MONCAYO (2.316 m)

2.006/09/09

Ascensión a este gigante solitario, Techo del Sistema Ibérico, emplazado entre las provincias de Soria y Zaragoza, de las que también es el punto más alto.

En el recorrido por las anchas lomas del Parque Natural del Moncayo ascenderemos las siguientes cumbres:

- MONCAYO O PICO SAN MIGUEL (2.316 m). Techo de las provincias de Soria y Zaragoza.
- CERRO SAN JUAN (2.283 m)
- MORCA (2.283 m)


SITUACIÓN
Sierra del Moncayo. Parque Natural del Moncayo. Sistema Ibérico.


PUNTO DE PARTIDA
Cueva de Ágreda.

Desde la entrada del pueblo, seguir por la calle principal que se desvía a la izquierda hacia el final del pueblo y salir del mismo por una pista forestal en dirección a un bosque de rebollos o robles, por donde hemos de ascender. Se puede dejar el coche junto a la pista.

Para llegar a Cueva de Ágreda (Soria), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Parque del Moncayo 1:40.000. Editorial Pirineo.

MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 1.100 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 15 km.
TIEMPO TOTAL: 06:00 horas.
DIFICULTAD: Muy Fácil (MF).
Itinerario por sendero señalizado en todo momento.

MATERIAL: Nada reseñable.
AGUA: No existen fuentes durante el recorrido.

ASCENSIÓN
Tras el viaje hasta el pequeño pueblo de Cueva de Ágreda, lo atravesamos por la calle principal hasta encontrar la pista forestal por donde tenemos que ascender y tras avanzar unos metros por ella, aparcamos el coche antes de que la pista se interne en el bosque.

Preparamos rápido las mochilas y comenzamos a andar por la pista que se aleja del pueblo en dirección Este, marcada con señales del GR 86... hoy nos enfrentamos por fin al Moncayo, otro de los TECHOS DE ESPAÑA, pero por su cara más solitaria, la que asciende desde Soria.


Avanzamos a través de los Quercus pyrenaica.


Y junto a algunas huertas de los vecinos del pueblo.


La pista se transforma en sendero y tras avanzar por el bosque durante un rato, los rebollos se van difuminando, dejando paso a los matorrales espinosos y a los pastos.

A partir de aquí, el sendero se dibuja paralelo al Barranco del Colladillo o Río Mulas, por donde va ascendiendo ligeramente, con el barranco a nuestra derecha, algo escaso de agua debido a las fechas en las que nos encontramos.


Desde donde ya podemos ver las estribaciones del Moncayo.


Y el "barranco" que remontaremos.


Dejando atrás el cobijo del bosque.


Para continuar por este sendero.


La senda, señalizada con hitos y marcas del GR, nos conduce en dirección a las Praderas del Colladillo, situadas a los pies del Moncayo de Castilla o Peña Negrilla y del propio Moncayo.

Que ya vemos frente a nosotros.


Y que alcanzamos rápidamente.


Desde este punto, seguimos por un sendero a mano derecha, que asciende en dirección Este hacia el Collado situado entre el Moncayo y el Cerro de San Juan.

Las praderas van quedando atrás.



Mientras contemplamos la Peña Negrilla o Moncayo de Castilla.


Y las extensas llanuras en tierras sorianas.


En nuestro ascenso hacia la loma del Cerro San Juan casi sin rastro de senda.


Salvo algún hito disperso.


Tras ascender los últimos metros de desnivel, llegamos al collado previo al Moncayo, donde nos cruzamos con los primeros montañeros que vemos en el día y que ascienden desde el Santuario de Nuestra Señora del Moncayo, la vía de ascenso más frecuente para acceder a la cumbre.

El Circo de San Miguel y la senda desde el Santuario.


Desde el collado, ascendemos los metros finales que nos separan de la amplísima cumbre por un sendero muy trillado, acompañados de algo de viento, típico de esta cumbre en cualquier época del año.

Alguna nube juguetona nos persigue.


Hasta llegar al Monumento a la Virgen del Pilar.


Donde nos paramos un momento.


Tras unos minutos de reflexión junto a la Virgen por motivos familiares, nos encaminamos hacia el punto más alto de esta extensa cumbre, repleta de elementos y de varios grupos de montañeros.

Vista atrás con la Morca de fondo.


Cima del Moncayo o Pico San Miguel (2.316 m).


Desde el vértice recorremos la amplia cima del Moncayo, desde donde, en un día claro, se vería el Pirineo hacia el Norte y el Sistema Central hacia el SW, pero hoy no es posible.

La Peña Negrilla o Moncayo de Castilla situada al Oeste.


La llanura zaragozana se extiende hasta donde se pierde la vista.


Mientras Mane intenta adivinar el Pirineo desde aquí.


Es relativamente pronto, por lo que decidimos acercarnos hasta la cumbre de la Morca, pasando primero por el Cerro de San Juan, cota sin relevancia en la ascensión al Moncayo, por lo que nos encaminamos hacia el collado por donde hemos ascendido.

Nos despedimos de la cima.


Observando el Cucharón y la senda desde el Santuario.


Y el recorrido hasta la Morca mientras Mane contempla el Circo de San Miguel.


Y desde el collado echamos la vista atrás.


Desde aquí solo tenemos que recorrer unos metros "llaneando" para alcanzar la amplia cima del Cerro de San Juan, del que solo nos separan unos 20 metros de desnivel.

Cima del Cerro de San Juan (2.283 m).


Desde donde vemos la Morca y la Lobera.


Sin entretenernos, nos dirigimos hacia el collado existente entre el Cerro de San Juan y la Morca, justo donde termina el sendero que asciende desde el Santuario.

El Cerro de San Juan y el Moncayo desde el collado.


Y la indicación del sendero que desciende al Santuario.


Pero nosotros continuamos hacia la Morca.


Y en unos minutos llegamos a la misma donde hay un buzón.


Cima de la Morca (2.283 m).


Con el Moncayo y el Cerro de San Juan.


Y donde nos paramos a comer.


A pesar del viento, nos tomamos nuestro tiempo en comer e hidratarnos, mientras contemplamos algunas nubes que presagian alguna que otra tormenta.

Como esas sobre el Moncayo.


Y estas otras sobre el Cerro de San Juan.


Antes de iniciar el descenso, nos asomamos al Circo del Morca formado por la cima donde nos encontramos, que le dá nombre, y la cima de la Lobera.

Donde existe un vértice geodésico.


Y que se alcanza por ese sendero.


Intuyendo las muelas típicas de esta zona.


Es tarde y el cielo amenaza algo de lluvia, por lo que dejamos la Lobera para otra ocasión e iniciamos el retorno por el mismo camino por el que hemos venido, descendiendo de la Morca en dirección al collado entre ésta y el Cerro de San Juan.

Al que llegamos rápidamente.


Teniendo en cuenta la nube que nos acompaña.


Desde aquí, alcanzamos el Cerro de San Juan en unos minutos y mirando al cielo, decidimos descender rápidamente hasta Cueva de Ágreda antes de que comience a llover.

Una última mirada al Moncayo.


Descendemos por el mismo camino de subida en dirección a las Praderas del Colladillo, donde retomamos el sendero que nos conduce paralelos al Barranco del mismo nombre.

Siguiendo los hitos sin posibilidad de pérdida y sin entretenernos, entramos en el bosque de rebollos, que nos indica que ya estamos próximos a Cueva de Ágreda.


Vista atrás desde el bosque.


Donde el sendero está bien señalizado.


Ya en la pista, contemplamos estos repollos tan deliciosos.


Tras recorrer los últimos metros por la pista forestal que se dirige al pueblo, llegamos al coche antes de comiencen a caer las primeras gotas.

Desde aquí, la vuelta a casa será larga pero la visita al Moncayo ha merecido la pena.



Para consultar otras Ascensiones en el Sistema Ibérico, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.
 
 

No hay comentarios: