PICO DEL BUITRE (2.021 m)

2005/01/05

Tras la ascensión al GILILLO, nos dirigimos a la Sierra de Castril, situada al Norte de la provincia de Granada, junto a La Sagra, y menos conocida que su vecina Sierra de Cazorla.

SITUACIÓN
Parque Natural de la Sierra de Castril. Sistemas Béticos.


PUNTO DE PARTIDA
Pista forestal a mitad de camino entre el Cortijo del Laude y el Cortijo de los Quemados.

Desde Castril, seguir por la carretera C-330, en dirección a Pozo Alcón. Pasado el Embalse del Portillo, tomar la pista forestal que sale a mano derecha, en dirección a los Cortijos de la zona. Avanzar por la pista, dejando atrás el Cortijo de Los Quemados, hasta llegar a un collado, junto al Picón del Laude.

Para llegar a Castril (Granada), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Sierra de Cazorla 1:40.000. Editorial Alpina.

MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 600 metros (+)
DISTANCIA TOTAL: 9 km
TIEMPO TOTAL: 06:30 horas.
DIFICULTAD: Muy Fácil (MF).
Ascensión por sendero señalizado en todo momento.

MATERIAL: Nada reseñable.

ASCENSIÓN
Aparcamos el coche en el collado, muy próximos al Picón del Laude, por donde pasa la pista que va del Cortijo de los Quemados al Cortijo del Laude, junto a un cartel indicador de la ascensión que vamos a hacer.

Este es el punto de partida de la ascensión.


Por ahora, el sendero está bien señalizado.


El Picón del Laude desde el comienzo de la ascensión.


Desde aquí, avanzamos siguiendo las marcas del sendero que asciende al Pico del Buitre, en dirección hacia el Barranco del Laude.

El Picón del Laude y el collado donde hemos dejado el coche. Al fondo, se intuye Sierra Nevada.


El Cortijo del Laude junto al Barranco del mismo nombre.


Seguimos avanzando por el sendero, que a media ladera, se dirige hacia el Barranco del Laude, desde el que, ascendempos en dirección Este, para ganar el cordal que tenemos enfrente.

A punto de llegar al cordal.


El Barranco del Laude desde aquí.


La temperatura es elevada para la época del año en la que nos encontramos y el sol pega fuerte mientras ascendemos.

El mar de nubes refleja el sol.


Una vez en el cordal, vamos ascendiendo por el mismo, siguiendo el sendero en todo momento.

Desde aquí ya se ve La Sagra nevada.


Vista atrás, el Collado de las Tablas.


Se observa el sendero por el que hemos venido en el Barranco del Laude.


Con Sierra Nevada de fondo.


Ascendemos por el sendero, que discurre paralelo al Barranco del Laude, a través del Pinar de Las Potras, que se extiende por la otra ladera del Barranco y por donde realizaremos el descenso.

En medio del Pinar de Las Potras.


Un poco más arriba, los pinos comienzan a ceder terreno.


Y los matorrales espinosos ganan protagonismo.


Desde este punto, ya podemos contemplar el Refugio de Los Prados, hacia donde se dirige el sendero.

Hacia allí nos dirigimos.


La nieve aguanta a la sombra como puede.


De camino encontramos formas peculiares debido a la erosión.


Siguiendo por el sendero, llegamos a la cabecera del Barranco del Laude y unos metros más arriba, se situa el Refugio de Los Prados.

Continuamos en dirección a la cima por el sendero, que discurre junto a una fuente en la parte más alta de los Prados del Buitre.


El sendero por el que hemos venido.


Refugio de Los Prados en la ascensión a la cima.


Los Prados del Buitre junto al Refugio, de ahí su nombre.


Desde los Prados del Buitre vamos ascendiendo entre la caliza, buscando el camino más practicable en dirección a la cima.

Ya vemos el vértice desde aquí.


Unos metros más arriba, las rocas desaparecen dejando paso a los pastos.


Casi sin pisar nieve, ascendemos la última pala previa a la cima y en unos minutos, alcanzamos la cumbre, a la que accedemos forzando alguna trepada en la roca, totalmente evitable.

Cima del Pico del Buitre (2.021 m).


El día está despejado y la temperatura es muy agradable, por lo que paramos a comer en la cima y a disfrutar de las vistas en todas direcciones.

Al fondo, Sierra Nevada donde se ubica el TECHO DE LA PENÍNSULA IBÉRICA.


La cresta del Pico del Buitre hacia el Oeste y las cumbres de Cazorla.


Una panorámica hacia el Norte, donde asoma el EMPANADAS.


Al fondo, con su Cara Norte nevada, LA SAGRA, emblemático para los montañeros murcianos.


La Sierra de Castril se suaviza hacia el SE.


Vistas hacia el Sur, por donde hemos subido.


La vista de La Sagra desde aquí es peculiar, por lo que no paramos de contemplarla imaginando que estará bastante concurrida, como siempre, a pesar de los últimos accidentes en el embudo de la Cara Norte.

Mane con LA SAGRA de fondo.


Contemplando su Cara Norte...


Tras más de 1 hora en la cima disfrutando de las vistas y tomando el sol, recogemos e iniciamos el descenso por la misma pala por la que hemos ascendido.

El vértice en su particular atalaya.


Aprovechamos algún nevero que resiste al sol.


Descendemos en dirección a los Prados del Buitre, donde se situa el Refugio, esta vez por sendero bien definido.

Contemplando las cumbres de Cazorla, muy cerca de aquí.


Prados del Buitre y Pico Tejos.


Siguiendo el sendero, pasamos junto al Refugio y desde ahí, alcanzamos la cabecera del Barranco del Laude, por donde hemos pasado hace un rato.

Desde este punto, podemos volver sobre nuestros pasos o descender por la otra vertiente del Barranco, que se adentra en el Pinar de las Potras, haciendo un recorrido circular.


En el Pinar de Las Potras.


Parece que aquí sí vamos a pisar algo de nieve.


En algún claro del bosque, todavía podemos contemplar La Sagra.


A través del pinar, vamos descendiendo paralelos al Barranco del Laude, siguiendo las marcas del sendero.

Avanzando a media ladera, el sendero nos conduce a cambiar de vertiente para encaminarnos hacia el Barranco de los Quemados.


El mar de nubes sobre la llanura.


El Picón del Laude, lugar hacia donde nos dirigimos.


Seguimos descendiendo, siguiendo los hitos, en busca del Barranco de Los Quemados, para completar nuestra ruta circular.

Unos metros más abajo, el Picón del Laude y el Embalse del Portillo.


Por ahí hemos descendido.


Y por aquí continuaremos.


Ya en la ladera del Barranco de Los Quemados, solo nos queda descender por el sendero que nos llevará hasta el coche.

Con las últimas luces del día.


Ya vemos la pista forestal por la que hemos venido con el coche.


El Picón del Laude vigilando.


El Barranco del Laude.


Antes de llegar al coche, nos acercamos hasta la base del Picón del Laude, para observar la puesta de sol y ojearlo de cerca, ya que nos ha llamado mucho la atención.

Sierra Nevada se despide en el horizonte.


Desde aquí y con el sonido de la Cabalgata del pueblo de Castril, descendemos los pocos metros que nos separan del collado, donde nos espera el coche.

Es noche de Reyes y aunque hay que irse pronto a la cama, a nosotros nos espera un largo viaje hasta casa.



Para consultar otras Ascensiones en la Sierra de Castril o en los Sistemas Béticos, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.
 
 

No hay comentarios: