ESTEPAR (1.403 m)

2.009/02/07

Aprovechando nuestro viaje a Madrid para ver a la familia, me acerco a la Sierra de Hoyo de Manzanares a pesar de la previsión de mal tiempo para todo el fin de semana.

Las últimas nevadas en cotas bajas han dejado cubierta de nieve esta pequeña Sierra, buen mirador de la Cuerda Larga y la Pedriza.

Durante el recorrido ascenderé las siguientes cotas:

- ESTEPAR (1.403 m)
- CERRO DEL MOLINILLO (1.338 m)
- PEÑA ALONSO (1.295 m)


SITUACIÓN
Sierra de Hoyo de Manzanares. Sierra de Guadarrama. Sistema Central.


PUNTO DE PARTIDA
Urbanización La Berzosa, junto al municipio de Hoyo de Manzanares.

Desde Hoyo de Manzanares, situados en la M-618, que es la carretera principal que atraviesa el pueblo, seguir las indicaciones hacia la Urbanización La Berzosa. Entrar en la Urbanización, pasando junto a una garita de seguridad, que está vacía, y seguir recto hasta llegar a una zona de aparcamiento; la carretera principal a la Urbanización sigue hacia la izquierda. Se puede aparcar junto a unos contenedores de R.S.U.

Para llegar a Hoyo de Manzanares (Madrid), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Sierra de Guadarrama 1:50.000. Editorial La Tienda Verde.

MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 500 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 8 km.
TIEMPO TOTAL: 02:45 horas.
DIFICULTAD: Muy Fácil (MF).
Pasos de ligera trepada en algún punto del sendero y en los metros previos a la Cima del Espetar y del Cerro del Molinillo.
Ascensión por sendero señalizado en todo momento.

MATERIAL: Nada reseñable.

ASCENSIÓN
Tras picar algo en el coche, me decido a salir a pesar del viento que está soplando y aunque la previsión no es muy buena, como los días anteriores, la ascensión es rápida.

El sendero me conduce hacia los depósitos de agua de la Urbanización La Berzosa y a partir de aquí asciende dibujando un zig-zag, hasta visualizar la alambrada de un coto privado de caza, donde el sendero avanza en paralelo hasta que vira a la derecha.

La ascensión no presenta dificultades, pero es importante seguir el sendero, que siempre discurre entre las jaras y las encinas típicas de esta zona de la Sierra.

Ahora acompañadas por la nieve que ha caído.


Vista atrás desde aquí.


El sendero pasa por debajo de un cartel de propiedad privada, pero hay huellas que continuan hacia arriba por lo que sigo avanzando sin preocuparme.

Siguiendo el sendero, llego a una bifurcación, donde me dirijo hacia la izquierda; a la derecha, el sendero conduce a la Peña Alonso, a la cual ascenderé a la vuelta.

Desde este punto, parece que la nieve me acompañará de continuo hasta la cima, poco habitual en los últimos años en esta pequeña Sierra de Hoyo de Manzanares.

En compañía de esas nubes grises.


Continuando por el sendero en todo momento, desciendo unos metros y tras avanzar sin ganar altura, el sendero vuelve a ascender en dirección a un espolón rocoso.

Tras ascender en paralelo a la pared durante unos metros, donde hay que apoyar las manos en algún momento, sigo avanzando por el sendero, que vira ligeramente a la derecha y después de recorrer unos metros, observo a mi izquierda el Cerro del Molinillo, una pequeña elevación a la que ascenderé a la vuelta.

A partir de este punto, ya se intuye donde se encuentra la cima, solo tengo que seguir en dirección al punto más elevado.


Tras avanzar en una zona casi llana, ya veo la cruz y el vértice geodésico.


Las encinas de esta zona no están acostumbradas a estas temperaturas.


Para acceder al vértice geodésico y a la cruz, hay una pequeña trepada que, con nieve, tiene su gracia, pero las huellas existentes, que se encaminan a trepar por la zona de la izquierda del vértice, la más sencilla, me sacan de dudas.

La trepada vista desde arriba, junto al vértice.


En la cima, donde está colocada la Cruz de la Virgen del Estepar, la visibilidad empeora por momentos por lo que no me entretengo demasiado.

Cima del Estepar (1.403 m).


CERRO DE SAN PEDRO desde aquí.


La Pedriza y la Cuerda Larga solo se intuyen.


El vértice geodésico desde la cruz.


Desde la cima decido ascender al Cerro del Molinillo, situado junto al sendero y que constituye una elevación sin importancia, solo para alargar la actividad.

Tras descender con cuidado del Estepar, me encamino hacia allí desandando mis pasos por donde he venido hasta llegar a la altura del Cerro del Molinillo, donde me desvío del sendero y trepando con cuidado por las rocas ahora cubiertas de nieve, tanteando cada paso para no tener ningún contratiempo, alcanzo su punto más alto.

Cima del Cerro del Molinillo (1.338 m).


Sin entretenerme más, pues se hace tarde y el tiempo empeora por momentos, destrepo las rocas y, de nuevo, vuelvo por el mismo camino por el que he venido.

Antes de llegar a la bifurcación, Peña Alonso y de fondo Madrid.


Tras recorrer el camino que he hecho a la ida, a la altura de la bifurcación decido seguir de frente para acercarme hasta Peña Alonso, muy cerca de este punto.

Siguiendo los hitos que me conducen por la zona más practicable y sin apoyar las manos, en unos minutos alcanzo el punto más alto.


Cima de Peña Alonso (1.295 m).


El Estepar desde esta cumbre.


Tras un par de fotos, inicio el descenso rápidamente hasta el coche, ya que el tiempo sigue complicándose por momentos y comienza a nevar, por lo que es mejor no entretenerse demasiado.

De vuelta en la bifurcación, ahora giro a la izquierda y retomo el camino de acenso de hace un rato, pasando de nuevo bajo el cartel de propiedad privada.


A punto de atardecer, el sol se despide tras las nubes.


Desde aquí, solo me queda desandar el camino de ida y en unos 15 minutos llego al coche, contemplando las últimas luces del día.


Para consultar otras Ascensiones en la Sierra de Guadarrama o en el Sistema Central, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.
 
 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y los carteles de propiedad privada que avisan sobre la prohibición existente de entrar en la finca?

SARITA dijo...

Pues lo cierto es que sólo había un cartel y ninguna barrera física que impidiera el paso, por lo que seguí por el sendero siguiendo una huella que llegaba hasta la cima.

Anteriormente ya había subido al Estepar por esta ruta en el año 2.006 y ya existía dicho cartel.

Siento no haber sacado una foto del mismo, la próxima vez la pondré.

Saludos.

Anónimo dijo...

La mayor parte de la excursión constituye la invasión de una propiedad privada. Y además, la subida a Peña Alonso, una violación de la normativa de protección para la fauna establecida para esa zona.
Los carteles existen, y deberían ser suficiente barrera.
http://aulaapicolasierrahoyo.blogspot.com/

SARITA dijo...

Agradezco la información sobre esta zona de la Sierra.

Saludos.

Anónimo dijo...

¿Propiedad privada? ¿La mayor parte del recorrido de la excursión? ¡Vaya! Yo creía que ya había terminado el feudalismo, pero debemos de seguir en la Edad Media. ¿Y cómo se hace para obtener la propiedad de una montaña? ¿Se puede conseguir trabajando honradamente? ¿Sigue vigente también el derecho de pernada?
Por cierto: lo que iba a comentar antes de leer esa cacicada es que me ha gustado la ruta. ¡Enhorabuena!

Finca "La Ladera y Picazos" dijo...

Obviando el insultante comentario anterior, reflejo sin duda de una ignorancia absoluta, debo rogar de nuevo que retiréis esta ruta, que constituye un claro ejemplo de incumplimiento de normas medioambientales por parte de senderistas poco informados. Sobre todo en la zona de acceso a Peña Alonso, donde viola de forma grave la normativa de protección del PRCAM, organismo al que trasladaremos la pertinente denuncia. Por transitar por una Reserva Natural fuera de rutas autorizadas, y por transitar por zonas de nidificación de rapaces, en plena época de nidificación. Una BARBARIDAD.
http://fincalaladeraypicazos.blogspot.com.es/
Y por si os interesa conocer opiniones de vecinos de Hoyo de Manzanares, que son a quienes estáis perjudicando con este tipo de actos ilegales:
https://www.facebook.com/groups/1587441781502022/1677116855867847/?comment_id=1677158289197037&notif_t=like