PEDRAFORCA O POLLEGÓ SUPERIOR DEL PEDRAFORCA (2.506 m)

2.008/04/12

Debido al tiempo inestable en el Pirineo, este Sábado nos acercamos al Prepirineo para ascender a la que probablamente es la montaña más emblemática para los catalanes montañeros y no montañeros: el famoso Pedraforca.

Constituído por el Pollegó Superior y el Pollegó Inferior, su característica forma de horca le convierte en una de las montañas más estéticas de Catalunya y del Prepirineo. Es el Pollegó Superior del Pedraforca el más elevado de los dos y el que constituye la auténtica cima del Pedraforca.


SITUACIÓN
Massís del Pedraforca. Parc Natural Cadí - Moixeró. Prepirineo.


PUNTO DE PARTIDA
Mirador de Gresolet.

Desde el pequeño pueblo de Saldes continuar por la carretera que asciende en dirección SW hacia el Área Recreativa La Serra y el Mirador de Gresolet del Pedraforca, perfectamente indicado en todo momento. Tras pasar por el área recreativa continuar por la carretera hasta llegar al Mirador de Gresolet, donde existe una zona de aparcamiento.

Para llegar a Saldes (Barcelona), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Serra del Cadí Pedraforca 1:25.000. Editorial Alpina.

MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 1.000 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 8 km.
TIEMPO TOTAL: 05:00 horas.
DIFICULTAD: Fácil (F).
Pendientes de nieve de hasta 30º en la última pala antes de la Enforcadura.
Pasos de grado I+ desde la Enforcadura hasta la Cima del Pollegó Superior del Pedraforca.

MATERIAL: Equipo básico invernal.

ASCENSIÓN
Con la mala previsión meteorológica para este fin de semana en el Pirineo decidimos quedarnos en Barna y así aprovechamos para ir al Pedraforca.

Tras el viaje desde Barna hasta Saldes continuamos por la carretera que asciende hasta el Mirador de Gresolet, donde dejamos el coche en el aparcamiento repleto de coches a esta hora.

Sin entretenernos preparamos la mochila y nos ponemos en marcha por el sendero que asciende en dirección al Refugio Lluis Estasen, que comienza al pie de la carretera unos metros más abajo del propio mirador.


Desde donde ya vemos el Pedraforca.


Ascendemos por el sendero, perfectamente señalizado en todo momento, que se adentra en el bosque hasta alcanzar el Coll de la Cabana desde donde continuamos en dirección al refugio al que llegamos en apenas 15 minutos desde el coche.

El Refugi Lluis Estasen está situado en un claro del bosque a los pies del Pedraforca y desde aquí se puede ascender por la Tartera de Pedraforca hasta l'Enforcadura o por la Collada del Verdet para continuar "grimpando" hasta la cima.

Como no conocemos la ascensión por la Collada del Verdet y todavía hay bastante nieve, decidimos ascender por la Tartera de Pedraforca hasta l'Enforcadura, vía habitual de descenso del Pedraforca, por lo que nos ponemos en marcha por el PR C-123 o "el Tarter", el sendero que bordea la vertiente Este del Pedraforca en dirección Sur, situado a mano izquierda del refugio en el sentido de subida.

Dejamos atrás el refugio un tanto saturado.



Y encontramos esta señalización que nos indica que vamos por buen camino.


Mientras observamos alguna de las tarteras existentes.


Y las masas de pino a nuestros pies.


Que se extienden hacia el Este.


Hasta que alcanzamos la base de la Tartera de Pedraforca.


Y el camino a seguir para subir al Pollegó Inferior.


En este punto comenzamos el ascenso por la famosa Tartera de Pedraforca en dirección a l'Enforcadura, el gran collado existente entre el Pollegó Superior y el Pollegó Inferior del Pedraforca, es decir la parte más baja de la Horquilla que forman el Pollegó Superior y Pollegó Inferior, de ahí el nombre de Pedraforca: Pedra = Piedra y Forca = Horquilla.

El ascenso por el final de la Tartera, donde se acumula todo el derrame de piedras, se hace bastante pesado dando un paso hacia delante y otro hacia atrás pero poco a poco vamos ganando altura hasta salir del derrame y alcanzar una zona más amable.


Avanzando ahora un poco más rápido.


Un vistazo atrás.


De camino a l'Enforcadura.


Observando la cresta a la Cim del Calderer.


Avanzando por la famosa Tartera.


Viendo lo que hemos recorrido.


Hasta encontramos con el primer nevero.


Sin necesidad de ponernos los crampones.


Y mientras recorriendo los últimos metros.


Vemos el recorrido que hemos realizado por la Tartera.


Alcanzamos l'Enforcadura donde el viento sopla fuerte y desde donde observamos lo que nos queda hasta la Cima del Pollegó Superior del Pedraforca.

La vista hacia el Oeste y el pueblo de Gósol ahí abajo.


Y por donde tenemos que continuar hacia la cima.


Pero primero nos abrigamos un poco.


Y echamos un vistazo hacia el Este.


Sin entretenernos más nos ponemos en marcha en dirección a la Cima del Pollegó Superior del Pedraforca siguiendo los rastros de senda en dirección Norte.

L'Enforcadura unos metros más arriba.


El sendero definido desaparece y vamos ascendiendo entre las rocas siguiendo los puntos amarillos que nos indican el camino más sencillo, con cuidado para no resbalarnos por la pequeña capa de nieve que cubre las rocas.

Avanzando con cuidado...


... para evitar resbalones innecesarios.


Lo que llevamos ascendido.


Mientras esas nubes negras se aproximan.


Y hacemos alguna "grimpada".


Lo que nos queda hasta la cima.


Mejor no resbalarse aquí o llegaremos al refugio.


Y ascendiendo los últimos metros.


Alcanzamos el punto más alto.


Desde donde vemos la Cim del Calderer, el Pollegó Inferior y el Fals Pollegó Inferior.


Y la suave Cara Sur de la Serra del Cadí a diferencia de la Cara Norte.


Con estas nubes que presagian tormenta.


A pesar del frío decidimos parar para comer algo y disfrutar de las vistas, lástima de nubes y de luz que estropean la calidad de las fotos, el reflejo del sol en la nieve a esta hora impide sacar buenas fotos incluso al mejor fotográfo y nosotros no lo somos.

La Cima del Pedraforca repleta de ornamentos.


La Cim Nord del Pedraforca y la Serra del Cadí donde se sitúa el TECHO DE BARNA.


El Refugi Lluis Estasen 1.000 metros más abajo.


La Cim del Calderer casi de la misma altitud que el propio Pollegó Superior.


Y esas nubes negras que vienen hacia aquí mientras comemos...


... se hace tarde, hace mucho frío y las nubes no presagian buen tiempo por lo que tras más de 1 hora en la cima decidimos movilizarnos, pero antes la foto oficial de la cima.

Cima del Pedraforca o Pollegó Superior del Pedraforca (2.506 m).


Iniciamos el descenso por el mismo camino por el que hemos ascendido mientras vemos como algunas nubes grises se aproximan demasiado rápido.

El descenso por la zona de rocas.


Pero antes nos despedimos de la cima.


Avanzamos con cuidado...


... entre las rocas...


... observando esa nube que viene...


... mientras descendemos hacia l'Enforcadura...


... a la que llegamos en unos minutos...


... echando un vistazo al recorrrido desde la cima.


Sin entretenernos continuamos el descenso por la Tartera.


Aprovechando la nieve existente.


Hasta alcanzar de nuevo la roca.


Vista atrás en el descenso.


Por la Tartera alcanzamos la zona final de la misma donde el derrame de piedras facilita un descenso rápido y cómodo, casi corriendo.

Muy cerca ya del bosque.


Continuando el descenso alcanzamos de nuevo el sendero en dirección al refugio al que llegamos rápidamente y desde donde continuamos hacia el aparcamiento.

De camino al Mirador de Gresolet desde el Coll de la Cabana ascendemos una pequeña loma donde nos sentamos un buen rato a descansar y desde donde contemplamos el panorama.


Las nubes van y vienen a su antojo.


Y observamos de cerca alguna florecilla.


Después del pequeño descanso iniciamos el descenso hasta el coche al que llegamos en unos minutos: ahora sólo nos queda volver a casa, este fin de semana situada en Barna.


Para consultar otras Ascensiones en el Prepirineo, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.
 
 

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola:

Yo prefiero subir desde el refugio Lluis Estasen por el otro lado, donde hay una zona muy guapa de grimpada. La tartera me petardea un poco. Cuestión de gustos.

Un beso.

SARITA dijo...

Si yo te dijese la de cosas que me petardean...ufff!!

Veamos si es posible quedar en breve para hacer el Mulleres u otro 3.000, a poder ser este año, no??

Un besazo.

Anónimo dijo...

hay mucha nieve en mayo? se puede hacer el pedraforca sin problemas en esta epoca? gracias

SARITA dijo...

Anónimo, siento el retraso, no tengo perdón, se me pasó tu comentario...

En años de nevadas abundantes y tardías es probable que las grimpadas sean algo más complicadas que en seco por lo que habremos de extremar la precaución... personalmente la Tartera mejora con la nieve, sin el blanco elemento es insufrible...

Lo mejor es que llames al refugio Lluis Estasen un par de días antes para que preguntar por las condiciones, ellos te informarán mejor que nadie.

Un cordial saludo.

Vin dijo...

Hola, muy buenas!
Antes de todo, mis felicitaciones por el Blog! Una vez dicho esto, por el Coll de la Verdet no habéis subido nunca el Pedraforca? Lo pregunto, más que nada, porque las rutas circulares siempre suelen ser, en mi humilde opinión, más interesantes. Además, para los amantes de las trepadas (o "grimpadas") es un aliciente demasiado tentador!
Volviendo a vuestro blog, me ha encantado la reseña de la ascensión al Vignemale! Sueño con ir algun día, espero que el año que viene sea posible!

SARITA dijo...

Vin, gracias por el comentario, la verdad es que ésta es la única vez que hemos ascendido al Pedraforca, tenemos pendiente ascenderlo por el Coll del Verdet, ahora nos pilla un poco lejos (estamos viviendo en Panamá) pero a la vuelta iremos a hacerle una visita.

El Corredor de la Moskowa al Vignemale es totalmente recomendable, sin ser excesivamente difícil, es una ruta espectacular!!

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Buena ascensión por la tartera,yo en el pedra mas bien e escalado en la via homedes etc.Por la tartera en verano es una buena paliza agobiante,tambien hay otras rutas con grimpada muy interesantes.saludos.Esteban

SARITA dijo...

Esteban, en cuanto vuelva a España ascenderé al Pedraforca por el Coll del Verdell, la tengo pendiente desde hace mucho, no tengo perdón... reconozco que me encanta el Pedraforca, para qué negarlo, y tengo ganas de volver a su cumbre.

Un fuerte abrazo.