COL DE MENTÉ (1.349 m). MOUNTAIN BIKE

2016/04/21

A pesar de ser una "tachacimas" incansable, hoy nos toca una actividad en MOUNTAIN BIKE sin hacer cumbre... :O

A cambio, ascenderemos uno de los puertos o cols míticos de la zona del Haute-Garonne y del propio LE TOUR DE FRANCE... y es que era casi imposible vivir en el país de los puertos de montañas y no engancharse a la bicicleta, en mi caso a la mountain bike.

Un recorrido desde Bossòst hasta Saint-Béat para posteriormente ascender al Col de Menté y vuelta por el mismo trayecto... un recorrido 100% ciclable por asfalto con bici de carretera para el que prefiera hacerlo mucho más ligero de peso.


SITUACIÓN
Val d'Aran / Haute-Garonne. Pirineos. Spain / France.




PUNTO DE PARTIDA
Bossòst.

Para llegar a Bossòst (Lleida), ver GOOGLE MAPS.

CARTOGRAFÍA
Val d'Aran 1:40.000. Editorial Alpina.
Pyrénées Carte nº 5 Luchon 1:50.000. Rando Édition. Institut Géographique National.


MAPA


PERFIL


RESUMEN
ACTIVIDAD: Mountain Bike.
DESNIVEL: 1.400 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 61 km.
TIEMPO TOTAL: 04:35 horas (incluyendo 00:45 horas de paradas).
DIFICULTAD TÉCNICA: Media. El recorrido es 100% ciclable con bicicleta de carretera.
AGUA: Se puede comprar agua en algún punto del recorrido.

TRACK LOG GPS
Pinchad en este enlace: SPORTS TRACKER 20160421 COL DE MENTÉ

MOUNTAIN BIKE
Mi relación con la mountain bike comienza unos años atrás pero no es hasta mi fractura de peroné el pasado año cuando termino de engancharme definitivamente... por si fuera poco, Martín es un friki de la mountain bike, casi tanto como yo del running, por lo que las actividades en mountain bike están más que garantizadas, lo raro es haberle engañado tantas semanas seguidas para sufrir en la montaña... :)

Llevo arrastrando una lesión de cadera desde finales del pasado mes de Febrero por correr demasiado y por no descansar lo suficiente. Mi "fisio" no me deja correr por lo que la mountain bike se ha vuelto a convertir en mi tabla de salvación de entrenamientos físicos y mentales (es lo que tiene ser un poco vigoréxica). No tengo bici de carretera y mi pobre mountain bike prestada (gracias a Paco y a Ana) no es muy buena que digamos pero, aún así, salgo a entrenar casi todos los días con ella, cambiando mis sesiones de running por sesiones de mountain bike aunque sea por carretera... lo importante es hacer kilómetros y depurar un poco mi técnica.

Jueves 21 de Abril, la meteorología es pésima en la Val d'Aran para cualquier actividad pero sobre todo para hacer montaña... a pesar de la previsión, le propongo a Martín ascender al Col de Menté, una buena actividad desde Bossòst, sobre todo con los trastos que llevamos, él una bici de enduro y yo una mountain bike de señorita que la única ventaja que tiene es la ligereza de peso, mejor no hablemos del resto.

Amanece nublado en la Val d'Aran, por ahora no llueve pero como hoy haremos una actividad al lado de casa, decidimos no madrugar demasiado... a las 10:30 AM nos encontramos en la HIRU donde terminamos de prepararnos antes de salir.

La Plaza de la Iglesia de Bossòst entre tinieblas...



... in fragranti en la puerta del Hiru.


Comenzamos a pedalear a las 10:35 AM en dirección a la frontera, hace frío por lo que vamos bastante abrigados... Les, Pontaut y así hasta llegar a la frontera con la France y continuar hasta Fos, el primer pueblo de Francia.... cruzamos Fos y de camino a Arlos comienza a llover con fuerza, la previsión no se equivocaba en absoluto.

Para cuando llegamos a Saint-Béat ya estamos completamente calados... son las 11:20 AM pero decidimos parar un momento para valorar la situación, la lluvia arrecia por momentos, menuda primavera llevamos...

Arriu Garona a su paso por Saint-Béat...



... con el cuerpo y los pies encharcados.


Breves momentos de indecisión, lo malo no es subir, lo malo será el descenso empapados, momento en que nos congelaremos irremediablemente... lamentablemente, la situación es la que es, hoy es el mejor día para subir el Col de Menté pero ya que estamos aquí habrá que intentarlo.

A las 11:40 AM nos ponemos en marcha en dirección al comienzo del Col de Menté, hemos de seguir las indicaciones hacia Boutx y a la Estación de Esquí Le Mourtis hasta encontrar el punto de partida del puerto.

Posando con el cartel de comienzo del Col de Menté.



Un breve resumen del Col de Menté (1.349 m):
- Altitud de salida: 505 metros
- Altitud de llegada: 1.349 metros
- Distancia hasta la cima: 9,5 kilómetros
- Desnivel: 844 metros
- Pendiente media: 9%

A priori, no es uno los puertos más duros que existen pero aún así hay que subirlo... :)

Comenzamos a subir cada uno a su ritmo, Martín es más explosivo y en seguida me saca ventaja, yo me dedico a sobrevivir como puedo, mi fuerza de voluntad y mi motivación son mayores que las ganas de bajarme de la bici y de subir corriendo, estoy segura que en algunas rampas podría ir mucho más rápido a pata.

La lluvia no nos da tregua y casi sin darnos cuenta pasamos el pueblo de Boutx y continuamos en dirección a lo alto del puerto... los kilómetros van pasando y ya no veo a Martín, una densa niebla lo cubre todo, seguro que él ya está arriba... yo voy bien de cardio pero no puedo subir más rápido, y es que mi bici no ayuda mucho... mi sorpresa es mayúscula cuando, al llegar a una curva de herradura a derechas, me lo encuentro esperándome.

En la curva donde LUIS OCAÑA PERDIÓ EL TOUR DE FRANCIA DE 1.971...



... leyendo la placa, el 12 de Julio de 1.971..


... de allí venimos...


... y lo que nos queda...


... mi turno posando con la placa.


No nos entretenemos más, que aún nos queda lo más duro hasta arriba... poco después alcanzamos el cartel de los 3 últimos kilómetros, 3 kilómetros que se me hacen eternos y que los tengo que subir en plato pequeño para no quedarme clavada en las rampas... hace rato que no veo a Martín, que sube mucho mejor que yo a pesar de lo que pesa su mountain bike de descenso, la genética vasca tenía que salir por algún sitio.

Los últimos 500 metros casi no tienen fin hasta que alcanzo el Col de Menté, donde Martín me espera carcajeándose de mis sufrimientos en la bici, seguro que esto es una venganza por las que le hice pasar en el PICO DE CHÍA y en algunas otras actividades invernales.

El momentazo de posar en el Col de Menté...



... con el cartel que indica la meta...


... turno de Martín, que está meditando.


Col de Menté (1.349 m).


Son las 13:00 PM pasadas y estamos emocionados y empapados a partes iguales... por suerte, el Albergue La Soplan existente en el puerto está abierto, por lo que decidimos ir a tomarnos un té bien caliente antes de iniciar el gélido descenso.

Col de Menté (1.349 m).



Apenas se distingue el albergue...


... bonito panorama...


... el albergue tiene mucho encanto...


... autofoto con el cartel del Trail du Mortis.


Más de 30 minutos disfrutando de un merecido té caliente y, en mi caso de una barrida de proteínas, eso o no seré capaz de volver hasta Bossòst pedaleando... :)

Silvia y Cristina nos esperan para comer en Bossòst por lo que ha llegado la terrible hora de movilizarse... para no pasar frío, nos ponemos las mochilas delante, casi igual que los grandes ciclistas de antaño, que se colocaban papel de periódico en el pecho para no coger frío en los descensos... :)

El panorama sigue siendo el mismo que hace un rato.



Y comienza el descenso... tengo tanto frío que no puedo parar de tiritar, las lágrimas casi se me saltan pero por desgracia no puedo permitirme el lujo de llorar, salvo que quiera acabar dando con mis huesos en el suelo, lo ideal para rematar la situación.

Como en todos los descensos y en buena parte de los ascensos, Martín me saca bastante ventaja pero, de nuevo, me está esperando en la curva donde se sitúa la placa en honor a Luis Ocaña.

La placa al detalle...



... es hora de continuar...


... a punto de llegar a Boutx.


Apenas 2 kilómetros nos separan del comienzo del Col de Menté, no vemos el momento de llegar a Saint-Béat para comenzar la cuesta arriba hasta Bossòst y entrar un poco en calor.

Col de Menté conseguido, mi cara lo dice todo...



... algunos ya tienen prisa.


Y es que Silvia nos mata de nuevo... ya son las 14:00 PM y nos esperan para comer en Bossòst a una hora razonable, lo malo es que aún nos queda casi una hora para llegar hasta allí.

La lluvia sigue arreciando por lo que ni me planteo en parar para sacar la cámara de fotos... a la salida de Fos, Martín decide "abandonarme" para adelantarse mientras yo continúo a mi ritmo... las cosas como son, no es que vaya muy lenta, es que Martín va muy rápido.

A las 15:10 PM me planto en la puerta de casa, el tiempo justo para darme un ducha ultra rápida y para llegar a comer con Silvia y con Cristina al TIRABOÇON.

Ensalada de queso de cabra y ensalada de foie con ceps...



... y un entrecot para reponer las calorías consumidas.


Una de las actividades más largas que he hecho en MOUNTAIN BIKE y uno de mis primeros puertos importantes, a pesar de la adversa meteorología.

Martín, gracias por inculcarme de nuevo el gusanillo de la mountain bike!!!

Veremos si la semana que viene la lluviosa primavera nos permite hacer algo de montaña... si no, intentaremos mejorar en esto de las dos ruedas... :)