ROCKY POINT (10 m)

2012/10/14

Nuestros ánimos no están como para andar investigando en mitad de la densa selva así que hoy nos decantamos por la playa... los últimos acontecimientos vividos por aquí nos han dejado bastante tocados...

Vivir en Panamá está siendo una experiencia inolvidable... es como estar inmersos en una película de terror de la que sin querer nos hemos convertido en los protagonistas.


Pido disculpas por adelantado a aquellos panameños que se puedan sentir ofendidos pero ésta es mi experiencia personal y así lo tengo que contar.

IMPORTANTE
Consultad algunos consejos a tener en cuenta antes de viajar en este enlace de mi primera actividad en Panamá: PUNTA DE PLAYA VENADO (10 m).

SITUACIÓN
Golfo de Panamá. Tierras Bajas y Llanuras del Sur. Panamá. Centroamérica.


Mapa publicado en la Web PANAMA24.ORG


PUNTO DE PARTIDA
Zona de aparcamiento de la Playa Rocky Point.

Desde Coronado, continuar unos minutos por la carretera interamericana en dirección a Penonomé hasta alcanzar el desvío existente hacia la Playa Rocky Point, situado en la siguiente salida a Coronado. Abandonar la panamericana para continuar a mano izquierda siguiendo las indicaciones de "Playa Rocky Point" en todo momento. Seguir por la carretera principal obviando el desvío existente a mano derecha hacia Punta Barco hasta alcanzar la zona de aparcamiento de la playa, donde se puede dejar el coche.

Importante, abstenerse de dejar material a la vista dentro del coche para evitar robos o incidentes mucho más graves.

Para llegar a Coronado (Panamá), ver GOOGLE MAPS.


BIBLIOGRAFÍA
El Explorador de Panamá. Autor/Editor Valerio Aráuz Aguirre. Editorial Freedom Publications, INC.

Para más información, consultad la Web PANAMAEXPLORER.COM


CARTOGRAFÍA
Sheet nº 4241-IV Series E762 Edition 2-DMATC Chame 1:50.000 (1965).
Defense Mapping Agency Topographic Center. United States of América.


MAPA


MAPA DE WIKILOC
En breve...

RESUMEN
DESNIVEL: 10 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 3 km.
TIEMPO TOTAL: 01:00 horas.
DIFICULTAD: Muy Fácil (MF).
Itinerario sin dificultad por la línea de playa, ideal para todos los públicos.

MATERIAL: Sombrero o gorro imprescindible; crema con factor de protección solar muy elevado (FPS 50+).
AGUA: No se puede coger agua en ningún punto del recorrido.

TRACK LOG GPS
En breve...

Para consultar todos nuestros tracks, pinchad en este enlace: WIKILOC BAILANDO CON SARRIOS


ASCENSIÓN
Los que nos conocéis ya sabéis que en Panamá no nos encontramos nada cómodos desde hace ya muchos meses... los que nos leéis supongo que ya os imagináis el por qué, es una tara mental con la que tenemos que convivir pero es que si no tenemos montañas cerca nos volvemos locos, un@s más que otros... la única ventaja de vivir aquí son nuestras escapadas a las cordilleras del Continente Americano pero el escaso tiempo libre del que disponemos y las dificultades del día a día hacen que estos viajes tampoco nos compensen y es que últimamente nuestra balanza personal se ha descompensado irremediablemente...

Independientemente del aspecto montañero, que para nosotros es primordial, no creo que haya muchos europeos, japoneses o estadounidenses que se encuentren muy cómodos aquí. Bajo esa imagen de presunta "ciudad cosmopolita" que se pretende vender de Panama City, Panamá es la capital de un país de tercera donde la porquería sale a flote cuando menos te lo esperas, los grandes condominios privados conviven a la perfección con las zonas rojas donde las bandas armadas campan a sus anchas y donde ni la policía se atreve a entrar, esa policía que se deja sobornar por un par de billetes de 20 $... los hoteles y comercios de lujo de los centros comerciales de la ciudad de Panamá intentan camuflar la pobreza, la desesperación y la decadencia existente a orillas del Mar Caribe en la ciudad de Colón... la delincuencia aquí es un problema de dimensiones desmesuradas y, evidentemente, los extranjeros somos el objetivo primordial de estos "amigos de lo ajeno"... para que os hagáis una idea, comparativamente con otras ciudades históricamente más peligrosas como México D.F. o Bogotá, en los últimos años, Panamá se ha vuelto mucho más peligrosa.

Lamentablemente estábamos en el punto de mira y al final nos ha tocado... tampoco me recrearé en los detalles porque no sé quién nos puede estar leyendo y a estas alturas del partido apenas me fío de nadie aquí en Panamá... hace tres semanas unos tipos con armas entraron en nuestra casa y todo cambió para siempre... jamás volveremos a ser los mismos... por suerte, ninguno de los dos estábamos en casa y "sólo" tenemos que lamentar daños materiales y morales... lo curioso es que todas las tardes yo estoy en casa a esas horas, todas menos esa tarde, que tuve que salir por una urgencia veterinaria... ¿¿qué habría pasado si yo hubiera estado en casa?? Aquí no se andan con bromas y conozco algunos casos en los que además del robo, los afectados han sufrido daños físicos, o lo peor, han acabado con dos balazos en la cabeza para no dejar testigos.

Y ahora cómo te recuperas de ésto?? Pues no lo sé... Mane lo lleva un poco mejor sin embargo yo aún estoy intentando aceptarlo... yo fui la que llegué primero a casa y me encontré con todo el pastel porque los tipos aún estaban dentro así que por ahora no me lo puedo quitar de la cabeza reviviendo el incidente a todas horas, trastorno por estrés postraumático se llama... de todos modos, aunque lo supere, jamás me recuperaré totalmente de un golpe así, lo sé, me conozco a la perfección y tendré que vivir con ésto para siempre.

Tampoco podré olvidar que ese día tuve que salir de casa para ir al veterinario y eso marcará el resto de mi vida... parece que mi pequeño ángel de la guarda me salvó de una desgracia aún mayor...

... desgraciadamente yo no pude salvarte, ahora estarás en el cielo de las cobayas.



Quizá algún día me anime a contar la historia al completo pero por ahora no puedo, aún no consigo contener las lágrimas cuando miro sus fotos... desde entonces estoy como una zombie, deambulando por la casa sin poder hacer nada e intentando encontrar una explicación a lo ocurrido y culpándome por lo sucedido: "Si esa tarde no hubiera salido... si jamás hubiera hablado con nadie... si no hubiéramos venido a Panamá". Cada vez que tengo que salir me llevo conmigo lo poco que me queda de valor, al menos hasta que nos mudemos a otra parte en un par de semanas... también nos han robado los pasaportes por lo que no podemos salir del país hasta que nos tramiten unos nuevos... reconozco que de no haber sido así, a estas alturas yo estaría de vuelta en España, cosa que no descarto cuando obtenga mi nuevo pasaporte.

Tarde o temprano, el dinero, la ropa y todo el material robado, que no es poco, lo repondremos... pero hay cosas irreparables: la sensación de seguridad, la tranquilidad, la confianza, las noches en vela pasadas y futuras (que no serán pocas), la ilusión y las ganas de seguir luchando, al menos mientras sigamos malviviendo en Panamá... también hay cosas que jamás recuperaremos como casi todo mi trabajo del último año del blog y los vídeos de Mane... tendremos que dar gracias porque aún conservamos uno de los numerosos back-up de nuestras fotos originales, aunque algunas de ellas se han perdido irremediablemente... sinceramente, me siento violada y ultrajada y los sentimientos de odio, rabia y venganza se entremezclan con los sentimientos de impotencia, decepción y tristeza.

Hoy Domingo nos toca actividad, qué ilusión... no podríamos "teletransportarnos" a los Pirineos para no volver jamás aquí?? Los destinos tropicales no eran de mi agrado pero es que ahora los aborrezco... nuestros ánimos están para pocos experimentos así que no nos complicamos, intentaremos repetir la ascensión al CERRO LA CRUZ en el Parque Nacional Altos de Campana.

Aparcamos el coche bajo una intensa y torrencial lluvia... teniendo en cuenta que en mi mochila viajan conmigo mi nuevo portátil y mis dos discos duros, ni nos planteamos salir del coche, habrá que ir a otro lado...


Total por cuatro gotas de nada...


... el día está gris, como nuestro semblante.


No tenemos muy claro dónde ir, alguna playa habrá que aún no hayamos visitado aunque ya poco nos importa... poco después de pasar Coronado, vemos la indicación a la Playa Rocky Point, iremos a ver qué tal... avanzamos por la carretera de acceso a la playa sin desviarnos de la misma.

El desvío a Punta Barco, nosotros por la principal...



... hasta llegar al aparcamiento de Playa Rocky Point...


... parece una broma, lástima que las fotos no tengan audio...


... la mayoría disfruta de una jornada playera...


... y otros navegan gratis.


Nos preparamos ante la mirada incrédula de los que nos rodean, será porque somos los únicos "gringos" en la playa... sinceramente, ser caucásico aquí es una lacra, observados incesantemente por la gran mayoría, algo que antes sólo me llamaba la atención ahora me molesta sobremanera... todos los que somos blancos, somos gringos y somos ricos... me da la risa, si fuéramos ricos no estaríamos aquí, buscándonos la vida a más de 8.000 kilómetros de las montañas que nos dan la vida, intentado pasar de la mejor manera posible esta travesía por el desierto que atraviesan España y Europa.

Nos cuidamos mucho de dejar algo a la vista en el coche, aún recuerdo cuando INTENTARON ROBARNOS EL COCHE EL DÍA DE NOCHEBUENA EN LA RESERVA FORESTAL LA YEGUADA... qué bonito es vivir en Panamá...

Hora de ponernos en marcha.



Nos decantamos por ir hacia la derecha para alejarnos del mundanal ruido que se escucha en los ranchitos situados a la izquierda pero la marea está subiendo y con lo que llevo en la mochila no podemos arriesgarnos.

Hasta aquí hemos llegado, nos damos la vuelta por si acaso...



... nos aproximamos a la zona de los ranchitos.


Y yo no me siento nada cómoda porque parece que llevamos un letrero luminoso en la cabeza: "Soy extranjero, te apetece atracarme o secuestrarme?". No es que ésto sea algo nuevo aquí, desde el primer día que llegamos nos hemos sentido así pero antaño lo llevábamos de otra manera... ahora que ya lo hemos vivido en nuestras propias carnes, la cosa ha cambiado y no precisamente a mejor.

Mi cámara empieza a avisar, se queda sin batería y yo ni me inmuto, lo cierto es que me da igual, quién me ha visto... ahora estoy más pendiente del fiel amigo que llevo en la mano, un spray de gas lacrimógeno con pimienta que desde hace un par de semanas me acompaña a todos lados y que adquirí sin problemas en un puesto del ALBROOK MALL, como el que se compra unos pendientes... ésto es Panamá.

Mientras recorremos la playa, los pensamientos se agolpan en mi cabeza sin orden ni control... de buena gana, mandaba todo al carajo pero, lamentablemente, ya sabemos lo que nos toca si nos volvemos a España... como tod@s sabemos, la vida no siempre es de color de rosa...

No nos quedará más remedio que seguir caminando...



... pero no es fácil...


... sobre todo para nosotros...


... pan y fútbol...


... perdón circo...


... muy lejos de lo que a nosotros nos hace vibrar en esta vida.


Sin darnos cuenta, ya hemos llegado al final de esta pequeña playa, la desembocadura del Río Lajas nos "impide" el paso, la marea no tardará en subir y si cruzamos no seremos capaces de poder volver a cruzar a pie.

Rocky Point (10 m).



Otra panorámica...


... haciendo deporte.


Me aventuro a cruzar al otro lado antes de que continúe subiendo la marea, no tengo muchas ganas pero Mane me anima mientras se queda con mi mochila a buen recaudo.

Observando el Pacífico...



... mientras la marea sigue subiendo...


... poco hay que decir...


Nos decidimos a adentrarnos un poco en la zona de manglares existente en los márgenes del río, aunque ya sabemos que tarde o temprano algún obstáculo insalvable nos cortará el paso, ésto es Centroamérica y la fauna existente en los ríos no es para tomarla a la ligera.

Tenemos compañía dentro del agua... pinchad en la foto...



... mi primer caimán/cocodrilo en directo...


... un poco más cerca...


... parece que no le gusta nuestra compañía.


Ver un cocodrilo en un río es lo más normal del mundo pero yo aún no había visto ninguno; antaño me habría emocionado pero ahora no hago más que pensar que todo ésto me sobraba, sinceramente... los caimanes, las serpientes mortales, las tarántulas de dimensiones descomunales, los monos aulladores, los mosquitos transmisores de enfermedades tropicales, la humedad insoportable, el sol de justicia, la selva, los robos, la inseguridad, las decepciones...

Ajeno a sus compañeros de ecosistema...



... Mane no se atreve...


... y me espera en un lugar más seguro...


... paisajes en Panamá.


Rocky Point (10 m).


Se aproxima la tormenta...


... de vuelta al coche...


... Punta Teta a lo lejos...


... en breve descargará.


En la zona de los ranchitos ni nos atravemos a sacar la cámara, todos nos observan y lo único que nos faltaba es que nos atracaran a punta de pistola aquí en la playa.

Contrastes.



Al llegar a la altura del coche decidimos continuar en dirección a Punta Teta, quizá la marea nos deje acercarnos hasta allí o al menos alargar un poco más la actividad.

Imposible continuar sin mojarnos... con lo que llevo en la mochila.



De vuelta al coche nos marchamos absortos en nuestros pensamientos, apenas hemos andado pero es que tampoco tenemos muchas ganas, aún falta mucho para que nos recuperemos mentalmente, al menos mientras sigamos por aquí...

En Coronado decidimos ahogar nuestras penas en LEONARDO'S STEAK HOUSE, uno de los poco sitios decentes que hemos encontrado en Panamá para comer bien a buen precio.

Este pollo a la brasa me consolará momentáneamente.



Vuelvo a pedir disculpas, nuestras miserias personales deberían quedar en la intimidad pero ésto es lo que sucede en Panamá y así lo he querido contar...

Espero recuperar los ánimos y nuestra línea editorial en próximas actividades... gracias a tod@s por leernos.


 

12 comentarios:

Victor dijo...

Mucho animo, se de lo que estais hablando, pase dos annos en sao paolo, y, a parte de estar apartado de la actividad montanera, sentia muchas veces esa misma sensacion hacia el pais.... Decidi que alli no pintaba nada y volvi a un pais un poco mas civilizado... Y a la actividad montanera... Mucho animo para el resto de vuestra estancia, los pirineos y los lectores os esperan a vuestra vuelta

Pablo Vega dijo...

Tan sólo mandaros ánimos y mucha fuerza.

JonyMao dijo...

¡¡Arriba ese ánimo!!
No solo de cotas vive el hombre. Pásate al running.
Saludos

David Naval dijo...

Vaya Sara, que pena lo que me cuentas, que mala experiencia :-(.

Solo os puedo dar ánimos, lo importante es que estáis bien, al menos físicamente, y todo irá quedando como un mal recuerdo.

Un abrazo y espero que pronto podáis plantearos el regreso. Como bien dices la vida no es color de rosa, pero las cosas son así, no se pueden cambiar, hay que aceptarlas y aprender lo que se pueda.

Hasta pronto,

Luisa Alonso-Cires dijo...

Sara, te he mandado un correo, no se si mantienes tu email.
me gustaría contactar contigo
Luisa Alonso Cires

Montañas de Gordón dijo...

Aunque os sigo en todas las actividades que subís al blog reconozco que no suelo escribir muchos comentarios, pero esta vez al ver lo personal e íntimo de la entrada no he podido evitar el hacerlo, ya que sé de buena tinta lo que se siente al vivir fuera de tu casa, de tu tierra, y si no es ésto poco duro ya de por sí la experiencia que habéis sufrido es el colmo que colma todo vaso... solo puedo darlos muchos ánimos, un abrazo muy fuerte a los dos desde tierras españolas, y siempre tendréis la oportunidad al ver blogs amigos, etc de ver como están por aquí las cosas y ver, que en el fondo, no están tan lejos.
Un abrazo a los dos y mucha fuerza.

Iván dijo...

Mucho ánimo chicos. Antes o después todo mejorará. Por mi parte intentaré cuidaros un poquito "vuestros" Pirineos, que por desgracia tampoco puedo visitar mucho... Un saludo y muchos ánimos de nuevo

Joan X dijo...

Gracias por compartir vuestra intimidad. Has fotografiado con tus palabras una cruda y dificil realidad. Lamento mucho vuestra situacion y deseo que salgais lo antes posible de ella. Es triste como la corrupcion, la crueldad y todas esas malas virtudes se apoderan de paises enteros. Por desgracia aqui en España no es el paraiso. Todo sucede a un nivel inferior donde por lo menos, la vida se respeta. Mucha suerte y ir con cuidado porque debeis de apartaro de esa inmundicia y volver a sentiros libres en las montañas, sin miedo al regresar a casa. Un beso y un abrazo muy fuerte.

Víctor dijo...

Hola Sara.
He leido muchas de vuestras rutas y algunas me han servido de referencia en mis pequeñas aventuras. Nunca había dejado ningún comentario, pero hoy me decido a hacerlo con la intención de daros un pequeño apoyo moral.
Solo puedo decirte que entiendo tu estado de ánimo perfectamente y me imagino lo mal que lo estáis pasando, pero una vez dicho esto te recomiendo que no tomes ahora decisiones trascendentes, creo que no es el momento adecuado. Deja que se enfríe la cabeza antes de hacerlo. Antes tomad decisiones más prácticas como buscar una nueva casa en un lugar más protegido y tomar ciertas rutinas de observación cuando salgáis y entréis en la vivienda. No dejes que esto condicione tu estancia allí de manera radical.
La situación aquí, en España, está muy complicada desde el punto de vista laboral y ahora mismo no conviene dar un paso sin tener el siguiente asegurado, como buena montañera esto lo tienes en tu ADN.
Acabo de perder mi trabajo después de 25 años en la misma empresa y, con 47 años a las espaldas, vislumbro un panorama bastante desalentador.
Por eso, tranquila, date tu tiempo y si vas a tomar alguna decisión traza un plan, prepara tu nueva ruta. Lo haces muy bien, todos lo vemos y muchas veces lo aprovechamos.
Disculpa por la charla y los consejos, pero sentía que debía dártelos.
Mucha suerte.
Victoriano Glez.

SARITA dijo...

Siento el retraso pero he estado evitando responder los comentarios para no recordar más de lo necesario...

Victor, gracias por los ánimos, creo que me comprendes a la perfección, ya pensé que me estaba volviendo loca con este tema, me alegra saber que no soy la única que se siente así... gracias.

Pablo, gracias por tus palabra, ya sabes dónde estamos.

JonyMao, el running forma parte de nuestras vidas desde hace ya muchos años, mucho antes de volcarnos en la montaña, pero te aseguro que no es lo mismo... si ese fuera el único problema...

David, lo del mal recuerdo sería mi deseo pero por ahora está demasiado presente... supongo que con el tiempo lo veremos desde otra perspectiva.

Luisa, gracias por preocuparte de nosotros, ya te he mandado un correo.

Montañero Gordonés, gracias por tus palabras y por compartir tu experiencia con nosotros, te lo agradezco de verdad... ójala coincidamos algún día en alguna cumbre de aquella maravilla que es la provincia de León.

Iván, cuídalos mucho, en breve me voy a España para hacerles una visita como se merecen.

Joan X, sabemos cómo está el panorama en España y eso es aún más desalentador para nosotros, si al menos nos pudiéramos plantear la vuelta a corto plazo... pero sí, la vida allí aún se respeta, cosa que aquí no, como lamentablemente hemos comprobado.

Victoriano, tienes mucha razón, en caliente se toman decisiones de las que luego, quizá puedas arrepentirte... mucho ánimo para tí también, nosotros hemos pasado por eso y es una situación complicada de gestionar... de charla nada, ésta es tu casa y puedes escribirnos cuando quieras.

Gracias a todos por los comentarios, me habéis emocionado...

Un fuerte abrazo.

Atraccióndelvacío/Rafa dijo...

Sarita y Mané, sólo podemos enviaros muchos ánimos y fuerza desde vuestros queridos Pirineos, ahora hermosamente nevados.
La vida sigue, es un tópico, pero es así. No le tengais miedo al miedo, las cosas materiales ya las recuperareis, las fotos ... seguro que no han podido borrar los recuerdos.
Un fuerte abrazo

SARITA dijo...

Rafa, gracias por tus palabras de aliento... el tiempo lo cura casi todo, parece mentira pero es así... reconozco que aún me acuerdo a diario de aquello, la herida tardará en cicatrizar y siempre tendrá un dolor remanente, al menos mientras sigamos aquí...

Gracias por tu comentario... y cuídame esos Pirineos!!

Un fuerte abrazo.