TORRE DE LOS HORCADOS ROJOS (2.506 m)

2005/06/29

Una de las cumbres más emblemáticas y visitadas del Parque Nacional de Picos de Europa, gracias a su proximidad a la transitada Cabaña Verónica y a su rápida ascensión desde la Estación Superior del TELEFÉRICO DE FUENTE DÉ... nosotros no ascenderemos a la cumbre desde El Cable, sino desde Cabaña Verónica, donde hemos pasado la noche en compañía del inconfundible Mariano.

Situada en una posición privilegiada, la altiva Torre de los Horcados Rojos es un mirador excepcional y panorámico de buena parte de las cumbres del Macizo Central de esta maravilla caliza que constituyen los Picos de Europa... la impresionante y abrupta pared Sur de color rojizo contrasta con su sencilla vertiente Norte, donde un evidente sendero nos conducirá sin complicaciones hasta la cima.


SITUACIÓN
Macizo Central del Parque Nacional de Picos de Europa. Cordillera Cantábrica.


PUNTO DE PARTIDA
Refugio Cabaña Verónica.

En breve, la aproximación a la Torre de los Horcados Rojos desde la Vega de Liordes por los Tiros de Casares.


CARTOGRAFÍA
Picos de Europa Macizos Central y Oriental 1:25.000. Ediciones Adrados.

MAPA


Mapa propiedad de Ediciones Adrados.

RESUMEN
DESNIVEL: 1.100 metros (+); 700 metros (-) + 800 metros (-) en el Teleférico de Fuente Dé.
DISTANCIA TOTAL: 18 km.
TIEMPO TOTAL: 06:00 horas sin incluir paradas; 09:30 horas en total (incluyendo 00:30 horas en la cima, 01:15 horas en Cabaña Verónica y 01:45 horas en la Estación Inferior del Teleférico de Fuente Dé).
DIFICULTAD: Fácil Superior (F+).
Pequeño tramo de arista aérea de grado I+ para acceder al punto más alto de la cumbre, una repisa de unos 5 metros de longitud sencilla pero expuesta.
Itinerario por sendero y pista durante todo el recorrido.

MATERIAL: Nada reseñable.
AGUA: Se puede comprar agua en el Refugio Cabaña Verónica y en las cafeterías existentes en el Teleférico de Fuente Dé.
Se puede coger agua en varias de las fuentes existentes en la pista que asciende desde Fuente Dé hasta la Horcada de Valcavao o Valcavado.


ASCENSIÓN
Amanece en Cabaña Verónica, hemos dormido "plácidamente" en sus claustrofóbicas literas, yo he perdido la cuenta de las veces que me he dado en la cabeza al despertarme sobresaltada e incorporarme pensando que estaba en mi cama... pero hemos de reconocer que dormir aquí ha tenido mucho encanto, no todos los días Mariano te invita a dormir en su morada de Picos de Europa... :)

Todas las historias que circulan alrededor de la persona de Mariano cayeron por su propio peso ayer por la noche, cuando nos invitó a quedarnos a dormir en Cabaña Verónica... nuestro trayecto desde Vega de Liordes por los Tiros de Casares nos pasó factura por el excesivo peso de las mochilas, él nos estuvo observando avanzar por el mar de caliza algo cansados y, cuando llegamos aquí, estuvimos en la puerta de la cabaña sin hacer ruido durante más de una hora y creo que eso le conmovió... anoche se portó casi como un padrazo, nosotros llevábamos la tienda y material de sobra para acampar pero él insistió en que nos quedáramos a dormir con él por lo que tampoco era plan de rechazar la invitación... menos mal, porque la tormenta eléctrica comenzó pocos minutos después... :)

Mariano aún duerme dedicándonos un bonito repertorio de gases, pero nosotros ya llevamos dando vueltas en los sacos desde que la luz entra por las minúsculas ventanas de Cabaña Verónica, es hora de levantarse.

Para disfrutar de esta visión del mar de nubes en Picos de Europa...



... desde PEÑA VIEJA hasta el Madejuno...


... Tesorero aún cubierto por las brumas...


... disfrutando del comienzo de un nuevo día en Picos de Europa...


... posando con la Torre de los Horcados Rojos, que en breve ascenderemos...


... con cara de sueño...


... desde otra perspectiva.


Mariano se levanta y comienza con su ritual de cada mañana mientras nosotros desayunamos tranquilamente... como ya nos comentó ayer por la noche durante la cena, no le gusta que le hagan fotos y lo que más odia son las hordas de turistas que suben desde El Cable y que se meten hasta la cocina de Cabaña Verónica con la cámara en la mano... por este motivo, ni nos planteamos hacerle fotos, nos parecería de muy mal gusto después de lo bien que se está portando con nosotros (ahora me arrepiento porque no tenemos ni una foto de él).

No tenemos muy claro qué hacer hoy, Tesorero u Horcados Rojos, el día es largo pero aún tenemos que llegar hasta la Horcada de Valcavao o Valcavado, donde dejamos aparcado nuestro coche hace dos días... nuestro plan es descender hasta Fuente Dé en el teleférico y desde allí ascender por la pista forestal existente hasta la Horcada de Valcavao, donde daremos por finaliza esta pequeña aventura en el Macizo Central de Picos de Europa... mientras lo comentamos, es el propio Mariano el que nos recomienda ascender a la Torre de los Horcados Rojos, o como él lo llama el "Pico de las mujeres y los niños", sobre todo porque tenemos que reservar fuerzas para la subida final por la pista con nuestras pesadas mochilas.

Para que podamos ascender más cómodos, el propio Mariano nos presta una de sus viejas mochilas, perfecta para llevar un poco de agua sin tener que deshacer nuestros armarios, que dejaremos a buen recaudo dentro de Cabaña Verónica antes de que comiencen a llegar los que ascienden desde El Cable.

Esperamos un poco, hay un pequeño nevero con cierta inclinación de camino al Collado de Horcados Rojos y queremos que el sol haga su trabajo... pasadas las 10:30 AM, salimos de Cabaña Verónica en dirección al Collado de Horcados Rojos, bordeando la vertiente Oeste del pico homónimo, siguiendo el evidente sendero que se encamina hacia el collado, la nieve ya no presenta peligro pero un resbalón aquí nos llevaría de cabeza al jou existente a nuestra izquierda.

Las vistas al llegar al collado...



... múltiples cumbres por ascender, qué pena no tener más víveres para quedarnos un día más...


... posando con el emblemático Urriellu...


... el trillado sendero hasta la cima de Horcados Rojos en dirección SE...


... el piramidal Tesorero...


... de allí venimos...


... Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes...


... posando unos metros más arriba del collado.


Poco más de 150 metros de desnivel nos separan de la cumbre, el sendero es sencillo y vamos ascendiendo observando el impresionante paisaje de Picos de Europa a nuestra espalda, aderezado con estas nubes que le dan un aire mágico... el sendero está trilladísimo, no en vano ésta es una de las cumbres más visitadas de todo el Macizo Central y del Parque Nacional de Picos de Europa.

Casi sin darnos cuenta, alcanzamos los metros previos a la cumbre, la cresta cimera tiene su ambiente y afrontamos el paso más técnico de la ascensión, una pequeña repisa una tanto aérea para poder acceder hasta el punto más alto... son las 11:30 AM pasadas, en apenas una hora desde Cabaña Verónica a paso tranquilo hemos alcanzado la cumbre de la Torre de los Horcados Rojos.

El Picu sigue dominando el paisaje...



... Picos de Santa Ana y PEÑA VIEJA...


... Macizo Central de Picos de Europa, una maravilla...


... la cresta cimera en primer plano...


... mucho cuidado aquí...


... espectaculares Picos de Santa Ana...


... posando junto al hito cimero...


... PEÑA VIEJA se ha cubierto...


... posando por duplicado.


Cima de la Torre de los Horcados Rojos (2.506 m).


Trillado sendero hasta La Vueltona...


... en panorámica...


... Cabaña Verónica desde la cima, ahí hemos dormido...


... meteorología inestable...


... Madejuno y Tiro Llago entre otros...


... con el Naranjo de Bulnes parcialmente cubierto...


... y Cabaña Verónica en su particular posición.


Mientras estamos en la cima, aparecen tres chicos de Mallorca con los que charlamos animádamente durante un buen rato, ellos han pasado la noche en el Refugio Vega de Urriellu y mañana van a ascender al Picu por la Directa de los Martínez con guía, un saludo desde aquí si nos leen.

Una foto juntos antes de marcharnos.



Nos despedimos de nuestros compañeros de cima e iniciamos el descenso a las 12:15 PM, aún tenemos mucha jornada por delante hasta llegar a la Horcada de Valcavao y nuestras piernas están para pocas alegrías, de hecho mi rodilla izquierda empieza a quejarse un poco, demasiado peso en la mochila... :(

Vistas panorámicas en el descenso...



... se intuye el sendero hacia Vega Urriellu.


Continuamos el descenso por el trillado y arenoso sendero y casi sin darnos cuenta nos plantamos en el Collado de Horcados Rojos, desde donde retomamos el sendero que nos conduce hacia Cabaña Verónica, donde Mariano nos estará esperando con nuestras mochilas a buen recaudo.

Bordeando el jou existente al hacia el Oeste...



... mientras el Tesorero nos vigila.


Poco antes de las 13:00 PM nos plantamos en Cabaña Verónica, donde el movimiento ya es muy elevado, un ir y venir de gente de todo tipo y condición que intentan entrar en el minúsculo refugio mientras Mariano les despacha con cajas destempladas, razón no le falta...

Nosotros pasamos al interior sin problemas y charlamos tranquilamente con él mientras se come un plato de macarrones con tomate y se toma la enésima copa de vino y de un licor de elevada graduación, a última hora de la tarde bajará hasta la Estación Superior de El Cable para portear víveres hasta Cabaña Verónica, como hace todas las tardes desde hace 25 años, una eternidad, una vida muy dura la de este montañero, gran amante de Picos de Europa, así que no es de extrañar a que a menudo muestre su carácter, sobre todo con lo que tiene y tendrá que aguantar en esta pequeña atalaya en mitad del Macizo Central.

Ya tenemos todo listo pero nos da pena marcharnos, hemos hecho muy buena migas con Mariano y hemos charlado durante horas y horas, escuchando infinidad de historietas siempre interesantes... lamentablemente no sabemos cuando podremos volver por aquí, como mínimo no antes del año que viene.

Es el propio Mariano el que nos anima a marcharnos, sabe que aún nos queda una buena caminata por delante y a mí no para de decirme que me ve demasiado delgada para cargar con tanto peso en la mochila... alrededor de las 14:00 PM, nos despedimos de él con mucha tristeza, como si ya presintiéramos que jamás le volveremos a ver (Mariano murió el 27 de Junio de 2008).

Comenzamos el descenso por el sendero en dirección a El Cable, donde tomaremos el TELEFÉRICO DE FUENTE DÉ, cruzándonos con un montón de gente infraequipada que a duras penas puede avanzar por los neveros aún existentes.

Siguiendo las huellas...



... Peña Olvidada, que bordearemos en el descenso...


... última vistazo a Cabaña Verónica...


... y a Horcados Rojos...


... bonitas paredes de caliza...


... PEÑA VIEJA Y SU CANALONA...


... el panorama cada vez más negro...


... por allí anduvimos ayer...


... nuestra morada con el zoom...


... preciosos parajes...


... dejando atrás La Vueltona...


... a la altura de los Pozos o Lagos de Lloroza...


... en panorámica...


... mucho movimiento a estas alturas...


... estéticos Pozos de Lloroza...


... en perspectiva...


... amplia pista desde El Cable...


... Torre de Altáiz...


... se observan Tesorero y Horcados Rojos...


... preciosas vistas...


... en todas direcciones...


... nuestra cumbre de hoy aún se intuye desde aquí...


... espectacular Peña Olvidada.


Sin entretenernos en hacer fotos, continuamos el descenso por la amplia pista hasta llegar a la Estación Superior de El Cable, donde el movimiento es elevadísimo, niños correteando, familias completas que nos miran extrañados, como si fuéramos de otro planeta... vamos a la taquilla para comprar los billetes del teleférico, el vendedor nos pregunta si estamos federados y antes de que pueda sacar las tarjetas federativas me dice que no hace falta... "Es obvio que estáis federados"... :)

Unos minutos más tarde, ya estamos entrando en la cabina del teleférico para iniciar el vertiginoso descenso hasta Fuente Dé.

Un descenso no apto para personas con vértigo...



... con vistas espectaculares.


Alrededor de las 16:00 PM, ya estamos en tierra firme, toda una experiencia bajar en el teleférico hasta Fuente Dé, que en cinco minutos desciende alrededor de 800 metros de desnivel.

Ya han pasado más de dos días desde que salimos de la Horcada de Valcavao y apenas nos queda comida, una lata de atún y alguna barrita, por lo que decidimos comernos un buen bocata de tortilla a la francesa en la cafetería del teleférico mientras rememoramos algunos de los momentos vividos por ahí arriba y mientras recuperamos fuerzas, aún nos queda remontar la eterna pista que asciende desde Fuente Dé hasta la Horcada de Valcavao y aunque no llevamos el peso de la comida, nuestros pesados sacos de fibra y el resto del material siguen sumando kilos a la espalda.

Por fin nos movilizamos (con lo bien que se estaba aquí sentado!!), ya son las 17:45 PM y queremos llegar al coche antes de que se nos haga de noche.

Nos despedimos de Fuente Dé.



Salimos del recinto del Teleférico y nos encaminamos en dirección Oeste hasta el final de la carretera, atravesando un aparcamiento, desde donde enlazamos con la pista forestal que nos llevará hasta la Horcada de Valcavao o Collada de Valcabao... la pista, marcada con marcas de PR y cerrada al tráfico salvo para los accesos a las fincas y uso ganadero, comienza a ascender poco a poco atravesando el Monte Quebres, habrá que tomárselo con calma.

Tenemos compañía en la pista...



... numerosos ejemplares de Fagus sylvatica adornan las praderas...


... Pido y Espinama en el fondo del valle...


... caliza tapizada de verde...


... avanzando por la pista...


... con vistas panorámicas...


... la niebla le da un toque mágico.


Seguimos ganando metros de desnivel con la espalda reventada por el peso, poco a poco nos vamos aproximando a la Horcada de Valcavao.

La niebla es más espesa según vamos ganando altura...



... la pista es una maravilla... aunque mejor sin peso...


... el curso del Río Canillán.


La niebla existente nos impide tomar referencias por lo que no sabemos lo que nos queda hasta la Horcada de Valcavao... 30 minutos más tarde, intuímos que nos aproximamos a una especie de collado, la niebla es densa pero logramos distinguir nuestro coche!!!

Fin de la aventura, es hora de dejar nuestras pesadas mochilas...



... no tengo fuerzas ni para abrir los ojos... :)


Son casi las 20:15 horas, al final hemos llegado con algo de luz... acoplamos las mochilas en el coche y nos ponemos en marcha por la pista en dirección al Puerto de Pandetrave, donde enlazamos con la carretera que desciende hasta Posada de Valdeón... en el Hostal Campo nos espera una buena ducha y una cama después de tres jornadas inmersos en el Macizo Central... zzzzzz...

Si las piernas y mi rodilla lo permiten, mañana nos espera Torre Bermeja en el Macizo Occidental...




7 comentarios:

MARC dijo...

Qué recuerdos de nuestras ascensiones en Picos. De la zona tengo en la mochila el Tesorero, Peña Vieja y la padiorna, además del urriellu un par de veces.
Le tengo ganas de nuevo a la zona,este año no que ya hay planes para vacaciones, pero habrá que llevar a los peques a que suban een el Teleférico que los Horcados y la Remoña siguen esperándome.

CARLOS dijo...

Que buenos recuerdos en esa zona y como se echa de menos a Mariano, que personaje, me gusta esa zona de los picos. Un abrazo y buen reportaje.

JonyMao dijo...

Vaya titanes!!
Qué ganas tengo de volver a Picos. Solo he estado un par de veces, pero me encantó. Es una pena que cada vez que piense en desplazarme vengan a mi cabeza antes los Pirineos que los Picos de Europa.
Saludos

Bruno dijo...

¿ Que tal ves los últimos metros de Los Horcados para ir con niños? ¿ Seria posible llevarlos encordados o no es para tanto?
Gracias de antemano y un saludo.

xabierandueza-berriozar dijo...

Aupa Sarita. Aunque la actividad es de hace años está muy bien,me ha traido buenos recuerdos,yo estuve en Horcados Rojos en el 2009 creo recordar,y en la Cabaña Verónica había otro guarda que me trató muy bien.
Un abrazo.

Monchu dijo...

Buena ruta pareja.
El Central, nunca defrauda, tiene cantidad de posibilidades y si a eso unes una noche en Cabaña Verónica en la compañía de Mariano, ya es para enmarcar. No me extraña que la rescates.
Yo nunca pasé una noche en ese refugio, pero si tengo cantidad de recuerdos de Mariano, comiendo con el o viéndolo con en su silla, con la sombrilla sobre la cabeza, el libro en las manos y un buen bidón repleto de botes de refrescos y cervezas entre nieve, en el cruce del camino debajo del refugio.
Todo un personaje que se nos fue.
Volviendo a vuestra ruta, menudo mochilón!! y encima para quedar justos de comida.
Un saludo Sarita

SARITA dijo...

Marc, seguro que a los peques les encanta la experiencia, ya nos contarás... nosotros aún tenemos pendiente Tesorero, Torrecerredo, Llambrión, Urriellu, Torrecerredo... y no sigo porque la lista es eterna!!!

Carlos, cierto es que se le echa de menos, sin ofender a los nuevos guardas de Cabaña Verónica, claro está... la última vez que estuvimos por allí, la meteo estaba complicada y nos aconsejaron a la perfección.

JonyMao, nosotros también tenemos muchas ganas de volver, creo que se nota... cuando estábamos en España nos pasaba lo mismo, siempre nos decantábamos por Pirineos, tendremos que ponerle remedio a nuestra vuelta... :)

Bruno, siento el retraso en la contestación... en verano no veo ningún problema para ir con ellos, siempre y cuando estén acostumbrados a moverse en este tipo de terreno... no veo necesario llevarlos encordados porque el paso no es tan complicado... para mayor seguridad, quizá si puedas plantearte montar un pequeño pasamanos en ese tramo de la cresta cimera, algo sin mucha complicación, simplemente una cuerda a la que puedan agarrarse para que pasen más tranquilos... siento no tener más fotos de la cresta para que te puedas hacer una idea... tengo que confesar que yo no recordaba ni tener que apoyar las manos, fue Mane el que me recordó que había un pequeño paso expuesto... de todos modos, viendo las cosas que haces con ellos, no creo que tengan ningún problema. Ya me contarás, espero haberte aclarado algo.

Xabier, una pena que no llegarás a conocer a Mariano, es de aquellas personas que te dejan huella... Horcados Rojos es un clásico en Picos, como tantos otros que tengo pendientes!!

Monchu, esta actividad se merecía sacarla del olvido, mucho tiempo he tardado en rescatarla pero se me acumula el trabajo... qué suerte poder compartir tanto tiempo con Mariano, una pena que se fuera tan pronto... demasiado material en la mochila, ahora voy igual de cargada pero mis piernas y mi espalda están algo más acostumbradas... :)

Muchas gracias por la visita y por los comentarios.

Un fuerte abrazo.