó muchísimo. Pero fue la experiencia más increíble de mi vida. Por favor regresen al Iztaccihuatl, ya tienes excusa para volver, ese pecho los sigue esperando. Te recomiendo el mes de febrero o marzo, hay buen tiempo y las rampas de arena están congeladas, en mi opinión es más fácil subirlas con hielo, pero necesitarán crampones. Espero ver su próximo relato de mi montaña favorita!! (Mi sugerencia: esta vez partan del campo base a la una de la madrugada, salieron muy tarde; el tiempo empeora en la cima después de las once)
Saludos!! Los seguiré leyendo.