PEÑA MONTAÑESA (2.295 m)

2.007/02/24

Ascensión a la mítica Peña Montañesa, cumbre por excelencia del Valle de Bielsa y perfecto mirador de un buen puñado de cumbres del Pirineo Central, siempre que el buen tiempo acompañe...

SITUACIÓN
Valle de Bielsa. Pirineo de Huesca.


PUNTO DE PARTIDA
Última curva de la pista forestal que asciende hasta La Collada desde la carretera de acceso a Ceresa.

Desde Laspuña continuar por la carretera en dirección al pueblo de Ceresa perfectamente señalizado. Poco antes de la entrada del pueblo continuar por una pista forestal a mano derecha que asciende en dirección a La Collada. Tras dejar una bifurcación a mano izquierda, continuar por la pista atravesando la cancela que, normalmente, permite el paso a todos los vehículos y ascender por la pista hasta las inmediaciones de La Collada, donde se puede aparcar el coche.

Esta pista puede estar impracticable para ascender con vehículo en invierno y hasta el final de la primavera debido a la nieve. Sin nieve, la pista cruza alguna torrentera y presenta algunas cárcavas.

Para llegar a Laspuña (Huesca), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Bielsa - Bal de Chistau 1:40.000. Editorial Pirineo.

MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 1.000 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 8 km.
TIEMPO TOTAL: 04:30 horas.
DIFICULTAD: Fácil (F).
Pendientes de hasta 45º en el ascenso por la Canal NE hasta el collado entre la Peña Montañesa y la Peña Foradada.

MATERIAL: Equipo básico invernal.

ASCENSIÓN
Tras el viaje en coche hasta Ainsa, ascendemos por la carretera que recorre el Valle de Bielsa hasta el desvío a Laspuña, el día está complicado meteorológicamente hablando por lo que hoy nos decantamos por la Peña Montañesa...

... tras tomar el desvío de la pista forestal antes de llegar a Ceresa, ascendemos con el coche por la misma hasta alcanzar un sobreancho junto la última curva de herradura antes de La Collada.

Las nubes lo cubren todo... vaya día que hemos elegido...


... aproximándonos a La Collada.


Al alcanzar el collado de homónimo nombre nos desviamos de la pista para continuar por el sendero que asciende en busca de La Peña Montañesa...

... así señalizado.



El sendero discurre a través del bosque existente en la vertiente Norte de la Peña Montañesa, ganando altura en busca de la canal evidente que asciende hasta el collado situado entre la propia Peña Montañesa y la Peña Foradada y donde comenzamos a pisar nieve.

Mientras el bosque se va difuminando, vamos ascendiendo por la Canal NE sin problemas, la nieve está blanda y se abre huella sin esfuerzo...

... y las nubes siguen cubriendo las cumbres que nos rodean...



... y el sol intenta salir...


... en nuestro ascenso solitario...


... bonita estampa en este día de montaña.


Poco a poco vamos ganando altura por la Canal NE mientras las nubes van y vienen a su antojo... la nieve escasea a pesar de las fechas en las que nos encontramos y es que en nuestro primer invierno en el Pirineo, la nieve se está haciendo de rogar...

... lo que llevamos de canal...



... contemplamos el cielo azul a ratos...


... observando lo que nos queda por delante.


La pendiente va aumentando en la canal pero la cantidad de nieve es escasa por lo que no necesitamos ni sacar los crampones ni el piolet...

... echando un vistazo hacia atrás...



... los Pinus uncinata en permanente equilibrio.


Afrontando los metros finales de la canal la nieve prácticamente desaparece, cediendo el paso a una pedrera donde el avance es tortuoso...

... el último tramo se hace duro.



Alcanzamos el collado situado entre la Peña Montañesa y la Peña Foradada desde donde hemos de continuar ascendiendo en busca de la parte alta del cordal por otra canal de piedra donde debemos extremar la precación, mejor no tener un resbalón aquí...

... ascendiendo los últimos metros, alcanzamos la Cima de la Peña Montañesa, dónde finaliza el cordal de la Sierra Ferrera y donde las nubes no nos dán tregua...

... lástima de vistas desde aquí...



... las nubes lo cubren todo...


... en todas direcciones...


... aún así habrá que hacerse alguna foto, no??


El curioso buzón existente en la cima...


... y el vértice geodésico...


... mientras Mane se coloca bien las güetres.


Cima de la Peña Montañesa (2.295 m).


El día no dá para más por lo que tras 20 minutos en la cima iniciamos el descenso en busca de la canal extremando la precaución en este tramo...

... unos metros más abajo, alcanzamos el collado y el comienzo de la Canal NE por donde continuamos el descenso sin entretenernos, hace bastante frío y el tiempo no parece que que vaya a mejorar...


... lo que tenemos por delante...


... descendiendo con cuidado para no resbalar...


... con las cumbres totalmente cubiertas...


... Mane por delante...


... echando un vistazo hacia atrás...


... la nieve no entraña peligro aparentemente.


Unos metros más abajo me despisto y tras un pequeño resbalón sin graves consecuencias, a pesar de la velocidad con la que he descendido unos cuantos metros por no llevar el piolet en la mano para autodetenerme, continuamos el descenso por la canal, con los nervios a flor de piel...

... observando el cielo azul...


... Mane se adelanta...


... mientras yo me retraso debido al susto...


... y las nubes van cubriendo todo a su paso...


... como las cumbres del Macizo del Cotiella...


... todas menos la Peña dera Solana...


... impresionante!!...


... el valle a nuestros pies...


... mientras nos despedimos de la canal...


... en compañía de los Pinus uncinata.


Al cobijo del bosque, vamos descendiendo por el sendero hasta que alcanzamos La Collada desde donde continuamos en busca del coche...

... preciosa Peña Montañesa...



... que no podemos parar de observar...


... en nuestro descenso por la pista...


... el Valle de Bielsa comienza a despejarse...


... hasta que llegamos al coche...


... final de otro buen día de montaña.


Tras comer algo en el coche, emprendemos el descenso de la pista y la vuelta a casa no sin antes parar a tomar algo caliente mientras comentamos mi resbalón en la canal, por suerte sin graves consecuencias... en invierno no hay que confiarse nunca y el piolet siempre en la mano...