LA SAGRA (2.381 m)

2.005/04/30

Este Sábado nos decantamos por una ascensión emblemática para los montañeros del Sur de España, La Sagra, Techo de todo el Sistema Prebético y de las olvidadas Cordilleras Béticas o Sistemas Béticos fuera de Sierra Nevada.

Durante el recorrido por la Sierra de La Sagra, ascenderemos dos de sus cimas:

- LA SAGRA OESTE (2.356 m)
- LA SAGRA (2.381 m)


SITUACIÓN
Sierra de La Sagra. Sistemas Béticos.


La Sagra se perfila solitaria desde la altura del avión (2.005/08/01).


PUNTO DE PARTIDA
Cortijo del Collado de Abajo en la carretera NE-46.

Desde Puebla de Don Fadrique, seguir por la carretera A-137, y tomar el desvío hacia la carretera NE-46, que sale a la izquierda. Continuar por esta carretera y poco antes de llegar a la carretera GR-700, se situa a mano derecha el Cortijo del Collado de Abajo, donde hay una zona de aparcamiento habilitada. Se reconoce fácilmente por ser el punto de partida más habitual para ascender a La Sagra, por lo que siempre suele haber coches aparcados.

Para llegar a Puebla de Don Fadrique (Granada), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Hoja nº 22-37 (929) 1:50.000. Servicio Geográfico del Ejército.

MAPA


LA SAGRA Y SUS DIFERENTES CIMAS


RESUMEN
DESNIVEL: 1.000 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 14 km.
TIEMPO TOTAL: 07:15 horas.
DIFICULTAD: Fácil Superior (F+).
Ascensión por el llamado "bosque vertical", que, como su propio nombre indica, es una zona de pinar de gran inclinación, donde el avance resulta penoso y sin rastro de sendero.
El descenso por una pedrera, paralela al famoso embudo, es más fácil de lo que parece en un principio.

MATERIAL: Bastones imprescindibles.
AGUA: No se puede coger agua en ningún punto del recorrido.

ASCENSIÓN
Aproximándonos por el Norte hacia el punto de partida de la ascensión, La Sagra se presenta de esta manera.

Vista de La Sagra desde la carretera que atraviesa la Sierra de Cazorla.


Tras un largo viaje de 4 horas desde casa y las innumerables curvas de la carretera, por fín llegamos al punto de inicio de la ascensión a La Sagra, una zona de aparcamiento frente al Cortijo del Collado de Abajo, en la carretera NE-46, que se dirige a Puebla de Don Fabrique.

Como siempre es bastante tarde, por este motivo no hay tantos coches como nos esperábamos encontrar un Sábado de Abril con buen tiempo.

Mientras nos preparamos, observamos que bajan algunos montañeros por la vía normal. Nosotros ascenderemos por el llamado "bosque vertical" por lo que, tras prepara todo, iniciamos el ascenso por el camino situado a la derecha, que se dirige hacia el Oeste, bordeando el Macizo de La Sagra.


Tras avanzar unos metros, La Sagra desde el Camino de los Cortijos Nuevos.


Vamos avanzando por el camino que, como su propio nombre indica, dá acceso a varios Cortijos de la zona, con un calor propio de un día de verano.

Fuera del camino el avance es complicado debido a la gran cantidad de vegetación.


Las cumbres de la Sierra de Castril, vecina de La Sagra.


Siguiendo por el camino en todo momento, nos encaminamos hacia el Collado Blanco, que intuimos a lo lejos.

Por ahí continuaremos nuestro ascenso.


Collado Blanco desde donde nos encontramos.


Vista atrás desde el camino de ascenso.


Hacia el Norte, la Sierra de Castril.


Llegamos al Collado Blanco, donde nos encontramos un cruce de caminos y donde debemos abandonar el camino principal.

El Cortijo del Collado Blanco.


Desde el collado, continuamos por un camino que, en principio, asciende hacia la izquierda. Unos metros más arriba lo abandonamos y nos dirigimos hacia el pinar, avanzando en busca de algún rastro de sendero que nos conduzca a través del bosque.

Sin rastro de senda, ascendemos a través del pinar de Pinus nigra sin demasiadas dificultades, salvo por la falta de sendero, esperando encontrar algún hito tal y como indican las reseñas que hemos consultado.

Según vamos avanzando por donde podemos, la pendiente aumenta considerablemente en el bosque, hasta el punto de ponerse bastante vertical, por lo que empezamos a entender el nombre de esta vía de ascensión a La Sagra.


Haciendo equilibrios mientras ascendemos... de quién fue la idea de subir por aquí?


Con la inestabilidad del terreno, la elevada inclinación y la ausencia de sendero, avanzamos lentos y "penando" más de lo que nos gustaría.

El "bosque vertical" nos está pasando factura.


Pero a cambio, nos deja estampas curiosas.


Ejemplares de Pinus nigra capaces de vivir en este terreno tan empinado e inestable.


Ascendemos por donde podemos y sin tener muy claro cuando saldremos del "bosque vertical", ya que no tenemos muchas referencias y no hay rastro de hitos por ningún sitio.

Por suerte la vista empieza a abrirse hacia el Norte.


Tras pasar por un espolón rocoso, alcanzamos una ladera con un poco menos de inclinación, donde podemos avanzar más fácilmente.... ascendiendo poco a poco, por fin observamos el final del bosque unos cuantos metros más arriba.

Junto a una cresta rocosa situada a nuestra derecha, intuimos un collado donde los pinos desaparecen casi por completo, dejando paso a los matorrales espinosos.

Una vez en el collado, observamos la cresta donde se sitúa La Sagra Chica pero es bastante tarde y todavía nos quedan 350 metros de desnivel desde aquí... la dejamos para otra ocasión, La Sagra Chica tendrá que esperar...


La Sagra Chica desde el collado.


Desde este punto, siguiendo algún que otro hito remontamos la pedrera que nos separa de la cumbre, disfrutando de las vistas hacia el Norte, lástima de luz, el día no está muy claro y nuestra cámara no hace maravillas...

Los pinos han desaparecido y solo quedan algunos matorrales espinosos, como sabinas rastreras y enebros entre otros.


El final del "bosque vertical" va quedando atrás.


La Sagra Chica también.


Se vé el Cortijo del Collado Blanco, antes de comenzar la ascensión por el "bosque vertical".


Ascendiendo por la Cresta Oeste siguiendo algún rastro de sendero, vamos ganando altura en dirección a la cumbre... casi sin darnos cuenta alcanzamos la Cima Oeste de La Sagra.

Lo que nos queda hasta la Cima de La Sagra desde La Sagra Oeste.


Marcada con un hito.


Cima de La Sagra Oeste (2.356 m).


Sin entretenernos en la Cima Oeste, continuamos en dirección a La Sagra... descendiendo unos metros hasta el collado entre ambas cimas continuamos el ascenso unos cuantos metros más hasta alcanzar la Cima de La Sagra.

Cima de La Sagra (2.381 m).


Hemos tardado tres horas en alcanzar el punto más alto pero el ascenso por el bosque vertical nos ha pasado factura por lo que dejamos las mochilas y paramos a comer e hidratarnos durante un buen rato, además de hacer unas cuantas fotos.

El día no está claro por lo que las fotos no reflejan las espléndidas panorámicas que tendríamos desde la cumbre, es una lástima, tendremos que volver de nuevo :)


El cordal hacia el Este, por ahí descenderemos.


Hacia el Sur, debería verse Sierra Nevada... pero hoy no.


Por ahí hemos venido.


Abusando de zoom, el Castellón de los Mirabeles, con su forma característica.


Ahora el Barranco Maguillo.


Tras más de una hora en la cumbre descansando y reponiendo fuerzas, iniciamos el descenso siguiendo el cordal hacia el Este, en dirección a la Cima Este y al Collado de Las Víboras.

Vista atrás unos metros más abajo, todavía se vé el vértice geodésico.
SAGRA_52

Continuando por el cordal, la Cuerda de Guillimona y los Buitres desde este punto.


Descendiendo por el cordal, alcanzamos el collado existente entre La Sagra y la Cima Este, que constituye la salida del famoso Embudo de la Cara Norte, vía muy concurrida en invierno.

El embudo visto desde la salida del mismo en el collado.


La Cima Este de La Sagra se sitúa unos metros por encima de nuestras cabezas, muy cerca del collado, pero Mane no quiere entretenerse más de lo necesario por lo que continuamos el descenso... otra vez será...

Unos metros más abajo, los metros finales del Embudo.



Continuamos descendiendo hacia los desplomes del espolón rocoso que conforma la Cima Este y que marca el límite del embudo.

El Collado de Las Víboras unos cuantos metros más abajo.


Vista atrás en el descenso, La Sagra y la salida del embudo.


En este punto, los hitos nos conducen hacia la entrada de la famosa pedrera por la que descenderemos hasta la base de la Cara Norte de La Sagra.

La pedrera desde arriba.


Descendemos más fácilmente de lo que habíamos imaginado, clavando los talones puedes frenarte en cada paso, incluso podemos bajar corriendo ayudándonos de los bastones.

Aunque unos van más rápidos que otros.


Llegamos al final de la pedrera sin ningún contratiempo y continuamos descendiendo en busca del sendero que retorna al Collado del Cortijo de Abajo, donde hemos aparcado el coche.

El sol quiere marcharse.


Dentro del bosque, descendemos siguiendo rastros de senda hasta encontrar la pista que desciende hasta el punto de partida.

Por aquí continuaremos hasta el coche.


Con el Castellón de los Mirabeles enfrente.


Y el Embudo de la Cara Norte detrás.


El descenso por el sendero no tiene ninguna complicación por lo que avanzamos rápido, intentando llegar antes de que anochezca al coche.

Último vistazo a La Sagra.


La pedrera por donde hemos descendido.


Y el embudo un poco más cerca.


Continuando por la pista, descendemos lo que nos queda hasta que llegamos al coche.

La Sagra desde el punto de partida.


La carretera nos espera.


Tras hidratarnos bien y recoger todo, nos marchamos para casa, 4 horas de coche por delante con lo que llevamos en el cuerpo.

En el camino de vuelta, La Sagra solitaria nos observa.




Para consultar otras Ascensiones en los Sistemas Béticos, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.
 
 

ALMENARA (1.798 m)

2005/04/24

Ascensión al Techo de la solitaria Sierra de Alcaraz, situada al Norte del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, en la provincia de Albacete.

SITUACIÓN
Sierra de Alcaraz. Sistema Prebético. Sistemas Béticos.


Panorámica de la Almenara desde el Cerro del Judío el día 2004/04/24.



PUNTO DE PARTIDA
P.K. 187 de la carretera comarcal AB-415.

Desde Riópar, continuar por la carretera CM-412 en dirección a Salobre y Reolid. A la altura del P.K. 195, tomar la carretera comarcal AB-415, que va ascendiendo hasta llegar al Collado de las Crucetillas, a partir del cual, va descendiendo ligeramente. En el P.K. 187 de esta carretera, comienza una pista a mano izquierda, donde se puede dejar el coche.

Para llegar a Riópar (Albacete), ver la GUIA REPSOL.


CARTOGRAFÍA
Hoja nº 841-III Riópar 1:25.000. Mapa Topográfico Nacional de España.
Hoja nº 23-33 (841) 1:50.000. Servicio Geográfico del Ejército.


MAPA


RESUMEN
DESNIVEL: 500 metros (+/-)
DISTANCIA TOTAL: 18 km.
TIEMPO TOTAL: 05:30 horas.
DIFICULTAD: Fácil (F).
Ascensión por pista y por sendero en todo momento.

MATERIAL: Nada reseñable.

ASCENSIÓN
Tras adelantar a un numeroso grupo de ciclistas que ascienden el Collado o Puerto de las Crucetillas, alcanzamos el citado puerto y después de varias revueltas en el descenso, llegamos al P.K. 187 de la carretera, punto de partida de la ascensión.

Aparcamos el coche al comienzo de la pista aunque, en teoría, se puede ascender por la pista con vehículo, pero nosotros preferimos alargar la ascensión comenzando en este punto... :)

Tras preparar las mochilas, nos ponemos en marcha por la misma, ascendiendo ligeramente en dirección Norte y sin cruzarnos con nadie en ningún momento.

Después de un buen rato de ascenso por la pista, ésta se bifurca y continuamos hacia la izquierda, en dirección Oeste.

Desde donde contemplamos parte del Calar del Mundo.



Mientras seguimos ascendiendo por la pista.


Y unos metros más arriba, observamos la Sierra del Agua...


... formada por el Monte del Gallinero...


... y el propio Pico Gallinero.


Tras la primera revuelta, ya vemos la Almenara.


Con el zoom, observamos el Padroncillo en la distancia...


... un poco más cerca.


Mientras seguimos contemplando la Sierra del Agua.


Almenara frente a nosotros en nuestro ascenso por la pista...


... preciosa cumbre.


Repoblaciones a sus pies.


Aproximándonos cada vez más hacia ella.


Portillo de los Perros en la Cresta a la Almenarilla.


Tras recorrer los últimos metros por la pista, llegamos al collado situado a los pies de la Almenara, entre ésta y la llamada Cuerda Larga, que se extiende hacia el Este.

Donde encontramos esta indicación...



... a los pies de la Almenara.


Desde este punto, abandonamos la pista y nos encaminamos por el sendero que asciende en fuerte pendiente en dirección a la cima de la Almenara, de la que nos separan 150 metros de desnivel.

El sendero nos conduce por la Cara Este de la Almenara, en dirección a la cresta, por encima del Collado del Portillo de la Buitrera.


Desde donde ya vemos el Cordal de la Almenara.


Numerosas pistas forestales.


Mejor no tener un traspié aquí.


La pista que comienza en el Puerto del Barrancazo por donde ascendimos al Cerro del Judío.


Luchando contra el viento... :)


Los pinos crecen en cualquier lugar.


Desde aquí, ascendemos los últimos metros que nos separan de la cumbre, evitando acercarnos demasiado a la cresta debido al molesto viento.

Cima de la Almenara (1.798 m).


A pesar del viento, decidimos parar a comer en la cima, resguardados junto al vértice geodésico, mientras disfrutamos de las vistas en todas las direcciones.

Cordal de la Almenara hacia el NE.


Terreno vertical.


La Cuerda Larga y la Sierra del Agua.


A resguardo del viento junto al vértice geodésico.


Pico Argel y CALAR DEL MUNDO, donde estuvimos en el mes de enero de este año.


Valle de Riópar con el Padroncillo en primer plano y el Calar de la Sima al fondo.


La Cresta hasta la Almenarilla y el Macizo de La Sarga y El Padrón.


Ahora en panorámica.


Las estribaciones de la Sierra de Alcaraz hacia el Norte.


Plagada de frondosas desnudas a pesar de estar en primavera.


Tras más de 01:00 hora en la cima, decidimos emprender el descenso hacia la pista por la que hemos ascendido hace un rato.

Último vistazo al Cordal de la Almenara.



Nos despedimos de la cima.


Descendemos por el sendero hasta que llegamos al collado, donde retomamos la pista y reiniciamos el camino de vuelta al coche.

Todavía contemplamos el Calar del Mundo desde aquí.



Calar de la Sima en la distancia.


De vuelta por la pista, al llegar a la bifurcación, decidimos continuar de frente y acercarnos hasta el llamado Tejo Viejo, un árbol singular que se sitúa muy cerca de aquí.

Después de avanzar unos metros por la pista, nos desviamos de la misma siguiendo un sendero hacia la izquierda, junto a una "fuente" y que asciende ligeramente a través del bosque en dirección NE.

El sendero gira ahora hacia el Oeste, bordeando la Cuerda Larga que hemos visto desde la cima de la Almenara y tras avanzar por su vertiente Norte, se desdibuja por completo.

Fuera ya del sendero, decidimos darnos la vuelta y volver sobre nuestros pasos en busca del famoso Tejo Viejo, antes de que se nos haga más tarde.

Sin rastro del Tejo Viejo.



Miremos donde miremos.


Sin encontrar el Tejo Viejo, retrocedemos por el sendero y en unos pocos minutos, alcanzamos la pista junto a la "fuente", que retomamos en dirección al coche.

Al llegar a la bifurcación, continuamos por la pista de la izquierda, deshaciendo el camino de esta mañana siempre en ligero descenso.

Sin más contratiempos, salvo el fiasco del Tejo Viejo "desaparecido", llegamos al coche y desde aquí nos marchamos para casa.



Para consultar otras Ascensiones en la Sierra de Alcaraz o en los Sistemas Béticos, pinchad en este enlace: INDICE DE ASCENSIONES POR SISTEMAS.