TUC DERA SALANA O TUC DE SALANA (2.483 m)

2015/07/25

Una cima panorámica donde las haya a pesar de su modesta altitud frente a otros colosos de Pirineos y del Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.

En época estival, esta es una ascensión asequible para casi todos los públicos, apta para los que nos estamos recuperando de alguna lesión reciente.


SITUACIÓN
Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Pirineo de Lleida. Spain.


PUNTO DE PARTIDA
Pista de acceso a Banhs de Tredòs a la altura de la Bòrda de Lacreu.

Desde la entrada de Salardú, continuar por el desvío existente hacia la Val d'Aiguamòg y el Barratge d'Aiguamòg en dirección a Banhs de Tredòs. La pista está asfaltada y va avanzando en paralelo al Arriu d'Aiguamòg. Tomando como referencia un cartel existente en la pista que nos informa del riesgo de aludes en la zona, alcanzamos la Bòrda de Lacreu. En la pista existen un par de sobreanchos donde podremos dejar el coche.

Para llegar a Salardú (Lleida), ver GOOGLE MAPS.


CARTOGRAFÍA
Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici 01 1:25.000. Mapa Topogràfic de Catalunya.
Val d'Aran 1:40.000. Editorial Alpina.


MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 800 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 7,50 km.
TIEMPO TOTAL: 03:30 horas (incluyendo 00:20 horas de paradas).
DIFICULTAD: Fácil (F).
Itinerario fuera de sendero en algún punto del recorrido.

MATERIAL: Nada reseñable.
AGUA: No se puede coger agua en ningún punto del recorrido.

TRACK LOG GPS
Pinchad en este enlace: SPORTS TRACKER 20150725 TUC DERA SALANA

ASCENSIÓN
Han pasado ocho largas semanas desde mi fractura de peroné en la Peña Montañesa, aunque realmente han sido cinco semanas y media sin poder hacer algo de deporte en condiciones y sin poder hacer alguna que otra montaña... reconozco que es demasiado tiempo para mí y eso que al ser una fractura sin desplazamiento no he tenido que pasar por el quirófano.

Quiero pensar que todo lo que nos pasa en la vida es por algún motivo. Supongo que este tiempo me ha venido muy bien para pararme y para reflexionar sobre el día a día pero, fundamentalmente, me ha servido para descubrir a personas excepcionales que me han apoyado desde el primer momento y de una manera totalmente desinteresada. No quiero dar nombres porque seguro que me olvido de alguien pero desde aquí quiero dar las gracias públicamente a tod@s los que os habéis preocupado por mí durante este tiempo y a los que lo seguís haciendo, ahora que estoy medio recuperada. Y en especial a Mane, que en la distancia ha estado siguiendo mi evolución y aguantando mis informes diarios sin rechistar... :)

La parte negativa de la historia me la reservo... y es que en los momentos críticos es cuando somos capaces de sacar lo mejor y lo peor de nosotros mismos.

Estas semanas han sido complicadas, viviendo sola en una casa llena de escaleras, donde cosas habituales se convierten en un mundo y donde dar un simple paseo por el pueblo es como una expedición... os dejo unas pequeñas pinceladas de lo acontecido en estos casi dos meses desde la fractura hasta el día de hoy.

Sábado 30 de Mayo, ascendemos a la Peña Montañesa desde el Monasterio de San Victorián, para mis compañeros es la primera vez que ascienden esta montaña, para mí es la tercera.

Cima de la Peña Montañesa (2.295 m).



Comenzamos el descenso y en un tropezón mi pie derecho queda enganchado en una roca y realizo una flexión excesiva del tobillo... he oído un crack y me duele mucho pero lo más probable es que sea sólo un esguince.

Apoyo con dolor aunque soportable, el helicóptero no puede aterrizar aquí por lo que decidimos seguir descendiendo hasta donde podamos, ayudada por dos bastones... la bajada es traumática y a ratos hemos de parar para observar mi tobillo.

Un improvisado vendaje compresivo.



Después de las tres primeras horas el dolor disminuye y el coche está cada vez más cerca así que desestimamos la opción del helicóptero... poco a poco soy capaz de llegar al coche a pie, casi cinco horas desde la cima hasta el Monasterio de San Victorián.

Una parada en Castejón de Sos para reponer fuerzas...



... y el aspecto de mi tobillo, después de la traumática bajada de la Peña Montañesa.


Al día siguiente, mi pie no es un pie, es como una bota por lo que por la tarde me acercan al Hospital de Vielha donde me confirman que no es un esguince si no una fractura no desplazada del peroné... una férula durante las próximas tres semanas y mínimo dos semanas más sin apoyar, comienza mi particular penitencia... :)

Y el mayor problema de todos, el lunes iba a firmar mi nuevo contrato de verano, ahora me tocará recuperarme temprano para poder empezar a trabajar de nuevo... :)

Me ahorraré las fotos de mis dedos completamente amoratados y con forma de morcilla, de los moratones por los 30 de pinchazos de heparina en la barriga para evitar que se forme algún trombo en mi pierna, así como el relato de las noches sin dormir por culpa de la férula y el bajar las escaleras sentada para evitar darme otro piñazo.

Las jornadas pasan y yo, lejos de encerrarme en casa, salgo a entrenar todos los días con las muletas, hasta 5 km al día para mantenerme activa... mis tríceps están muy entrenados y consigo hacer mi primera cima a la pata coja.

Sábado 27 de Junio, cima del Malh de Castèth Leon (889 m), cuatro semanas después de la fractura.



A las cinco semanas, me dan permiso para apoyar pero con una bota ortopédica, lo que me permite realizar alguna actividad un poco más cañera.

Martes 7 de Julio, en el punto más alto del Château de Bramevaque o des Comtes de Comminges.



Sábado 11 de Julio, en la Muga 371 de camino al Tuc dera Clota (1.435 m).



Seis semanas y media después me permiten comenzar a andar sin la bota ortopédica aunque sin hacer demasiados esfuerzos y sin hacer mucha distancia... y lo más importante, puedo empezar a hacer bici, que he de reconocer que ha sido mi salvación a nivel físico y mental.

Jueves 16 de Julio, posando en el Pont du Luscan...



... aprovechando el "Parcours Cyclable de la Garonne".


Viernes 17 de Julio, probando mi tobillo en la Vía Ferrata Cledes (K2), corta pero intensa.


El verano va pasando inevitablemente y yo sin subir montañas... es hora de intentar una cima y ninguna mejor que el Montcorbison para ver cómo responde mi pierna cuando el terreno ya no es tan llano.

Lunes 20 de Julio, poco más de siete semanas después de la fractura...



... consigo llegar a la cima del Montcorbison (2.172 m).


Todos los días salgo a entrenar con "mi mountain bike prestada", aún me falta mes y medio para poder empezar a trotar por lo que la bici se convierte en mi compañera inseparable para hacer cardio, para recuperar masa muscular en la pierna y para desconectar la cabeza.

Jueves 23 de Julio, en la Catedral de Saint Bertrand de Comminges, 35 kilómetros en total.



Sábado 25 de Julio, hoy se cumplen ocho semanas de mi fractura, es un buen momento para intentar ascender al Tuc dera Salana, una cima ya considerada como importante aunque en verano no deja de ser un paseo.

Tintxo, mi compañero de cordada en esta actividad, tiene que estar de vuelta temprano por lo que no nos queda más remedio que salir a una hora intempestiva... ni que fuéramos a ascender un TRESMIL!!!

La meteo no es favorable, salimos de Bossòst con el cielo cubierto y cuando llegamos al punto de partida junto a la Bòrda de Lacreu está lloviendo ligeramente... hacemos algo de tiempo y a las 06:50 AM por fin nos decidimos a salir, ya que hemos venido, al menos tendremos que intentarlo.

La lluvia no será un impedimento, ni siquiera para mi pobre tobillo...



... el cartel que tomamos como referencia.


Desde este punto, hemos de ascender por el PR que recorre la Coma de Montaner y que nos aproximará a la vertiente Norte del Tuc dera Salana.

Se intuye alguna ligera traza de senda pero la exhuberante vegetación no ayuda en absoluto... a los 15 metros ya tenemos los pies empapados y esto aun no ha hecho nada más que empezar.

Bonito panorama...



... de allí venimos...


... Tintxo se adelanta...


... parece que vamos por el buen camino...


... la fotógrafa habitual ahora en cabeza.


La pendiente se acentúa y la leve lluvia no da tregua, yo avanzo con cuidado, un paso mal dado y se irán al traste mis semanas previas de recuperación... casi sin darnos cuenta, nos plantamos en la pista forestal que comunica con el Pònt dera Montanheta y con Banhs de Tredòs, donde hacemos una parada para picar algo antes de continuar.

Dejamos la pista atrás...



... al cobijo del bosque...


... en leve ascenso hacia la Pletiu de Salana...


... siguiendo los hitos...


... pequeños ejemplares de Pinus uncinata...


... parece que tenemos compañía...


... tres preciosos sarrios (Rupicapra pyrenaica) entre la niebla.


La densa niebla no ayuda mucho, a estas alturas tendríamos que estar viendo la espectacular vertiente Norte de nuestro objetivo de hoy... suerte que el track en el smartphone nos ayuda a orientarnos para intentar enlazar con la cresta NO hasta la cima.

Un hito disperso...



... comienzan los bloques.


Estamos en la base de la Cara Norte del Tuc dera Salana, vamos ascendiendo con cuidado ya que los bloques de gneis están más que resbaladizos, veremos si enlazamos con la cresta sin contratiempos, y es que mi peroné aun se está consolidando... :)

Buena pendiente en esta vertiente...



... trazas de senda en la Cresta NO...


... entre bloques...


... intuyendo lo que nos queda hasta la cima.


La cima está muy cerca, menos de 100 metros de desnivel... le reclamo la cámara a Tintxo, y es que quiero hacerle algunas fotos a mi paciente compañero de cordada, si la meteo nos lo permite.

Muy cerca del punto más alto...



... parece que sale el sol...


... justo al llegar a la cima.


A las 08:55 AM nos plantamos en el Tuc dera Salana, una lástima que la meteo sea tan caprichosa ya que a pesar de su modesta altitud, es un mirador excepcional.

Hacemos una breve parada (00:15 horas) para picar algo rápido mientras Tintxo me pregunta por la Cara Norte del MONTARDO, de la que tanto le había hablado antes de llegar... tendremos que volver de nuevo para contemplarla... :)

Una panorámica en el punto más alto...



... mucho mejor así...


... ahora mi turno.


Cima del Tuc dera Salana (2.483 m).


Nos despedimos del hito cimero...


... y comenzamos el descenso...


... con cuidado en mi caso...


... más despacio de lo que me gustaría...


... la traza no tiene pérdida...


... ya en la pista forestal...


... descendiendo por la Coma de Montaner totalmente empapados...


... yo y mi inseparable bastón...


... siguiendo los escasos hitos y marcas amarillas.


Vamos descendiendo siguiendo los rastros de senda... nos desviamos de la traza de subida pero, a cambio, alcanzamos los denominados Corraus d'Espanha, desde donde podremos descender mucho más cómodamente hasta el punto de partida.

La borda existente...



... en busca de la pista de acceso a Banhs de Tredòs.


En pocos minutos, nos plantamos en la pista que recorre la Val d'Aiguamòg, desde donde retrocedemos hasta la Bòrda de Lacreu y alcanzamos la furgoneta a las 10:15 AM, poco menos de 03:30 horas a ritmo muy tranquilo para completar esta ascensión.

Completamente empapados, nos ponemos en marcha de vuelta a casa ya con cierto movimiento por la pista a estas horas de la mañana... y es que este es el acceso al punto de partida de los circuitos de los Estanys de Colomèrs y del propio GRAN TUC DE COLOMÈRS.

Conclusión: buenas sensaciones durante la ascensión pero aún es temprano para afrontar empresas de mayor envergadura, y es que mi tobillo no deja de hincharse cada vez que lo fuerzo más de lo que debería.

Quizá a finales del mes de Agosto pueda ascender mi primer TRESMIL... :)