ECCE HOMO (836 m)

2011/09/05

Ascensión exprés al más elevado de los cerros testigos existentes en el Parque de los Cerros de Alcalá, situado en la margen izquierda del Río Henares al sur de la propia ciudad que le da nombre.

Desde la Cima del Ecce Homo podremos contemplar una buena panorámica de la histórica ciudad de ALCALÁ DE HENARES, la antaño Complutum, declarada Ciudad Patrimonio Mundial por la Unesco en 1998.

Como nota aclaratoria, este Ecce Homo nada tiene que ver con el famoso ECCE HOMO de Borja (Zaragoza), mundialmente famoso después de la polémica restauración llevada a cabo por CECILIA GIMÉNEZ, una octogenaria vecina de este pueblo zaragozano.


SITUACIÓN
Parque de los Cerros de Alcalá de Henares. Meseta Central.


PUNTO DE PARTIDA
Aparcamiento existente en el P.K. 25 de la carretera M-300 a Loeches frente al Cementerio Jardín.

Desde la Autovía A-2 a la altura de Alcalá de Henares tomar la salida correspondiente a la M-300 en dirección a Loeches y Arganda del Rey. Continuar por esta carretera dejando atrás la ciudad hasta alcanzar el P.K. 25 donde existe una zona de aparcamiento en el otro sentido. Avanzando unos metros, existe una rotonda para retroceder hasta el aparcamiento del Parque de los Cerros de Alcalá.

Para llegar a Alcalá de Henares (Madrid), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Hoja nº 560 I Alcalá de Henares 1:25.000. Mapa Topográfico Nacional de España MTN25.
Hoja nº 560 II Villalbilla 1:25.000. Mapa Topográfico Nacional de España MTN25.


MAPA


MAPA DE WIKILOC


RESUMEN
DESNIVEL: 400 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 12 km.
TIEMPO TOTAL: 02:30 horas.
DIFICULTAD: Fácil (F).
Itinerario por pista forestal y sendero durante todo el recorrido.

MATERIAL: Nada reseñable.
AGUA: No se puede coger agua en ningún punto del recorrido.

TRACK LOG GPS
Pinchad en este enlace: WIKILOC 20110905 ECCE HOMO
Pinchad en este enlace: SPOT ADVENTURES 20110905 ECCE HOMO

ASCENSIÓN
Cada vez que subimos al Pirineo por la A-2, el Parque de los Cerros de Alcalá me llama la atención... aprovechando una breve visita por la zona y gracias a la información publicada por JMII, planifico una ascensión al Ecce Homo, visible desde la autovía y fácilmente identificable por carecer de vegetación.

Tras varias vueltas por Alcalá de Henares, enlazo con la M-300 hasta llegar al aparcamiento del Parque de los Cerros de Alcalá, el Río Henares sirve de barrera natural para el parque y aunque los cerros están muy cerca de la ciudad, los puntos de paso para cruzar el río son escasos, hecho a tener en cuenta...

Son las 16:15 horas y apenas hay coches en el aparcamiento, sólo tengo un par de horas libres pero hoy es día de entreno, la mochila con los 10 kg de lastre me acompaña últimamente a todos los sitios... espero que no haya malentendidos... :)


Cartel existente a la entrada del aparcamiento.


Me encamino por la pista forestal que desciende suavemente en dirección NE, mi tiempo es escaso por lo que hoy sólo ascenderé el Ecce Homo, pospondré para otro día un recorrido más amplio...

... tímidas sombras a estas horas de la tarde...



... algunos carteles junto a la pista...


... hasta llegar a esta bifurcación, por la derecha en este caso...


... uno de los carteles existentes, correspondiente al Plan Forestal de la Comunidad de Madrid.


Tal y como se especifica, las actuaciones realizadas en este Monte de Utilidad Pública también denominado Parque de los Cerros, se incluyen dentro del PLAN FORESTAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID, vigente desde el año 2000 hasta el 2019 y cuyo objetivo es la conservación y mejora de las masas forestales, potenciación de su crecimiento y ordenación de sus recursos naturales.

Camión de bomberos junto al Aula de la Naturaleza y Centro de Interpretación del parque...


... donde comienzan buena parte de las rutas existentes, señalizadas en distintos colores.


Junto a este poste existe una barrera que impide el paso a vehículos no autorizados... desde este punto continuaré por esta pista forestal siguiendo en todo momento las marcas amarillas, que me conducirán hasta las inmediaciones del Ecce Homo...

... el tramo común a las diferentes sendas...



... Cerro Malvecino...


... laderas repobladas...


... con numerosos Pinus halepensis...


... en todas direcciones...


... Ecce Homo aparece en escena...


... Alcalá de Henares...


... mi objetivo más cerca...


... característico cerro testigo con un puesto de vigilancia forestal...


... el entorno del Parque de los Cerros de Alcalá...


... siguiendo las marcas amarillas...


... Cerro Malvecino desde aquí...


... la dirección está clara...


... esta pareja también se dirije al Ecce Homo.


Avanzando unos metros más, alcanzo una bifurcación, las marcas amarillas me indican que he de continuar por el ramal de la izquierda...

... no hay lugar a dudas...



... esbeltos Pinus halepensis...


... a ambos lados de la pista...


... con el lastre de 10 kg, la sombra se agradece...


... avanzando en paralelo al Barranco de la Zarza...


... Ecce Homo está próximo...


... la planicie de su cima...


... el final de la pista está cerca.


Al llegar al siguiente cruce, abandono la pista forestal para continuar por un sendero en dirección al collado existente entre el Ecce Homo y el Cerro de la Virgen...

.. a través del pinar en los metros previos al collado...



... desde donde observo el Corredor del Henares, donde se asienta la homónima Alcalá.


Desde el collado me encamino hacia la izquierda, la Cima del Ecce Homo está al alcance de la mano, a escasos 80 metros de desnivel...

... un vistazo atrás de camino a la cima...



... el característico tono verde claro del pino carrasco (Pinus halepensis)...


... un último esfuerzo...


... Cerro de la Virgen y Alto del Llano a mi espalda...


... curiosos paisajes...


... desde la planicie cimera de este cerro testigo...


... con su vértice geodésico...


... que marca el punto más alto...


... el altivo OCEJÓN me vigila.


Cima del Ecce Homo (836 m).


Apenas me entretengo junto al vértice, se hace tarde y quiero recorrer integramente la cumbre de este cerro testigo antes de iniciar el descenso ...

... siguiendo los rastros de senda...



... Alcalá de Henares a vista de pájaro...


... en panorámica...


... allí me dirijo...


... Madrid se intuye en la distancia...


... contrastes...


... el cerro testigo es amplio...


... junto al "puesto" de vigilancia forestal existente en el lado SW del Ecce Homo...


... característico color rojizo de las arcillas...


... la histórica Alcalá de Henares...


... observando la pista por la que he venido y por la que descenderé en unos minutos.


Sin entretenerme más, me despido de la agente forestal e inicio la vuelta hacia el vértice para completar el recorrido de esta atípica cumbre...

... la amplia cima...



... inicio el descenso... cuidado con los resbalones en este tramo...


... muy cerca del collado...


... a la sombra del pinar...


... de vuelta a la pista, trotando a pesar del lastre...


... la actividad es perfecta para realizarla en bici...


... de allí vengo...


... los postes amarillos durante el recorrido...


... los pinos carrascos me protegen del cálido sol...


... solitario descenso...


... a la altura de la bifurcación, para recuperar la pista inicial...


... ahora en llano...


... Ecce Homo me vigila...


... último ascenso...


... el punto de partida está próximo...


... confluencia de dos itinerarios diferentes...


... alta tensión como elemento del paisaje.


A la altura del Aula de la Naturaleza y Centro de Interpretación del Parque de los Cerros de Alcalá, continúo por la pista en dirección al aparcamiento...

... Acer negundo a ambos lados del camino...



... muy cerca del final de la actividad.


A las 18:45 horas alcanzo el aparcamiento, ahora repleto de coches, numerosos corredores y ciclistas se preparan para su entrenamiento en este preciado pulmón del Corredor del Henares.

El Parque de los Cerros de Alcalá no es la Sierra de Guadarrama pero es un lugar perfecto para entrenar...



Para consultar otras Ascensiones en la Meseta Central, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.
 
 

6 comentarios:

MANE dijo...

Nunca el puro secano se vió tan bonito, en fin, añoranzas.
Un saludo desde el país de la lluvia.

jMii dijo...

¡Hola Sarita!

No se por qué pero me alegra leer esta entrada. No sé...cuatro años viviendo ahí al lado, viéndo los Cerros casi a diario, y aún así con la sensación de no haberlos aprovechado tanto como me hubiera gustado.

Como bien dices, a toda la zona le pega mucho más la bici que los pateos, pero no por ello hay que dejar de andarla =).

No es la Sierra de Guadarrama, pero también tiene sus rinconcitos...¡buen reportaje!

Un saludo!

Carlos Hervás dijo...

¡Hay que ver lo que aprendo contigo!
Un saludo

SARITA dijo...

Mane, como tú bien sabes, las comparaciones son odiosas... el país de la lluvia nos depara ascensiones inolvidables, ya nos queda menos... Un besazo!!!

JMii, no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos... yo vivía en Llançà (Girona) y todos los días subía a algún cerrillo desde la puerta de casa, ahora que vivo en Madrid me arrepiento de no haber subido a todos ellos... aprovechad al máximo vuestra estancia en los Alpes!!

Carlos, pues lo mismo te digo... aún así, gracias por lo que me toca, me voy a poner colorada... :)

Un abrazo.

BLADE dijo...


Hola, felicitaros por el blog, me gusta mucho!

Aporto una curiosidad de los cerros de alcalá, no de la superficie, sino de lo que hay bajo sus caminos, concretamente la mítica Cueva de los Gigantones

https://youtu.be/Ghz0xgVhsAo

Espero que os guste
Un abrazo,

Anónimo dijo...

Nuevo vídeo de la cueva "Gigantones, la senda oculta de los cerros"
https://youtu.be/pHmWvZTzxSg
En el primer vídeo "Gigantones, bajo las sendas de los cerros", nos centramos en dar a conocer la cueva desde una visión más documental. Mostramos sus rincones contando su historia.
En este segundo vídeo de los Gigantones presentamos tomas que quitamos del primer vídeo, donde se aprecia la falta de cuidado de algunos que han pasado por aquí. Por suerte la mayoría de los visitantes respetan su historia y el valor de su conservación.