BASTIMENTS (2.883 m)

2008/12/13

Nuestro plan inicial para hoy, la interesante CARA NORD DEL GRA DE FAJOL GRAN O DE DALT... pero el dichoso y molesto "Torb", fenómeno meteorológico típico de esta zona del Pirineo de Girona, nos ha hecho cambiar de planes sobre la marcha.

Este gigante es probablemente el más pico transitado de todo el Circo de Ulldeter y del Vall del Ter durante todo el año... salvo en los días como hoy.


SITUACIÓN
Vall del Ter. Pirineo de Girona/Francia.


PUNTO DE PARTIDA
Zonas de aparcamiento del Refugio de Ulldeter, en la carretera de acceso a la Estación de Esquí de Vallter 2000.

Desde Setcases, seguir las indicaciones a Vallter 2000 y tras pasar el primer aparcamiento se puede dejar el coche en el lateral de la carretera, junto al cartel indicador del Refugio de Ulldeter.

Para llegar a Setcases (Girona), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Puigmal, Vall de Nuria, Ulldeter 1:25.000. Editorial Alpina.

MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 900 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 7,5 km.
TIEMPO TOTAL: 04:45 horas.
DIFICULTAD: Fácil (F).
Pendientes de nieve de hasta 40º en el ascenso directo al Bastiments y en el descenso por el Coll de la Marrana.
En este caso, el "Torb" típico de Vallter le añade un plus de dificultad.

MATERIAL: Equipo básico invernal.

ASCENSIÓN
Dejamos el coche en una de las pequeñas zonas de aparcamiento del Refugio de Ulldeter, pocos coches a estas horas... al salir del coche hace algo de viento pero no le damos mucha importancia y cogemos todo el material para intentar hacer la CARA NORD DEL GRA DE FAJOL.

Avanzamos por el conocido camino que sube hacia el refugio, del que nos desviamos para ir a dar con la pista que asciende muy cerca de la base de la Cara Norte del Gra de Fajol Gran o de Dalt.


Ascendiendo por la pista con el Gra de Fajol de Dalt de fondo.


Según avanzamos, el viento se hace más fuerte y el avance empieza a resultar incómodo... ciertamente, nos extraña ver a pocos esquiadores por aquí, sobre todo siendo sábado.

Seguimos por la pista, con el Bastiments de fondo.


Vista atrás, el sol intenta salir tras el Gra de Fajol Petit.


Desde este punto, el Gra de Fajol de Dalt hacia donde nos dirigimos.


A la altura del GRA DE FAJOL DE DALT, nos desviamos de la pista hacia la izquierda, buscando la entrada de la vía... ascendemos unos metros hacia la entrada de la misma pero el viento comienza a ser bastante fuerte y nos empezamos a replantear la actividad... :(

La via de la CARA NORD AL GRA DE FAJOL DE DALT desde la base de la misma.


Esta vía es una clásica desde hace mucho tiempo y no tiene mucha complicación: un paso de 60º en la entrada, 45º mantenidos, 55º máximo a la salida de la vía y, a partir del collado, 35º hasta la cresta cimera, pero el viento nos incomoda bastante, la verdad.

El "Torb" empieza a manifestarse.


Reflexionamos durante unos minutos y tras mirar alrededor, decidimos aplazarla para otra ocasión en la que no sople el viento.

Como Plan B, decidimos ir al Bastiments, cuya ruta normal no tiene peligros objetivos y, realmente, desde el punto donde nos encontramos está relativamente cerca por lo que nos permitirá realizar un escape rápido en caso de que la metro empeore o el Torb resulte excesivamente molesto y peligroso.


En dirección al Coll de la Marrana, con el Bastiments de fondo.


El sol que empieza a salir.


Pero el viento hace de las suyas.


Avanzamos hacia el Coll de la Marrana, que es la ruta normal de ascenso al Bastiments y al Gra de Fajol de Dalt, con un viento cada vez más insoportable.

Camino al Coll de la Marrana, cada vez hay menos montañeros.


Observando el Bastiments, decidimos acortar la subida, ascendiendo por la Cara Este, sin pasar por el collado, para acceder al comienzo de la pala final a la cima.

Vista atrás, con la CARA NORD DEL GRA DE FAJOL DE DALT.


El "Torb" nos deja estampas peculiares.


Ascendemos por una pala de unos 40º de inclinación, donde el único problema es el viento que sopla y que, en ocasiones, nos zarandea a su antojo... ahora empezamos a pensar que quizá la mejor opción habría sido hacer alguna canal, donde al menos estaríamos a resguardo del viento huracanado.

En el ascenso por la pala, con los Fajoles de fondo.


En la salida de la misma, el "Torb" nos recibe con los brazos abiertos y aunque de aquí a la cima solo nos queda remontar una eterna pala de 300 metros de desnivel, el ascenso empieza a ser complicado.

En el fondo del valle, seguro que no hace tanto viento.


Pero aquí, no ha hecho nada más que empezar.


A pesar de todo, seguimos ascendiendo hacia la cumbre, intentando mantener el equilibrio en cada paso, nada fácil a estas alturas.

El mar de nubes de fondo.


GRA DE FAJOL PETIT y GRA DE FAJOL DE DALT en el ascenso.


Ascendiendo de camino a la cima del Bastiments, el "Torb" es realmente insoportable, soplando en todas direcciones y sin cesar en ningún momento... para colmo, en algunas zonas, nos hundimos hasta la rodilla, por lo que la pala comienza a ser eterna.

No sin apuros, alcanzamos la cresta cimera... donde el viento es mucho más fuerte, como si eso fuera posible!!! A la altura de la cruz situada en la Antecima del Bastiments, el avance es imposible y, en algún momento, nos planteamos darnos la vuelta... lo cierto es que estamos muy cerca del vértice geodésico que marca el punto más alto, por lo que decidimos seguir avanzando, siempre con mucho ciudado y asegurando cada paso con el piolet.

Luchando contra los elementos... a punto de salir volando!!!


Tras avanzar unos metros eternos, por fin llegamos a la Cima del Bastiments, donde nos agarramos al vértice geodésico como podemos para no salir volando.

"Anclados al vértice".


Cima del Bastiments (2.883 m).


Paramos un par de minutos para ajustarnos bien la capucha y para hacer alguna foto, si es que el viento nos deja... el día no dá para mucho más, bastante es que hemos llegado hasta aquí, por lo que ya estamos pensando en el descenso para ponernos a salvo del viento.

La cresta del Batiments continua hasta una segunda cima, donde existe un piolet de metal, pero lo dejamos para una ocasión mejor, cuando el Torb no sople...


La cresta hasta la Antecima del Bastiments, donde se intuye el piolet que hay en ella.


Mar Mediterráneo desde aquí.


Macizo del Canigó, con las cumbres de 2.000 metros más orientales del Pirineo.


GRA DE FAJOL GRAN y GRA DE FAJOL PETIT parecen pequeños desde aquí.


Mane se ha quedado congelado, en la misma posición en la que llegó hace unos minutos.


El viento es insoportable por lo que iniciamos el descenso rápidamente sin hacer más fotos, una lástima porque el Bastiments es un excelente mirador de esta zona del Pirineo, tendremos que volver con una meteorología más favorable.

En el descenso, la cruz de la Antecima y el Macizo del Canigó a la izquierda.


Durante el descenso, el viento comienza a soplar un poco menos y podemos parar en algún momento para sacar alguna foto... lo cierto es que no hay nadie, no hemos visto a nadie en la ascenso ni, evidentemente, en el descenso.

Desde este punto, el Coll de la Marrana, el Gra de Fajol de Dalt y la Coma de l'Orri.


Coma de Fressers y el mar de nubes a lo lejos.


Continuamos el descenso por la eterna pala del Bastiments, en dirección al Coll de la Marrana, para descender por su vía normal, hoy nada concurrida debido al viento.

Pic del'Infern y el Bastiments.


La mole del Bastiments desde aquí.


Al llegar al Coll de la Marrana, nos desviamos hacia la izquierda, siguiendo la autopista de huellas en dirección al transitado Refugio de Ulldeter.

La inclinación ronda los 35º y existen con múltiples huellas por lo que la dificultad es nula y casi sin darnos cuenta, ya nos estamos encaminando hacia la pista de esqui por la que hemos subido hace unas horas.


La nieve en suspensión a causa del "Torb".


Continuamos el descenso hacia la pista y unos metros más abajo, el viento cesa bastante, lo que nos dá un pequeño respiro, menos mal porque yo empiezo a estar un poco aturdida a causa del mismo.

Aún así, a pesar de la ausencia del molesto viento, empezamos a notar bastante frío por lo que no nos entretemos demasiado durante el descenso.


Ya en la pista a la altura del refugio.


Desde este punto, nos desviamos de la pista de esquí en dirección al sendero que llega hasta la carretera... una vez en él, continuamos el descenso hasta llegar a la carretera y en unos minutos, por fin llegamos al coche.

Parece que ha hecho un poco de frío por aquí.


Dentro del coche, a resguardo del viento, nos recuperamos del Torb comiendo tranquilamente y viendo como se complica el tiempo, mientras transcurren las primeras horas de la tarde.

Un café para terminar de entrar en calor y nos marchamos para casa...



Para consultar otras Ascensiones en el Vall de Ter o en los Pirineos, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.
 
 

No hay comentarios: